Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros

Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros

Por: Abril Palomino -

La historia de las guerreras samuráis ha sido eclipsada por el mundo de hombres en el que le tocó vivir. Poco se sabe de las valientes guerreras que defendieron valiente y honorablemente su patria y familia.

Los samuráis suelen ser asociados con hombres hábiles, varoniles y educados, grandes estrategas capaces de matar con un solo movimiento de katana, su particular espada. Estos personajes fueron parte de la élite de Japón durante varios siglos, hasta 1869, cuando desaparecieron después de la Guerra Boshin.

Un año antes de la desaparición samurái, en la Batalla de Aizu, murió Nakano Takeko, la última samurái. Durante el enfrentamiento, Nakano lideró un pequeño grupo de veinte mujeres guerreras, conocidas como onna bugeisha, el grupo aguerrido de mujeres impresionó al ejército imperial japonés por su destreza y valor.

Relacionadodatos-curiosos-y-mitos-de-los-samurais11 datos curiosos de los samuráis que no conocías

Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros 1Foto: Wikimedia Commons

Onna bugeisha

Onna bugeisha significa “experta en artes marciales”, estas mujeres pertenecían directamente a la clase samurái, específicamente a la llamada clase bushi y su función era proteger la casa y a sus habitantes de ladrones o enemigos en tiempos de guerra, cuando no estaban el hombre. Para poder cumplir con esta labor, las mujeres escogidas recibían un entrenamiento intensivo para poder usar diferentes armas y diversas técnicas de lucha. El arma por excelencia de estas guerreras samuráis era la naginata, un asta terminada en una gran hoja curva. Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros 2Foto: Wikimedia CommonsComo cualquier guerrero samurái, en caso de derrota o deshonra las onna bugeishpracticaban una variación del ritual conocido como seppuku o harakiri, llamado jigail, la mujer se arrodillaba y ataba las piernas para conservar una posición decente y honorable para después cortar la arteria carótida con una daga especial.

Relacionadofotografias-historicas-de-los-ultimos-guerreros-samuraiFotografías históricas de los últimos guerreros samurái

Nakano Takeko

De este grupo de mujeres destacó Nakano Takeko, quien nació en 1847 y fue adiestrada en el combate y en las artes por el maestro samurái Akaoka Daisuke desde temprana edad. A los dieciséis años Nakano era una maestra en el combate en la escuela de Daisuke y preparándose para los enfrentamientos que se avecinaban. 

Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros 3Foto: Wikimedia CommonsLa guerra estalló en el año 1868, el ejército imperial con armas de fuego modernas y entrenado bajo la supervisión de oficiales occidentales arrincono a los samuráis hasta que sólo quedó la región de Aizu, donde se encontraba Nakano Takeko y su hermana, Yuko

Relacionadotamoe-gozen-mujer-samuraiTomoe Gozen: la mujer samurái que mostró el absurdo machismo de Occidente

Los samuráis contaban con un ejército de entre tres y cinco mil guerreros, armados con espadas y flechas, una resistencia muy débil en comparación con el poder del ejército imperial que se acercaba, compuesto por unos quince mil guerreros. Nakano reunió un grupo de veinte onna bugeisha armadas con naginatas y espadas, se ofrecieron al comandante de las fuerzas rebeldes.Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros 4Foto: Wikimedia CommonsAl principio había orden de capturar con vida a las mujeres, esto ayudó a que las onna bugeisha llegaran a las filas enemigas, donde pudieron luchar con sus armas y generaron bajas contundentes para sus enemigos quienes nunca pensaron que las mujeres pudieran atacar con semejante violencia. Este ataque dio esperanzas a los samuráis, pero se desvanecieron al enterarse del disparo que recibió Nakano en el pecho; la samurái, en un último acto de orgullo y honor, decidió quitarse la vida antes que morir a manos enemigas. Pidió a su hermana que la asistiera y ésta, obedeciendo su última voluntad, la decapitó. La cabeza de Nakano fue enterrada en el templo Hokagi.

Relacionadohistoria-del-cangrejo-samuraiLa historia de los guerreros samuráis que se convirtieron en cangrejos

Con la derrota de Aizu en 1869, el shogunato perdió todo su poder y los privilegios de los samuráis se abolieron, poco a poco la casta guerrera que había gobernado Japón durante siglos terminó por desaparecer. Todos los años, durante la festividad de la batalla de Aizu, es una tradición que las jóvenes niponas vistan como las antiguas onna bugeisha y rinden un orgulloso homenaje a Nakano Takeko.Las sanguinarias guerreras samuráis que no aparecen en los libros 5Foto: Wikimedia CommonsEn portada: Wikimedia Commons

También te puede interesar:
El samurái negro que conquistó Japón y la historia olvidó por completo
4 libros para aprender filosofía japonesa
Por qué tener tatuajes en Japón es sinónimo de mala educación

Referencias: