INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que 1968 fue uno de los años más importantes para las luchas sociales

14 de agosto de 2018

Yazz Crz

México, Francia, Vietnam, Estados Unidos, Checoslovaquia: las manifestaciones de 1968 marcaron un antes y un después en el mundo.



El año de 1968 fue una época que marcó un antes y un después en la historia de varios países, como México, Francia, Vietnam, Estados Unidos o Checoslovaquia. Este año, por desgracia, es recordado por los ríos de sangre, dictaduras y guerras, más que por los avances tecnológicos, como lo fueron las redes de internet y el viaje a la Luna —que también surgieron en este mismo año. Sin más preámbulo, a continuación te compartimos las 5 manifestaciones de 1968 que marcaron la historia de las luchas sociales.



1. Mayo francés del 68



(Foto: Jacques Marie)


Era la primavera del 68 cuando París fue cede de uno de los acontecimientos que marcaron la historia contemporanea de Francia. El ‘’Mayo francés’’ fue caracterizado por una sucesión de huelgas y protestas espontáneas, protestas que pariteron de los movimientos estudiantiles y que contagiaron a los sindicatos obreros generando una protesta jamás vista. El 3 de mayo los estudiantes de la Universidad de Nanterre se trasladaron a la Sorbona, lugar donde no tardó en llegar el cuerpo policial para detener a 600 personas y levantar barricadas. Sin embargo, dos semanas después, como consecuencia de la crisis de empleo y el crecimiento de pobreza, los obreros se unieron a la huelga general que fue convocada por los sindicatos de izquierda. Francia fue detenida, el servicio de transporte fue paralizado —trenes, aviones y autos—, las fabricas no seguian en funcionamientos, medios de comunicación como la radio y la televisión dieron seguimiento a la huelga, e incluso el Festival de Cannes de cine también se interrumpió temporalmente. 


La huelga crecía en medio de una crisis social y política en menos de un mes con una apasionada fuerza, y en pocas semanas el Estado parecía disolverse. Los jóvenes fueron quienes hicieron escuchar a los adultos, les dejaron claro que ellos lucharían contra la desigualdad, la nulas oportunidades de empleo, la opresión y corrupción. Ante tal magnitud de la revuelta, el mandatario De Gaulle renunció a su gobierno después de un año. 



2. Primavera de Praga





En los años de los 60, Europa del Este estaba bajo el dominio de la Unión Soviética. El contexto no era alentador, la libertad de expresión era una utopía, pero todo cambió —por lo menos en Checoslovaquia— en enero de este mismo año, cuando Alexander Dubcek llegó al poder de dicho país. La Primavera de Praga llegó junto con Dubcek; las ideas reformistas que él tenía eran precisas: la libertad debe desalojar a la censura que imponía el régimen soviético. Todo esto en una frase clave: socialismo con rostro humano. Luego de que él dejara muy claro sus ideales, los medios de comunicación comenzaron a dar opiniones políticas, un acontecimiento que marcó por siempre a Checolosvaquia. La libertad de expresión nacía en la nación.


Desde luego la Unión Soviética no estaba de acuerdo con las reformas de Dubcek; y no sólo ellos, también el bloque comunista de la Guerra Fría. La noche del 20 de agosto este descontento respondió con una invasión de más de 200 mil soldados y 2 mil 300 tanques a Checolosvaquia, dándole fin a la Primavera de Praga que llevaba escasos 8 meses. La invasión fue inevitable, en un solo día ya tenían controlada a la nación. Sin embargo, los ideales de Dubcek no murieron e incitó a la población a no desistir. La invasión tuvo como consecuencia numerosas migraciones que terminaron hasta 1970. Dubcek fue expulsado del Partido Comunista y tuvo que cumplir con trabajos forzados como guarda forestal. Sin embargo, cuando el comunismo fue derrocado, Dubcek fue nombrado presidente de la Asamblea Federal, donde ejerció hasta 1992. Este acontecimiento le dio una gran lección a todo el mundo. La libertad de expresión es un derecho y es responsabilidad de los mandatarios defenderla.



3. Masacre de My Lai





Durante la Guerra de Vietnam, una de las guerras más largas y sangrientas de la historia, el segundo Teniente William Laws Calley y su escuadrón tomaron la zona de My Lai que se encuentra al noroeste de Vietnam, para "aniquilar" a los combatientes del Viet Cong —frente guerrillero en contra de Vietnam del Sur. El 16 de marzo de 1968 fue la fecha en la que Estados Unidos había alardeado sobre su victoria y el sentido heroico de la Guerra. Sin embargo, el reportero Seymour Hersh no dudó en desenmascararlos al publicar la verdad de los hechos. La Matanza de My Lai.


El reportero señaló que muchos pobladores fueron reunidos en pequeños grupos para dispararles; otros fueron arrojados a las zanjas para ser baleados. Muchos otros recibieron disparos al azar. La masacre no tuvo distinción, pues niños y ancianos también se encontraron en la cifra registrada de asesinados. No conformes con ello, los soldados también violaron a niñas y mujeres que después fueron asesinadas. También acudieron a la tortura de muchos otros. La división en el país norteamericano ahora era más marcada, quienes estaban en contra de la guerra proclamaron de esta forma que su país no estaba actuando de forma heroica, sino que era un asesino mentiroso. Por su puesto que el ejército estadounidense tuvo que trabajar mucho para volver a recuperar la confianza de la opinión pública. Hoy en día este suceso histórico, por desgracia, ha quedado casi en el olvido.



4. El golpe militar en Perú





El gobierno de Fernando Belaunde era repudiado por la mayoría de la población peruana por sus intereses en los capitales extranjeros que iban en contra de los nacionales. En pocas palabras, le había dado la espalda al país para permitir la expropiación del petróleo con la International Petroleum Company. La devaluación monetaria en 1967, las denuncias de contrabando contra altos funcionarios, el uso del petróleo y la inestabilidad política fueron las razones por las que Juan Velasco Alvarado dio un golpe de Estado el 3 de octubre de 1968. El grupo denominado Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada tomó Perú a base de tanques y cuerpos de soldados, lo que llevó a la expulsión de Baulende.


Lo que parecía ser un nuevo gobierno revolucionario en pro de los derechos de la población peruana, una supuesta luz de justicia, terminó dejando atrás la democracia para empezar una nueva etapa de dictadura, al establecer las bases de un nuevo sistema de dominación policial militar. Lo cierto es que aunque logró expropiar el petróleo peruano, entabló relaciones militares y comerciales con la URSS, la población peruana no estaba del todo contenta, pues los medios de comunicación fueron sometidos a una Ley de Telecomunicaciones que impidió que expusieran su opinión con respecto a la dictadura de Juan Velasco.



5. La masacre de Tlatelolco





Tras un año de múltiples manifestaciones pacíficas y la toma militar de Ciudad Universitaria en el mes de septiembre, estudiantes y maestros seguían en pie de lucha por la autonomía universitaria, la libertad de presos políticos, y también exponían su repudio contra el autoritarismo del gobierno de Ordaz. El movimiento —tal como el de Mayo Francés— comenzó con la movilización de estudiantes de la UNAM, del Instituto Politécnico Nacional y otras entidades educativas del entonces Distrito Federal. A esta movilización se le unieron maestros y sindicatos. El Consejo Nacional de Huelga había convocado un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, mejor conocida como Tlatelolco. Sin embargo, alrededor de la 6 de la tarde todo comenzaba a tornarse inquietante, un helicóptero volaba sobre la multitud reunida. Después, con una bengala se comenzó el ataque. Tanques, carros blindados, policías del Batallón Olimpia y soldados comenzaron a disparar sin importar si había niños en el lugar.


Los manifestantes comenzaron a correr hacia los edificios, pero fue inútil, estaban rodeados. La noche llegó y la tortura aún no terminaba, con miles de personas de todas las edades tiradas en el suelo, los policías y soldados comenzaron cateos y detenciones ilegales de manifestantes. A muchos los llevaron al Campo Militar Número Uno. Hasta el día de hoy, no se sabe cuál fue el paradero de muchos. Ante todo esto, Díaz Ordaz dijo que el año del que se sentía más orgulloso de su sexenio fue el de 1968. Por desgracia, fue nombrado embajador de México en España en 1977.


La sangre derramada, la lucha por los ideales a favor de los estudiantes, obreros y civiles han dejado un legado muy importante a nivel mundial. Sin embargo, hoy en día las memorias de estos hechos parecen no ser suficiente para concientizar a quienes se burlan de los asesinados y desaparecidos.


**


Si quieres saber más sobre los movimientos estudiantiles en México en 1968 y la brutal represión que sufrieron, te invitamos a conocer las fotos ocultas del Batallón Olimpia, o las imágenes inéditas del 2 de octubre.



TAGS: Historia mundial manifestación crowdsourcing
REFERENCIAS: https://www.elsoldemexico.com.mx/mundo/1968-50-anos-de-las-revoluciones-por-un-cambio-mundial-544365.html

Yazz Crz


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Es niña o niño? Te damos las mejores opciones para nombres para bebé 8 ejercicios para aliviar los molestos dolores menstruales 5 formas para convertirte en un hacker Soundtrack de Malacopa: 9 canciones para perder la cabeza Huawei Nova 3, el nuevo smartphone con cuatro cámaras de inteligencia artificial La teoría de los dos amores: cómo las personas justifican su infidelidad

  TE RECOMENDAMOS