La leyenda del cuarto rey mago que no conocías

La leyenda del cuarto rey mago que no conocías

Por: Beatriz Esquivel -

Conoce la leyenda de Artabán, el cuarto rey mago que nunca llegó a su destino y fue olvidado por la historia.

Cuando se trata del Día de Reyes y la llegada de los Reyes Magos, usualmente se piensan en dos cosas: los regalos que decenas de niños esperan en la mañana del 6 de enero, así como la historia bíblica que relata la llegada de los magos a Belén y los regalos que estos le dan al niño Jesús.

Relacionadoque-significan-los-regalos-de-los-reyes-magos-a-jesus¿Oro, mirra, e incienso? Esto es lo que representa la ofrenda de los Reyes Magos a Jesús

El relato bíblico de la llegad de Melchor, Gaspar y Baltasar en realidad es poco detallado sobre la identidad de los Reyes Magos… en incluso no son nombrados como reyes. El pasaje de la entrega de los regalos se encuentra en el Evangelio según San Mateo 2:1-12: 

«Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.

Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

Y tú, Belén, de la tierra de Judá,

No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

Porque de ti saldrá un guiador,

Que apacentará[a] a mi pueblo Israel.

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;

y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino». 

Relacionadodia-de-reyes-cuando-y-porque-dan-regalos-a-ninosLas razones por las que nos traen regalos los Reyes Magos

Entonces… ¿de dónde se originaron sus nombres y su nombramiento como reyes?

El origen de los nombres de los Tres Reyes Magos aparentemente proviene de los evangelios apócrifos, como el de la Infancia de Tomás, sin embargo, más allá de este evangelio y la designación de los magos como reyes, existe otra leyenda que data de muchos siglos después (alrededor del siglo XIX) que involucra a un cuarto mago: Artabán.  La leyenda del cuarto rey mago que no conocías 1Foto: Unsplash

La leyenda de Artabán

Cuenta la leyenda que el cuarto rey mago residió en el monte Ushita hacia el año 4 a.C. y que tenía un don para descifrar los oráculos de Zoroastro, él fue contactado por los emisarios de Melchor, Gaspar y Baltasar, quienes le avisaban de la estrella de Belén que anunciaba el nacimiento del que sería el rey de reyes. Según la versión de la leyenda, Artabán eligió una bolsa de perlas como obsequio para Jesús, aunque otras como la de Juan Manuel de Prada mencionan que eligió: 

«un diamante de Méroe, que repele los golpes del hierro y neutraliza los venenos; un jaspe de Chipre, que estimula el don de la oratoria; y un rubí de las Sirtes, cuyo fulgor disipa las tinieblas del espíritu».

Relacionadojesus-cristo-apolonio-de-tiana-similitudes-confusionLa teoría que asegura que Jesucristo era un filósofo griego y tenía otro nombre

Artabán se ve obligado a viajar solo a través del desierto, con la estrella de Belén como su única guía, sin embargo, en su viaje se encuentra con distintas situaciones que lo hacen despojarse de la ofrenda para el niño Dios. La primera la entrega después de encontrarse con un viajero herido que ha sido despojado de sus bienes, posteriormente también intenta salvar la vida de un pequeño que sería asesinado bajo las órdenes de Herodes, sin embargo, al intentar intercambiar una de sus joyas por la vida del pequeño, Artabán es encarcelado, por lo que nunca logra llegar al pesebre y ofrendar sus perlas a Jesús. 

La leyenda del cuarto rey mago que no conocías 2La pasión de Cristo (2004) / Foto: La Vanguardia

La historia cuenta que años después, Artabán, viejo, herido y enfermo es liberado, coincidiendo con la crucifixión de Jesucristo y es en tal momento cuando él entrega la tercera de las joyas que pretendía darle a Jesús. Con su última joya él compra la libertad de una mujer que estaba siendo subastada, justo antes de encontrarse con la muerte y una vida en el paraíso. Si bien Artabán no consiguió llegar al pesebre de Jesucristo y ofrendar sus perlas, él ayudó a los hombres que lo necesitaban. 

Relacionadoel-nino-dios-gigante-de-zoquite-de-los-memesEl temible niño Dios gigante que puso en el mapa a una comunidad mexicana

Otra de las versiones, en específico la de Henry Van Dyke, publicada a mediados del siglo XIX ha inspirado otro tipo de teorías como la de Mark Kidger, un especialista del Centro Europeo de Astronomía Espacial. Él explica que en dicha versión Artabán se pierde debido a que la posición de la Luna en conjunción con la estrella, le impidió observarla, perdiendo así su rumbo y su oportunidad de dejarle su ofrenda al niño Dios. La leyenda del cuarto rey mago que no conocías 3

Sea cierto o no, la imagen de los Tres Reyes Magos se ha extendido a través de las tradiciones religiosas, del mismo modo, incluso han sido representados en el cielo; por ejemplo, es común escuchar que las tres estrellas que conforman el cinturón de la constelación de Orión son llamadas “los Tres Reyes Magos”. Por otro lado, a pesar del olvido, la historia de Artabán responde a ciertos ideales que considerando la moral religiosa se compaginan a la perfección, como la benevolencia y la caridad. 

Te podría interesar: 

8 hechos científicos que aparecen en la Biblia

Pasajes de la Biblia que demuestran que Dios no es tan bueno como pensábamos

La historia detrás del niño Dios oculto en la rosca de Reyes