Lina Medina, la madre más joven de la historia
Historia

Lina Medina, la madre más joven de la historia

Avatar of Daniel Quinones

Por: Daniel Quinones

19 de mayo, 2014

Historia Lina Medina, la madre más joven de la historia
Avatar of Daniel Quinones

Por: Daniel Quinones

19 de mayo, 2014

Lina Medina es la madre más joven confirmada en la historia: con 5 años, 7 meses y 21 días de edad se convirtió en mamá. Actualmente tiene 80 años.

Su padre, Tiburcio Medina, notó que Lina —una de sus nueve hijos— tenía el vientre abultado, y ante las supersticiones de sus vecinos quienes señalaban llevaba en las entrañas una criatura animal, en abril de 1939 la llevó con los chamanes de la aldea sólo para creer que se trataba de un tumor.

lina medina

En la ciudad de Pisco, el Dr. Gerardo Lozada la atendió, y junto a otros especialistas diagnosticaron que Lina estaba embarazada. Había concebido su hijo a los cuatro años, y sólo dos antes había comenzado a menstruar. Al parecer, Lina sufría de un extraño caso de pubertad precoz, periodo en el que las características sexuales y físicas de una persona suceden antes del tiempo determinado. Lina había desarrollado ciclos menstruales desde su nacimiento y sus caracteres sexuales, como pechos y caderas, se manifestaron con prontitud. Un mes después, el 14 de mayo de 1939, Lina—de cinco años— dio a luz a un niño mediante una cesárea; el niño fue nombrado como Gerardo, en honor a su médico.

peru


Los abuelos rechazaron una oferta de viajar para presentarse en la Feria Mundial de Nueva York, pero aceptaron otra de un empresario estadounidense para que madre e hijo se convirtieran en objeto de investigación por parte de la Unión Americana. Pese a esto, el gobierno creó una comisión de protección para Lina y su hijo por considerar que estaban vulnerables frente al escrutinio público. Gerardo murió a los 40 años de un extraño mal.

El padre de Lina estuvo preso sospechoso de violación. Cuando fue liberado, las sospechas recayeron sobre uno de los hermanos de Lina, retrasado mental. En Perú, en el pueblo de Antacancha, los pobladores creen que Gerardo fue hijo del dios Sol. No se sabe quién fue el padre, y debido a esto en el país se creyó a Lina una especie de Virgen.

Siendo ya una mujer adulta, Lina se casó con un hombre llamado Raúl Jurado, con quien tuvo otro hijo. Ahora, Lina vive 
en un pueblo joven de Lima llamado Chicago Chico.



Referencias: