LSD como inspiración de grandes artistas

lunes, 17 de agosto de 2015 13:26

|@MarianaTiquet


No es un mito cuando se dice que las drogas han servido de inspiración para grandes artistas. A lo largo de la historia, hemos visto cómo muchos músicos, escritores o cineastas han afirmado haber estado bajo los efectos de ciertas sustancias al momento de componer o realizar obras por las que hoy son mundialmente reconocidos. Desde la marihuana que ha ayudado a relajarlos para inspirarse, hasta ácidos que los han transportado por innumerables viajes en los que los sentidos se agudizan, las drogas son vistas como sustancias que abren la mente. Sustancias prohibidas y polémicas, que dejan ver más allá y que nos sacan del mundo como lo conocemos para ver con otros ojos, escuchar con otros oídos y percibir el mundo como nunca habíamos podido.

Desde que el químico suizo Albert Hofmann descubrió los efectos del LSD en 1943, luego de haber sintetizado la sustancia, las dudas alrededor de la droga han sido incontables. Usado en un inicio con fines médicos y en pacientes esquizofrénicos o en terapia psicoanalista, el LSD se convirtió para muchos en una oportunidad, una droga que ofrecía innumerables posibilidades nunca antes conocidas.

 

Luego de ver los efectos del LSD, Hofmann la definió como una sustancia que permitía ver las cosas transformadas; era una experiencia distinta de nuestra existencia. Los sentidos cambian cuando se está bajo los efectos de ésta, y de repente estás consciente de lo que te rodea como lo son las texturas. Eres libre. Libre como nunca habías podido serlo y siempre habías soñado.

La sensación fue tan única que muchos grandes personajes como el escritor Aldous Huxley promovieron su uso. De acuerdo con muchos, consumir la sustancia es como volver a nacer. Ves con los ojos de un recién nacido; ojos nuevos que te permiten ver lo que antes no había llamado tu atención. Entonces, te das cuenta que el mundo es otro.


Te puede interesar: Los genios y sus drogas


A finales de la década de los cincuenta, el uso del LSD se había expandido y sus efectos psicodélicos eran conocidos por muchos. Rápidamente, llamó la atención de artistas que vieron en la sustancia una ventaja para tener nuevas experiencias sobre la vida y sobre lo que los rodeaba. Para los sesenta, la sustancia se popularizó como parte de la contracultura que se vivía durante la década.

En estos años surgió un grupo colectivo de artistas, cineastas, ingenieros y poetas que utilizaron el ácido como inspiración para la creación de obras que se expusieron a lo largo y ancho de Estados Unidos. Como abreviación de “The Us Company” o “the Company of Us” surgió este colectivo llamado USCO. “Tratamos de vaporizar la mente, dijo uno de los artistas psicodélicos, “al bombardear los sentidos [1]”.


En la música podemos encontrar numerosos integrantes de bandas que se caracterizaron por la experimentación psicodélica. Un ejemplo de ello es la banda de rock Pink Floyd. El músico Syd Barrett, fundador e integrante de la banda que se caracterizó en sus inicios por los sonidos psicodélicos, propios del rock psicodélico, fue un consumidor de LSD. Durante un verano Barrett consumió por primera vez LSD junto a su amigo Dave Gale,  Ian Moore y Storm Thorgerson. Desde entonces el músico utilizó la droga como experimentación. Fue durante estos años que escribió más canciones, entre ellas “Bike”, del álbum debut
The Piper at the Gates of Dawn de 1967.



La banda The Beatles fue también conocida por utilizar drogas para explorar nuevos mundos y para componer piezas musicales como Revolver (1966) y Sgt. Pepper's Lonely Heart Club Band (1967). Pero, el primer contacto que tuvo la banda con la sustancia fue en 1965 cuando el dentista de George Harrison, John Rilley, les dio a probar la droga. Junto a Peter Fonda e integrantes de la banda The Byrds en Los Ángeles, el verano de 1965 se convirtió en toda una experiencia para la banda de Liverpool. Durante esos años, las canciones compuestas por los músicos fueron inspiradas en los viajes y alucinaciones del ácido.





En el arte podemos encontrar artistas como Alex Grey que han plasmado las visiones a través de la pintura. Grey es probablemente el máximo exponente del arte psicodélico que se tiene al día de hoy. El artista ha experimentado con sustancias psicodélicas, mismas que lo han llevado a conocer más sobre su entorno y a ver con otros ojos el mundo que lo rodea.

Alex Grey Oversoul

Me sentía un poco mareado y empecé a tener mi primera experiencia psicodélica. Mi visión durante toda la experiencia estuvo enfocada en una imagen, un túnel espiral, helicoidal, que iba de la oscuridad hacia la luz. Tenía un color vivo de madreperla, opalescente en el mejor sentido enteogénico. Todo mi trabajo ese año había sido de polaridades, y mi conciencia ‘estaba en la oscuridad yendo hacia la luz’ en este túnel. Se sentía como el símbolo universal de la interconexión de los opuestos. Sin entender o saber nada de misticismo, este era mi propio despertar espiritual hecho en casa, un canal de renacimiento espiritual. Muy positivo, unificador. Al día siguiente le hablé a una amiga que había compartido la botella (con LSD) para preguntarle ‘cómo fue para ti’. Ella dijo que había estado increíble, aunque ya había viajado muchas veces. Le pregunté si nos podíamos juntar esa noche. Nos juntamos y hemos estado juntos desde entonces”. Así fue como Alex Grey conoció a su esposa Allyson.


El escritor y uno de los principales exponentes de la Generación beat William S. Burroughs, fue conocido por romper con lo establecido y por rechazar los valores tradicionales. El uso de drogas y la libertad sexual fueron características que lo acompañaron durante su vida. Burroughs experimentó con todas las drogas posibles, entre ellas la heroína, el opio y el LSD. De todas las drogas alucinógenas que probó, Burroughs dijo que el LSD fue la que le dio mayor conciencia.

William Burroughs

Otro de los escritores que desarrolló grandes obras y conocido por el consumo del LSD fue el inglés Aldous Huxley. Autor de Un Mundo Feliz, Huxley fue uno de los iniciadores de la psicodelia. Experimentó con mezcalina y LSD, drogas que influyeron en él para escribir libros como The Perennial Philosophy (1945) y The Doors of Perception (1954). Además, de experimentar con las drogas, Huxley propició su uso, por lo que realizó sesiones en las que daba dosis para que la gente pudiera experimentar con el ácido. Tan importante fue el LSD en su vida, que incluso lo acompañó hasta el final de sus días para acercarlo a la muerte a petición del escritor.

Mientras uno está bajo el influjo de la droga, uno tiene un entendimiento penetrante de la gente a su alrededor, así como de la propia vida. Mucha gente tiene tremendos recuerdos de material enterrado. Un proceso que podría tomar seis años de psicoanálisis ocurre en una hora ¡y es considerablemente más barato! Y la experiencia puede ser muy liberadora y reveladora en otras formas. Muestra que el mundo en el cual uno vive habitualmente es meramente una creación de este ser convencional y cerradamente condicionado que uno es, y que hay muchos otros tipos de mundos allá afuera. Es una cosa muy saludable darse cuenta de que el universo más bien soso en el que la mayoría de nosotros pasamos la mayor parte del tiempo no es el único universo que existe. Pienso que es saludable que la gente pueda tener esta experiencia”.

Aldous Huxley smoking, circa 1946

Si bien es cierto que el LSD fue parte importante de su vida, el escritor también dijo que no todas las personas responden de la misma manera a la droga. Es decir, algunos pueden encontrar inspiración bajo los efectos del ácido lisérgico, pero hay otros que puede que nunca lo hagan, menos si están obsesionados con encontrar la creatividad bajo los efectos de éste.

A pesar de que no se ha encontrado que la sustancia genere adicción, a diferencia de otras drogas, fue declarada como ilegal en 1967. Sin embargo, las investigaciones no se dejaron de lado, pues la sustancia intrigó desde el inicio a científicos. Desde su descubrimiento, químicos, médicos y científicos estuvieron seguros que se trataba de una droga que podía traerle algo nuevo al mundo, y claro que lo hizo.


***

Referencias:


[1] Time

El País

The Paris Review







TAGS: Drogas
REFERENCIAS:
@MarianaTiquet

@MarianaTiquet


  COMENTARIOS