La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda

La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda

Por: Diana Garrido -


Cuando apenas era una niña, Marilyn Monroe visitaba seguido a su mamá en los estudios de la RKO, donde trabajaba. Una ocasión, mientras la chica paseaba por uno de los pasillos, escuchó el alboroto de periodistas y trabajadores por igual. Intrigada, corrió a ver qué ocurría para descubrir que la persona que estaba generaba ese revuelo era una actriz mexicana de belleza incomparable, cabello negro y estilizada figura que acababa de arribar con un traje de moda impecable, tacones y labios rojo carmesí. Su nombre era Lupe Vélez.


Monroe quedó prendada de ella con sólo verla una vez. Su elegancia le causó tanto impacto a la niña que conforme crecía, iba tomando la figura de Vélez como inspiración para crear su propia imagen. «Me prometí que me vería igual a ella, me fascinó su carácter y belleza física». Finalmente, Monroe cumplió con su promesa, ya que comenzó a llevar el cabello como ella, sus facciones eran muy similares y ambas fueron divas de Hollywood; industria que las atrapó en una red de la cual sólo salieron victoriosas causando su propia muerte.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 1


En 1906, San Luis Potosí vio nacer a una pequeña que apenas aprendió a caminar se colocó los tacones y se montó en un escenario; lo cual le fue de gran ayuda para su situación económica, ya que a la muerte de su padre, tuvo que buscar trabajo para ayudar a la familia. Luego de haber participado en una exitosa obra en México aún siendo adolescente, Lupe fue convencida de ir a Hollywood a probar suerte. Insegura y con temor de lo que pudiera ocurrirle, en especial por no haber estudiado formalmente actuación y baile, se aventuró. Ésta fue quizá, la peor decisión que pudo tomar en su vida.


Una vez asentada en Estados Unidos comenzó a asistir a fiestas organizadas en Hollywood en las que se daban cita productores, actores y músicos que poco a poco comenzaron a reconocer su rostro, el cual poseía una belleza un tanto exótica, así como una personalidad muy característica que le permitía hacer amigos por dondequiera que pasaba. Una de las personas que recordó su rostro por mucho tiempo fue el empresario Florenz Ziegfeld, quien le ofreció una oportunidad para trabajar en el cine, debutando en un corto con Stan Laurel y Oliver Hardy. Cuando éste salió a la luz, el mundo se arrodilló ante ella. Fue entonces que los directores se peleaban por tener a la bella joven de cabellera negra y ojos hipnóticos en sus producciones, puesto que no sólo era atractiva, también talentosa. En aquella época conoció a Gary Cooper. Su imagen y talento eran mucho más sobresalientes que cualquier rumor.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 2


Así, con la transición del cine mudo al sonoro, los productores temían por Lupe y su acento, ya que no pronunciaba del todo bien y trataba de hablar español en medida de lo posible. Sin embargo, Vélez sorprendió a todos cuando en “Oriente y Occidente” de 1930, se desenvolvió con un fluido inglés. Lo mismo ocurrió el día en que fue caracterizada como oriental, otra ocasión como campesina y una más como la dueña de una hacienda. Todas sus interpretaciones eran magníficas y cada vez se ganaba el cariño de más actores, directores, público y productores. Su belleza era única y los hombres de la época lo sabían muy bien. Tan es así que tenía una serie incontable de pretendientes que estaban dispuestos a dar la vida por la diva; sin embargo, ella fue quien la dio por un amor no correspondido.


Vélez derrochaba amor, no podía dárselo sólo un hombre por un tiempo. No tenía reparo en demostrar su afecto a quien ella consideraba atractivo e interesante. Cuando conoció a Charles Chaplin, fue ella quien le lanzó las primeras miradas de amor, ante las cuales el cómico –igualmente enamoradizo– cayó rendido. Sin embargo, bastaron unos días para que ambos decidieran abandonar el naciente romance. Posteriormente conoció a Clark Gable y ocurrió exactamente lo mismo.


Así vivió por un tiempo, cosechando amores de días quizá para no lastimarse y sufrir, hasta que conoció a Gary Cooper con el que mantuvo una relación de tres años bastante tormentosa y apañada por la relación que el actor mantenía con Marlene Dietrich. Lupe no soportó ser cambiada, así que una tarde mientras Cooper abandonaba la ciudad en tren, la mexicana se presentó con una escopeta y sin reparo comenzó a dispararle. Ante la decepción amorosa, Lupe conoció otros hombres con los que mantuvo romances cortos hasta conocer a Johnny Weissmuller, el nadador olímpico y actor famoso por haber sido “Tarzán”. Él la cautivó con su carisma y perseverancia, misma que convenció a Vélez de llegar al altar.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 3


Tras algunos años de peleas, la pareja se separó para dar paso al regreso de Lupe a México donde filmó “La Zandunga” junto a Arturo de Córdova, con quien rápidamente desarrolló afinidad y al poco tiempo, nació un amorío del cual se desprende la agonía que la llevaría a la muerte, después de vivir una de las historias de amor más intensas que se hayan visto jamás. Ambos estaban sumamente enamorados, sus miradas hablaban por sus corazones y no necesitaban de la aprobación de nada ni nadie para vivir su amor.


Sin embargo, Arturo de Córdova no quería que su reputación se viera manchada por un escándalo. Era un hombre de palabra y había jurado amor eterno a Enna Arana. Aún así, Lupe y Arturo mantenían la fiel creencia de que algún día se casarían y formarían un hogar; no obstante, esto nunca ocurrió. Lupe, cansada de no tener el amor al cien por ciento del actor, conoció a un joven austriaco de nombre Harald Ramond, gran amigo de Córdova, con quien mantuvo una relación a escondidas de Córdova. Quizá por despecho o por mera soledad, la musa le pidió matrimonio al joven quien enseguida aceptó. De una u otra forma, Vélez sólo añoraba ser feliz y de pronto, se supo embarazada.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 4


Se dice que todo fue un plan ideado por Arturo de Córdova, quien al enterarse de que el bebé que la actriz esperaba era de él, organizó un matrimonio falso para desentenderse de la supuesta paternidad. Sin pensarlo, una tarde Ramond la abandonó, mientras Arturo de Córdova también lo hacía. Lupe se quedaba sola.


A modo de analgésico, Lupe organizó una gran fiesta “a la mexicana” a la cual invitó a amigos íntimos con quienes pasó una velada agradable, para después montar en su recámara un santuario con velas, flores y música tranquila, lista para recibir a la muerte. Así, tomó 64 pastillas de seconal y esperó pacientemente el momento de decir adiós. Mientras tanto, dejó una nota dedicada a su confidente, su asistente Miss Kitty en la cual se despedía y pedía disculpas por irse del mundo de esa manera. De igual modo había una nota de despedida para Ramond. Cinco horas después, su cuerpo fue hallado en cama.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 5


El 13 de diciembre de 1944, Lupe Vélez de 36 años dejaba el mundo recostada en la cama de su casa en Beverly Hills tan bella como siempre, con el cabello perfectamente acomodado sobre la almohada de seda, su rostro parecía una fotografía y su cuerpo, con apenas cuatro meses de embarazo yacía como si estuviera sumida en un profundo sueño.


Su cuerpo fue transportado a México en donde una gran cantidad de personalidades del cine se dieron cita para decirle adiós a la mexicana que cambiaría la forma de ver a los latinos en Hollywood. Entre los asistentes estuvo Johnny Weismuller quien levantó el féretro con tanta tristeza en los ojos como la propia Lupe Vélez tuvo en los últimos años de su grandiosa vida, misma que emulara Marilyn Monroe, incluso en la forma de dejar el mundo.


La actriz mexicana que triunfó en Hollywood y murió de la forma más absurda 6


Referencias: