Madero, el que inició una revolución
Historia

Madero, el que inició una revolución

Avatar of Gloria

Por: Gloria

14 de noviembre, 2014

Historia Madero, el que inició una revolución
Avatar of Gloria

Por: Gloria

14 de noviembre, 2014

Francisco I. Madero venía de una familia acomodada pero sus intereses políticos y sociales fueron mayores a tal grado de armar una revolución. Conoce su biografía.

Francisco Ignacio Madero nació en la hacienda de El Rosario, Parras de la Fuente, Coahuila, el 30 de octubre de 1873. Hijo de Francisco Madero Hernández y de Mercedes González Treviño. Estudió en el colegio jesuita de San Juan Nepomuceno Saltillo, en 1886 hizo estudios de agricultura en Maryland, Estados Unidos y estudios de peritaje mercantil en la escuela HEC (Hautes Études Commerciales) Jouy-en-Josas, cerca de París, Francia y estudió en el departamento de agricultura en la Universidad de California en Berkeley años más tarde.

VER: Cómo fue el papel de las mujeres en la Revolución Mexicana

Madero, el que inició una revolución 1

En 1893 regresa a Coahuila y se encarga de administrar una de las haciendas de su padre, se casa con Sara Pérez Romero en 1903 y en 1904 funda el partido democrático independiente que se oponía a la reelección del Gobernador de Coahuila Miguel Cárdenas. En 1905 tuvo contacto con la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, a la cual apoyó económicamente para la reanudación de la edición del periódico Regeneración. Sin embargo retiró su apoyo al PLM debido a las diferencias ideológicas con Ricardo Flores Magón.


A los veinte años de edad radicó en San Pedro de las Colonias, para administrar las propiedades que tenía su padre en la región de La Laguna. Se entregó plenamente a las faenas agrícolas e implantó modernos sistemas de cultivo. En 1900 publicó sobre el tema un folleto en que propuso la construcción de una represa en previsión de la sequía. Por ese folleto recibió una carta de felicitación del presidente Porfirio Díaz. 

SIGUE LEYENDO: Los 4 Planes de la Revolución Mexicana que marcaron la historia

Fue afecto a los estudios filosóficos y espiritistas, siendo el primer comentador mexicano del libro Baghavad Gita. Al mismo tiempo que tecnificaba la agricultura, desarrollaba una tarea social entre los campesinos: construyó habitaciones higiénicas para sus obreros; aficionado a la medicina homeopática, se dedicaba a curar a los peones.


Madero, el que inició una revolución 2

Protegió y educó a numerosos jóvenes, a los que mandaba a estudiar a diversos lugares del país. Fundó, con su dinero, la Escuela Comercial de San Pedro; procuró fomentar la instrucción por todos los medios. Entre su familia gozaba de fama de poco práctico.

Desde 1904 interviene en las cuestiones políticas de Coahuila. Se le nombra presidente de un club democrático que lucha por la gubernatura de ese estado. Colabora en el órgano de ese centro, El Demócrata, en el que escribe artículos políticos, en los que difunde sus ideas sobre los derechos humanos, el voto, la libertad. Además, desarrolla una gran tarea proselitista entre los hacendados. También comienza a destacar en la oratoria popular.


En 1908 publica su libro “La sucesión presidencial en 1910”, en el que expone las principales cuestiones que se plantean al país. Alcanza éxito, pues está al alcance de todos. Más tarde lucha en el Partido Antirreeleccionista, que lo lanza como candidato a la Presidencia de la República. 

VER: ¿Por qué festejamos la Revolución Mexicana el 20 de noviembre?

Madero, el que inició una revolución 3

Desarrolló una valerosa campaña intensa en toda la República que le atrajo numerosos partidarios. Cuando se declara que el presidente Díaz ha sido nuevamente reelecto, Madero se lanza a la Revolución con el Plan de San Luis, del 6 de octubre de 1910. 

Fue encarcelado primero en Monterrey y luego fue llevado a San Luis de donde se fugó y lanzó el plan del mismo nombre. En él incitaba al pueblo mexicano a levantarse en armas el 20 de noviembre.


Se fue a Estados Unidos y pronto la rebelión maderista comenzó a crecer; primero poco a poco, con la lucha iniciada en Puebla por Aquiles Serdán; después con gran ímpetu, con Pascual Orozco y Francisco Villa.


Madero, el que inició una revolución 4

 Madero penetró a territorio mexicano y asistió a varios combates, entre otros el de Casas Grandes, donde resultó herido. Después asistió a la toma de Ciudad Juárez, a cuya caída el gobierno de Porfirio Díaz inició negociaciones que terminaron con la renuncia del Presidente. Madero esperó el interinato de Francisco León de la Barra para lanzar nuevamente su candidatura presidencial; primero lo hizo con el doctor Vázquez Gómez contra Díaz; y luego con José María Pino Suárez, a quien auspició el propio Madero.

LEE: Cosas que no sabías sobre Francisco I. Madero y su papel en la Revolución Mexicana


Finalmente Madero obtuvo el puesto de la presidencia el 6 de noviembre de 1911. Su gobierno estuvo conformado por personas que formaban parte del gabinete en el gobierno de Porfirio Díaz. Madero no brilló como un buen presidente que había prometido un cambio en todo el país. Prometió restituir a los campesinos las tierras que se les habían quitado por los hacendados pero no lo cumplió y tampoco apoyó a las clases marginadas, eso provocó varios enfrentamientos.


Madero, el que inició una revolución 5

El 19 de febrero de 1913, Francisco I. Madero junto con José María Pino Suárez fueron obligados a renunciar a sus puestos, el primero a la presidencia y el segundo a la vicepresidencia. Quien tomó el puesto de la presidencia fue Pedro Lascuráin sólo por 45 minutos y lo único que hizo fue nombrar a Victoriano Huerta secretario de gobernación. 


Madero y José María Pino Suárez fueron asesinados cerca del Palacio Nacional en la Ciudad de México el 22 de febrero de 1913.


*** 

 Más de Cultura Colectiva:

Los diarios espirituales de Madero y su conexión con el más allá