El ritual sagrado de la masturbación en las culturas prehispánicas
Historia

El ritual sagrado de la masturbación en las culturas prehispánicas

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

31 de marzo, 2017

Historia El ritual sagrado de la masturbación en las culturas prehispánicas
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

31 de marzo, 2017



El sexo es tan placentero como necesario. Más allá de los absurdos tabúes que se levantaron tras la llegada del cristianismo a América vía conquista, los pueblos prehispánicos comprendían que un acto natural y excitante no podía ser de otra forma sino sagrado. La sensación única de llegar al clímax, el placer y la posibilidad casi mágica de engendrar a sucesores que mantengan el legado generación tras generación: todo parecía indicar que el acto sexual revestía un carácter místico y fue considerado como tal.

Detrás de la aparente simpleza de una penetración había algo más que a mayas, mexicas e incas inquietaba por igual. El poderío creativo del sexo se revelaba ante sus ojos, concebido como parte de todo lo que consideraban mágico. Creían que, de la misma forma que la semilla fertilizada rompe el surco y arroja violentamente una nueva planta, los órganos reproductivos femeninos y masculinos cargaban consigo con un enigma –quizás el más grande– presente en toda cosmogonía del mundo antiguo: el misterio de la vida.

masturbacion ritual sagrado mayas

Los rituales al respecto dieron paso a distintas prácticas sexuales, todas con un fin ritual que sin negar el placer, escapa del simple deseo sexual y lo concibe como algo sagrado. En la dualidad prehispánica, la tierra toma un rol femenino como principio vital. De la misma forma que las mujeres acogen vida en sus entrañas, lo hacen los sembradíos y las semillas enterradas cuyo producto surge cuando las condiciones resultan óptimas. Sin embargo, para dar paso a la germinación también hace falta el líquido vital, que nutre y completa el proceso. Tal es el significado de esta práctica para las civilizaciones mesoamericanas.

En la mitología mexica, una de las escenas de la creación del mundo involucra a la masturbación como elemento central. El Códice Magliabechiano (s.XVI) da cuenta del relato de la caída del semen de Quetzalcóatl como evento creador de las flores y la primavera:


masturbacion ritual sagrado mexicas
"Quetzalcóatl estando lavándose tocando con sus manos el miembro viril, echó de sí la simiente y la arrojó encima de una piedra, y allí nació el murciélago al cual enviaron los dioses que mordiese a una diosa que ellos llaman Xochiquetzal –que quiere decir rosa– y le cortase de un bocado lo que tiene dentro del miembro femenino. Estando ella durmiendo, lo cortó y lo trajo delante de los dioses y lo lavaron (...) y del agua que de ello salió, salieron rosas olorosas, que ellos llaman suchiles, por derivación de esta diosa Xochiquetzal"

Los fluidos (la sangre y el semen) participan en el ciclo vital. La tierra se riega y florece; provee abundancia, frutos para alimentarse y un ligero excedente para comerciar. Las necesidades materiales y fisiológicas quedan cubiertas después de una buena cosecha de maíz, frijol y los demás elementos de la dieta mesoamericana. Los nahuas estaban convencidos de que en último término, todos los fluidos favorecen la vida.

masturbacion ritual sagrado mexica

Distintos mitos y tradiciones de reconocimiento de la sexualidad y la masturbación proliferaron por toda Latinoamérica en la etapa previa a la conquista. Al sur de México y en Centroamérica, los mayas tallaban objetos de madera con formas fálicas para masturbarse, siempre con un fin ritual vinculado al placer. No sólo eso: las esculturas fálicas y representaciones de hombres masturbándose son comunes en toda Centroamérica y su significado es esencialmente similar al de la cosmovisión mexica.

destacada vagina dentada

El carácter místico del sexo en todas sus vertientes fue un rasgo cardinal de las civilizaciones prehispánicas, que no sólo simbolizó la profunda relación que tenían con los elementos naturales; también funcionaba para mantener inalterado el cosmos, el orden natural de todas las cosas que lejos de perversión u ofensas a Dios, encontraba en el acto sexual la creación por excelencia: la vida.


-
Una inmensa colección de piezas fálicas de las civilizaciones que se asentaron en todo el territorio mexicano se mantuvieron ocultas por autoridades culturales y poco tiempo después se dispersaron en museos locales y menos visitados. Conoce la historia de "La colección secreta de falos prehispánicos del antiguo Museo Nacional" para saber más. Además de la masturbación, los pueblos mesoamericanos también consideraban sagradas otras costumbres. Descubre de qué se trata al leer "Las prácticas sexuales prehispánicas que horrorizaron a la moral cristiana".


*
Referencias:

Navarrete Cáceres, Carlos "Acercamientos a la masturbación ritual en Mesoamérica", en Arqueología Mexicana, Vol. 18, Nº 104, 2010.

Dupey García, Élodie, "De pieles hediondas y perfumes florales. La reactualización del mito de la creación de las flores en las fiestas de las veintenas de los antiguos nahuas", en Estudios de cultura Náhuatl, UNAM, 2013.



Referencias: