PUBLICIDAD

HISTORIA

Dolly Oesterreich: la mujer que escondió a su amante 10 años en casa de su marido

Lo que se pensaba que era un fantasma o algún ente dentro de la casa de los Oesterreich, en realidad resultó ser un humano y la historia se cuenta por si sola.

En 1918, el millonario y empresario de una fábrica de delantales, Fred Oesterreich junto con su esposa Walburga Korschel de Oesterreich o también conocida como Dolly, era a penas una joven de origen alemán que viví a lado de su enamorado en una casa en Estados Unidos. Sin embargo, una de las preocupaciones de Fred eran ciertos ruidos en su ático, lo que atribuía a que eran fantasmas dentro de su hogar.

La historia del presunto fantasma

Fred Oesterreich y Dolly se casaron a principios del siglo XX, los primeros años de matrimonio fueron increíbles, pero la empresa de Fred empezó a requerir más de su tiempo, por lo que la relación empezó a distanciarse y el esposo de Dolly ya no la satisfacía lo suficiente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Dolly se la pasaba sola en su casa cosiendo, una mañana se dio cuenta que su máquina de coser estaba descompuesta, enseguida notificó esta situación con su marido. Fred pronto mandó a uno de sus empleados, a Otto Sanhuber de 17 años de edad a que arreglara la máquina descompuesta de su mujer.

*Foto: Otto  Sanhuber, amante de Dolly.

La crónica del caso de los Oesterreich que hace el diario Los Angeles Times señala que cuando Otto llegó a la casa de su jefe, encontró a Dolly esperándolo con ansias, ella se encontraba con una bata de seda, medias y unas cuantas gotas de perfume.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Romance entre Dolly Oesterreich y Otto Sanhuber

A partir de ese encuentro amoroso, Dolly y Otto siguieron manteniendo su romance a escondidas, sin embargo, en el barrio de Dolly la gente ya sospechaba, por lo que a la mujer se le ocurrió una brillante idea. Le pidió a Otto que se quedara en su ático, lugar que nunca visitaba su marido, además de que este joven no tenía familia, a lo cual aceptó la invitación.

De esta manera, cuando Fred no se encontraba en casa, los amantes podían encontrarse y amarse desenfrenadamente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Otto, el amante de Dolly duró en el ático de los Oesterreich cinco años. Fred, cansado de las presencias “paranormales” que había en su casa decidió mudarse. Dolly y Fred se mudaron a Los Ángeles California, Dolly había puesto una única condición: mudarse a un hogar con ático. Así que, el “fantasma” también logró mudarse con ellos a la nueva vivienda.

El posible desenlace de la historia

El 22 de agosto de 1922, Fred y Dolly tendrían una fuerte discusión, lo que obligaría al amante a bajar del ático y defender a su amada, llevando consigo una pistola calibre 25. Fred enfureció al descubrir la verdad tras del “fantasma” de su casa y enojó más al darse cuenta de que se trataba de uno de sus empleados. Lo siguiente se trató de una pelea entre Fred y Otto, lo cual finalizó con un disparo y la muerte de Fred.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según un medio de esa época, Dolly y Otto idearon una perfecta cuartada para no ser detenidos por la policía. Dolly heredó el dinero de su marido y su romance con Otto siguió. ¿El amor ganó?

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD