INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La historia de las mujeres que son esterilizadas sin saberlo en Uzbekistán

7 de octubre de 2018

Beatriz Esquivel

En Uzbekistán, una esterilización forzada no sólo significa no poder tener más hijos, también implica ser rechazada por la familia y la comunidad.


En muchos lugares del mundo las mujeres constantemente son sometidas a procedimientos médicos en contra de su voluntad o en total desconocimiento de ello. La mayoría de las veces también sucede sin un fundamento médico que otorgue algún beneficio a su salud y bienestar.



El común denominador en ese tipo de procedimientos es que involucran la sexualidad de las mujeres, así como sus derechos reproductivos.



La ablación de clítoris en África y países del Medio Oriente tiene como fin privar a las mujeres del placer sexual, en un intento de mantener su "honra"; en Estados Unidos y Occidente en general, existe el husband stitch, cuyo objetivo es proveer de mayor placer a las parejas sexuales a costa del dolor constante de las mujeres, y en países como México o Uzbekistán, las mujeres son sometidas a esterilizaciones forzadas para controlar el ritmo reproductivo de la población.




-

La esterilización como política de gobierno


En el caso particular de Uzbekistán la esterilización forzada es una práctica común de por lo menos dos décadas. Ha violado los derechos humanos y reproductivos de miles de mujeres —tan sólo en el 2011 la Open Society Foundations reportó que 70 mil mujeres habían sido esterilizadas a la fuerza—. Los dos métodos utilizados para la esterilización son la ligadura de las trompas de falopio y la histerectomía, que es la remoción total del útero.



La esterilización es producto de una política propia del gobierno de Uzbekistán, el cual busca mejorar sus índices de mortalidad infantil y de madres embarazadas. Para lograrlo, según la investigación de la BBC, así como Harvard, el gobierno plantea una cuota de esterilizaciones por mes.


«Cada año se nos presenta un plan. A cada doctor se le dice a cuántas mujeres se espera que les practiquen contracepción, cuántas serán esterilizadas. Hay una cuota. Mi cuota es cuatro mujeres al mes». Atestigua una ginecóloga de Taskent para la BBC.



A pesar de que existen programas de esterilización voluntaria, en donde las mujeres pueden acudir por cuenta propia y someterse a la ligadura de las trompas de falopio; aquellas que van al hospital en labor de parto, por lo general son esterilizadas una vez dieron a luz sin que se los hagan saber. Otra variante son los casos en los que las mujeres son ingresadas y operadas por un malestar distinto y también les realizan la ligadura.


El otro lado de la moneda son las esterilizaciones consensuales, pero bajo engaños. En esos casos, se les dice que su salud está en riesgo o bien, les hacen creer que el procedimiento es reversible.



-

Las implicaciones sociales y los daños a la salud


En la región está profundamente arraigada una tradición de familias grandes, por lo que ser madre —y de muchos hijos— se vuelve una meta y otorga estatus social. Lo anterior deriva de una práctica en la URSS que premiaba con medallas y un estatus especial a las madres de 10 o más hijos.


La incapacidad de tener más hijos ha resultado en una incidencia mayor de abandono marital, así como de la caída en desgracia de las mujeres, pues pierden el respeto de sus familias y la comunidad en general.





Asimismo, las mujeres de escasos recursos y que han tenido dos o más hijos son las principales víctimas de este procedimiento.


Si bien el supuesto objetivo del gobierno uzbeko es disminuir los índices de mortalidad, al implementar una política de este tipo en contra de la voluntad de las mujeres y su derecho a decidir, además de realizar procedimientos médicos bajo condiciones deplorables —en la que los hospitales no tienen recursos suficientes, carecen de ambientes totalmente estériles y personal altamente calificado— resulta un problema de salud que se ha generalizado entre la población del lugar. La mayoría de las mujeres esterilizadas contraen Hepatitis B o sufren algún tipo de infección, además de dolor, sangrado abundante, y en algunos casos la muerte durante estos procedimientos.



Las condiciones sanitarias de los hospitales y la política convergen con la decisión de las mujeres de dar a luz en sus propias casas para evitar ser esterilizadas, lo cual a su vez implica otra serie de riesgos sanitarios y complicaciones médicas que pueden derivar en la muerte tanto de la madre como los bebés.


Hasta ahora el gobierno de Uzbekistán se ha negado a reconocer la existencia del programa y de acuerdo al reporte de la Open Society Foundation, «no siente la necesidad de presentar explicaciones oficiales o el razonamiento exacto detrás de su política». Al tiempo que sus doctores ceden ante la presión y el temor de las represalias por parte de las autoridades.



Lo que queda claro en este escenario es que a pesar de los hallazgos sobre la violación de los derechos de las mujeres en Uzbekistán, la comunidad internacional ha dado la espalda a dichos problemas; en lugar de ello se ha reconocido la labor de dicho país al reducir su tasa de mortalidad, ignorando en el proceso el método que han utilizado para lograrlo.


*

También te puede interesar:


¿Cuánto cuesta un bebé en el mercado negro?

Fotografías de Mary F. Calvert de la violación de mujeres como arma en la guerra del Congo


TAGS: Mujeres violencia de género Derechos Humanos
REFERENCIAS: BBC, "El país que esteriliza a sus mujeres en secreto". Harvard International Review, "Forced Sterilization in Uzbekistan". Reporte de la Open Society Foundations (en inglés)

Beatriz Esquivel


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los pasos que debes seguir para un correcto lavado de manos 6 Amazing Paradoxes That'll Leave You Scratching Your Head 5 cuentos cortos de Oscar Wilde que debes conocer Los muxes: el tercer género del Itsmo oaxaqueño ¿Fan de Evangelion? Pronto podrías tener unos de tenis de este anime Here Are 8 Things I Really Wasn't Expecting From My First Fashion Week Ever

  TE RECOMENDAMOS