Historia

Joaquín “El Chapo” Guzmán, el capo más buscado por el gobierno y cuyas fugas lo convirtieron en leyenda

Historia Joaquín “El Chapo” Guzmán, el capo más buscado por el gobierno y cuyas fugas lo convirtieron en leyenda

El Chapo, fue uno de los capos con mayor fama dentro de México y el mundo

Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo”, es uno de los narcotraficantes más emblemáticos en México, no sólo por ser el líder del Cártel de Sinaloa, sino por sus capturas y fugas que acapararon las portadas de los medios más importantes a nivel mundial.


post-image


Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, nació en 1957 en la comunidad de La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, dentro de una familia de campesinos dedicados el cultivo de marihuana y amapola. Su infancia en la pobreza, llevarían a Guzmán tras los pasos del narcotráfico, supervisando los cultivos de marihuana y opio, bajo el mando de Juan José Esparragoza Moreno “El Azul”, quien se encontraba al servicio de Miguel Ángel Félix Gallardo.


LEE:

Ramón Arellano Félix, uno de los líderes del Cártel de Tijuana asesinado por ‘El Chapo’

Juan Manuel Salcido Uzeta, “El Cochiloco”, el sicario que fue asesinado por el cártel de Colombia




Con el paso del tiempo, Joaquín se fue ganando la confianza de Félix Gallardo, quien lo llevó con él durante toda su carrera al mando del Cártel de Guadalajara, hasta que en 1989 cuando fue detenido por las autoridades mexicanas. En ese momento, Joaquín aprovechó para comenzar con su propia organización criminal el Cártel de Sinaloa, en donde al inicio tuvo que crear alianzas con Ismael “El Mayo” Zambada y con los Arellano Félix. Pero su “amistad” no duraría por mucho tiempo.


post-image


La necesidad por acaparar el mercado de distribución de droga, llevó a los cárteles -emanados tras la caída del Cártel de Guadalajara-, a enfrentarse violentamente en diversas ocasiones. El año de 1993, fue clave para poner a “El Chapo” Guzmán en la mira de las autoridades mexicanas, luego de que se le relacionara con el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, en el aeropuerto internacional de Guadalajara, quien fue confundido con “El Chapo”, y asesinado por los Arellano Félix.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Ismael “El Mayo” Zambada, jefe de “El Chapo” Guzmán  y verdadero líder del Cártel de Sinaloa

Amado Carrillo, el capo que se convirtió en “El Señor de los Cielos”, y cuya muerte sigue como un misterio




Al ser buscado por la policía, Joaquín tuvo que huir para esconderse, pero pronto sería capturado en la frontera de México con Guatemala, y trasladado al penal de Almoloya, pero no se quedaría por mucho tiempo, pues poco después fue llevado al penal de máxima seguridad de Puente Grande en Jalisco. Con menos de 9 años de reclusión, en 2001 protagonizaría la primera de sus fugas de prisión escondido en un carro de lavandería, ayudado por 71 personas, entre ellas 15 funcionarios del penal de máxima seguridad.


post-image


Desde su fuga, México y Estados Unidos le pusieron precio a su cabeza, 30 millones de pesos, y 5 millones de dólares, respectivamente a quien diera informes para la captura del capo. Joaquín “El Chapo” Guzmán, logró evadir a la justicia por 13 años, hasta 2014, cuando fue recapturado bajo el mando de Enrique Peña Nieto, quien lo exhibió como trofeo de su gobierno después de los esfuerzos sin frutos para su captura en los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.




La felicidad del gobierno federal por la recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, durarían muy poco tiempo. Guzmán Loera, logró escapar de prisión por segunda ocasión el 11 de julio de 2015, poco más de un año desde su recaptura y estancia en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, Estado de México. “El Chapo” logró huir de prisión por un túnel de kilómetro y medio, el cual iba desde un agujero en su regadera, hasta una casa en obra negra.


post-image


Una vez, “El Chapo” acaparaba las portadas de los diarios más importantes a nivel mundial, probando la incapacidad de las autoridades para custodiarlo. Sin embargo, la presión internacional obligó a las autoridades mexicanas a intensificar su búsqueda y captura, la cual se dio 6 meses después de su fuga. Un año más tarde fue trasladado a Estados Unidos, en donde ahora enfrenta un juicio que lo podría llevar a una condena de cadena perpetua.


TE PODRÍAN INTERESAR:

Dirección Federal de Seguridad, el cuerpo de seguridad élite en México que encubrió al narco

Héctor “El Güero” Palma: violento, sanguinario y líder del Cártel de Sinaloa