Nefertiti, el engaño más hermoso creado por Egipto

Miércoles, 3 de agosto de 2016 9:02

|Roberto Soberanis
nefertiti




 Nefertiti fue una protagonista indiscutible del poder femenino en Egipto, e históricamente así está establecido. Se trata de un personaje fundamental en la Corte de Tel el-Amarna, esposa del faraón Aj-en-Atón durante la dinastía XVIII de Egipto. Y es que su papel fue fundamental dentro de la política de su época, mismo que fue propiciado en gran parte por su belleza legendaria.

nefertiti 1

Junto al dios Atón y su esposo Aj-en-Atón, Nefertiti formaba la tríada divina, adorada en Tel el-Amarna, su reinado se distinguió por la frecuencia con que se realizaron representaciones monumentales que evocaban a la pareja real en la intimidad, y en especial a la proximidad de sus hijas, destacando que jamás, antes de esa época, el arte oficial había representado a los soberanos en escenas familiares y privadas.

En la época amarniana adoptó el nombre de Nefernefruatón (“Bello resplandor de Atón”). Entre sus antecedentes, que no están nada claros, se ha dicho que era sobrina de Tiy, pero no es seguro, e hija de Eye, que tampoco lo es. Se calcula que cuando se casó con el faraón tenía entre 18 y 20 años y se supone que el matrimonio tuvo seis hijas en sus primeros ocho años de convivencia; sin embargo, este dato tampoco es firme, indicando con ello todo el misterio que ha representado la reina durante siglos.

Nefertiti ha sido centro de numerosos estudios acerca de su poder político, religioso y su bella imagen, así lo demuestra la egiptóloga Teresa Bedman, quien en su investigación fue más allá de la apariencia, penetrando en su personalidad política:

No hay duda de que Nefertiti asumió la correaleza, llegando a adoptar una pseudotitulatura real para ejercer la corregencia en Tel e-Amarna, como faraón junto a su esposo. (…) Durante los doce primeros años del reinado de su esposo, fue la protagonista indiscutible del poder femenino en Egipto. Llegó incluso a eclipsar el poder de su suegra Tiy”.

nefertiti 2

* Tiy fue reina, esposa de Amenhotep III durante la XVIII Dinastía de Egipto. Fue una de las mujeres más carismáticas de la historia egipcia. Su poder sobre el faraón era tan grande que no sólo se le dedicaban numerosas estatuas a ella sola, sino que incluso se hizo construir sólo para ella el palacio real de Malkata, en la orilla occidental de Tebas, así como un inmenso lago artificial.

DESGAJANDO A LA REINA

Tras el centenario del hallazgo del célebre busto de Nefertiti por el arqueólogo Ludwig Borchardt, en 1912, los expertos apuntan a que la perfección de sus rasgos responde, más que a la realidad, a una maniobra propagandística para fortalecer la nueva religión impulsada por su esposo.

nefertiti 3

“Busto pintado de la reina, 47 centímetros de alto. Colores como si estuviera recién pintado. Excelente trabajo. Inútil describir, mejor ver”, así escribió el alemán Borchardt aquel 6 de diciembre de 1912 en su diario de la excavación de Tel el-Amarna.

Borchardt llevaba 17 años en Egipto y era una de las figuras relevantes de la colonia de arqueólogos extranjeros. Dirigía el Instituto Alemán de Arqueología en El Cairo y formaba parte del Comité de Egiptología, que asesoraba a las autoridades en asuntos relacionados con monumentos y prospecciones, y había dirigido numerosas excavaciones, pero pasaría a la historia de la arqueología por aquel hallazgo.

nefertiti 4

Posterior al hallazgo, argumentos de varios historiadores han dejado en claro que lo que pocos saben es que la reina, tal y como la imaginan todos, no es sino una entelequia fabricada por Aj-en-Atón y su grupo de ideólogos para fortalecer y cimentar la nueva religión que intentaban imponer al país: el culto a Atón (el disco solar). Ni siquiera su nombre tiene el significado que se le atribuye en la mayoría de los manuales: “Bello resplandor de Atón”.

Rolf Krauss es el egiptólogo alemán a quien se le debe el descubrimiento de los secretos de la belleza de Nefertiti, en su tiempo activo se dedicó a investigar a fondo el busto de la reina, llegando a interesantes conclusiones. Para indagar en su legendaria belleza, este especialista realizó una fotogrametría del busto, lo que le proporcionó una imagen bidimensional precisa y libre de las formaciones de la perspectiva de la obra tridimensional.

Sobre ese contorno trazó una cuadrícula utilizando una de las unidades métricas egipcias: el dedo, equivalente a 1.875 cm. El resultado fue tan espectacular como sorprendente: todos y cada uno de los rasgos que definían el hipnótico rostro regio se encontraban situados sobre una línea o en la intersección de dos líneas de la cuadrícula.

nefertiti 5

Tras los análisis quedó expuesto que el rostro, considerado por todos como uno de los más perfectos retratos de la historia del arte egipcio era, en realidad, una construcción artificial destinada a representar la belleza ideal. No era una imagen fiel a la reina, sino un modelo destinado a ser copiado innumerables veces para que por todo Egipto hubieran muestras iguales de la reina.

Al igual que la historia de Nefertiti, existen personajes enigmáticos que han hecho perder la cabeza a los especialistas. La Historia está plagada de datos confusos cuyas investigaciones, a veces, sólo generan más polémica, como estos 35 mitos históricos y científicos que resultaron ser una mentira.

REFERENCIAS:
Roberto Soberanis

Roberto Soberanis


  COMENTARIOS