La historia detrás del neonazi gay que intentó destrozar a la sociedad inglesa
Historia

La historia detrás del neonazi gay que intentó destrozar a la sociedad inglesa

Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

29 de marzo, 2017

Historia La historia detrás del neonazi gay que intentó destrozar a la sociedad inglesa
Avatar of Rodrigo Ayala

Por: Rodrigo Ayala

29 de marzo, 2017

 

“Odio el que hoy sea "súper" el ser negro. Odio el "hip-hop", su influencia en los suburbios blancos”.

“¿Crees que voy a sonreír mientras un judío se tira a mi mamá? ¡Nunca va a suceder! Olvídalo. ¡No mientras esté yo aquí! ¡Te corto tu nariz de usurero y te la meto por el culo!”.

Estas palabras pertenecen a Derek Vinyard, personaje principal de la cinta “Historia Americana X”. Él es el sujeto más influyente de un grupo neonazi estadounidense que participa en revueltas en contra de negros y latinos para imponer la hegemonía blanca. Derek es encarcelado cuando una noche sorprende a dos ladrones intentando entrar a su casa y los asesina.

Nicky Crane

-

Adolf Hitler fue mi Dios, mi especie de Führer, mi líder. Y todo lo que hice fue por él”.  

Estas otras palabras pertenecen a Nicky Crane, un neonazi de la vida real que participó en violentas revueltas en contra de minorías raciales a las cuales quería exterminar a toda costa. Su objetivo era imponer el poderío británico sobre ellos. Realidad y ficción a veces terminan siendo una sola. Aquí nos referiremos a Nicky Crane y su polémico andar entre grupos radicales nazis y una vida secreta que ocultó para salvar una dudosa reputación.

nicky crane

Crane inició en el movimiento skinhead a finales de los años 70 al entrar al partido neonazi británico “The British Movement“, comandado por Michael McLaughlin, el cual reclutaba a jóvenes pandilleros de clase trabajadora en las escenas del punk o en los pequeños movimientos neonazis para que le sirvieran como soldados o guardias de seguridad personal. Los miembros de esta agrupación vestían de negro con insignias nazis en la ropa. Eran entrenados como soldados durante los fines se semana en las provincias fuera de Londres.

Con el paso de las semanas y los meses, Crane se ganó una sólida reputación en este grupo como uno de los miembros más salvajes y fieles. Será recordado por el asalto en el que participó contra una familia de raza negra en una parada de autobús en Londres. Usando botellas rotas y un salvajismo fuera de control, Crane gritó consignas racistas en contra de los miembros de la familia, al tiempo que los violentaba. Este grupo radical creía que sólo tomando las calles se podían asegurara de eliminar a los indeseables grupos que no formaban parte de la raza inglesa pura.

Nicky Crane

Fue parte de ésta y otras revueltas memorables en contra de extranjeros, liderando a grupos de furiosos skinheads que no se tentaban el corazón para crear caos y destrucción a su paso. Crane era partidario de causar los máximos daños a sus víctimas por medio de brutales golpizas que dejaran secuelas mentales y físicas. Cada vez que un grupo de neonazis aparecía por las calles de Londres, la gente entraba en pánico debido al cruel salvajismo con el que actuaban.

El carismático Nicky Crane elevó su estatus de leyenda cuando apareció en la portada del disco recopilatorio “Strength Thru Oi!” de 1981. La imagen en la cual aparece gruñendo, pateando hacia la cámara y con una actitud de violencia cruda y directa se convirtió en una insignia del movimiento fascista británico. Pósteres y playeras con esta imagen estampada comenzaron a proliferar entre los más entusiastas seguidores neonazis.

Nicky Crane

A la par de estas andanzas en el mundo de la violencia neonazi, Crane fue uno de los elementos de seguridad de la banda Skrewdriver, la cual pregonaba mensajes fascistas a través de su música. Crane era gran amigo del vocalista de esta agrupación, Ian Stuart Donaldson, con quien fundó Blood & Honour, una organización skinhead racista.

La violencia de Crane hostigó a tal grado a las autoridades inglesas que finalmente fue capturado y condenado a pasar cuatro años en prisión por actos violentos y racistas, en 1981. Su estancia en la cárcel no hizo más que acentuar su odio en contra de la ley y las razas que consideraba inferiores. Durante su encierro, atacó varias veces a los guardias y tuvo que ser aislado en zonas de máxima seguridad. Crane era admirado por los neonazis ingleses y se convirtió en un ícono para ellos, al tiempo que se volvía una leyenda.

Nicky Crane

En estos momentos, comenzaron a surgir en Inglaterra colectivos que deseaban destruir a los fascistas a como diera lugar y detener esta ola de violencia. Se hacían llamar Liga Antinazi y Acción Antifascista. Los neonazis echaban de menos la presencia de su líder para contrarrestar a estos grupos que buscaban desestabilizarlos.

Sin embargo, el mundo fascista no estaba preparado para conocer la segunda vida del héroe pronazi. Nadie podría imaginar que Crane fuera homosexual y que incluso acudiera a bares gays de Londres de manera clandestina. Lo escandaloso del asunto no es que Nicky tuviera estas tendencias, sino que iba en contra de los ideales fascistas, los cuales condenaban a homosexuales y lesbianas por considerarlos inferiores y enfermos desde los tiempos de Adolf Hitler y los campos de concentración. Los neonazis eran abiertamente homofóbicos y nada hacía sospechar que detrás de la apariencia asesina y violenta de Caren se escondiera una persona con tendencias gays.

Nicky Crane marcha

Crane cargó con esta contradicción en el momento en que descubrió su sexualidad, lo cual ocurrió una vez que ya estaba vinculado al movimiento fascista. “Mucha gente con la que solía pasar el tiempo nos odiaba”, dijo refiriéndose a los comentarios homofóbicos de varios de sus colegas. Para Nicky, ser uno de los fascistas de mayor prestigio era una carga muy pesada. Debía cuidar su prestigio a toda costa. Para cuidar las apariencias, Crane se aseguraba de aparecer en público con chicas skinhead a las que hacía pasar por sus novias.

Nicky participó en la marcha del orgullo gay de Londres en 1986 y fue parte de videos amateurs de pornografía homosexual. Fue hasta 1992 cuando el rudo Crane aceptó de manera pública su homosexualidad en una entrevista concedida para el Canal 4 en un programa titulado “Skin Complex”. El propósito del programa era entrevistar a jóvenes homosexuales atraídos por el movimiento skinhead. Su aparición en el programa levantó el odio de diversos sectores fascistas y de amigos de Crane, como el ya mencionado Ian Stuart Donaldsonm, quien declaró frustrado:

"Me siento más traicionado por él que cualquier otra persona, sólo muestra que el nacionalismo y la homosexualidad no encajan, porque el nacionalismo es una causa verdadera y la homosexualidad es una perversión ".

Más de un año después de esta confesión, Nicky Crane murió de una enfermedad relacionada con el SIDA.

Nicky Crane


-
La discriminación racial es uno de los temas que más preocupan a las sociedades del mundo entero, pues la intolerancia debería ser un tema sepultado en el pasado. Saber que aún hay colectivos que desean desenterrar la ideología nazi para sembrar violencia sólo es una muestra de que el ser humano tiene asignaturas pendientes para hacer del mundo un mejor sitio para habitar.  Conoce "10 películas sobre la discriminación basadas en hechos reales" para comprender la magnitud del problema o bien, descubre la "Guía para viajar como negro por Estados Unidos".


*
Referencias:

BBC



Referencias: