El ridículo plan de los EEUU para combatir a Japón con zorros radioactivos en la IIGM

El ridículo plan de los EEUU para combatir a Japón con zorros radioactivos en la IIGM

Por: Abril Palomino -

No importaba someter a los animales a altos niveles de radiación, ¡EEUU tenían que ganar!


El ataque a Pearl Harbor fue un suceso histórico, que trascendió las vicisitudes propias de la Segunda Guerra Mundial y marcó la historia entre oriente y occidente. A partir de este suceso, Estados Unidos se propuso a toda costa, encontrar la forma de vengarse de sus enemigos. A raíz de esta iniciativa, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), la agencia de inteligencia estadounidense en tiempos de guerra, comenzó a desarrollar algunos planes, completamente fuera de la realidad, que incluían: una mezcla explosiva para hot cakes, murciélagos cargando bombas explosivas, “drogas de la verdad” para obtener información de los prisioneros de guerra, un aerosol con olor a materia fecal, entre otros. Pero, probablemente ninguno fue tan “creativo” como Operación Fantasía.

Pearl HerborFoto: National Geographic

Operación Fantasía

Según la revista Smithsonian, Operación Fantasía fue planeada en 1943 por la mente de Ed Salinger, un estratega de guerra psicológica de la OSS, quien antes de la guerra había dirigido un negocio de importación y exportación en Tokio, por lo cual se creía tenia un dominio de la cultura oriental. Este proyecto estaba fundamentado en la creencia japonesa de los “kitsune”, espíritus en forma de zorro con habilidades mágicas. Se pretendía “fabricar” estos zorros para fastidiar a los japoneses. Así lo justificó Salinger: «el proyecto se basa en el hecho de que el japonés moderno está sujeto a supersticiones, creencias en espíritus malignos y manifestaciones antinaturales que pueden ser provocadas y estimuladas».

  Relacionadopildora-que-soldados-alemanes-consumian-para-ser-invencibleshistoriaPíldora 9: la pastilla que los soldados alemanes consumían para ser invencibles

  Relacionadolos-experimentos-nazis-para-revivir-a-los-animales-extintoshistoriaEl día que los nazis intentaron revivir animales extintos sólo para cazarlos

La OSS fue realmente creativa al momento de intentar crear kitsune falsos. Por ejemplo, fabricaron globos con forma de zorro para volar sobre las aldeas japonesas y asustar a los ciudadanos desde las alturas, también le pidieron a una compañía de silbatos que hiciera un instrumento que simulara los sonidos de un zorro y contrataron a otra empresa para crear olores artificiales de zorro. Pero a pesar de los mejores esfuerzos de Salinger, los globos, silbidos y olores fracasaron en sus pruebas. Así que la OSS concluyó que la única alternativa era atrapar zorros vivos en China y Australia, pintarlos con pintura brillante y soltarlos en las aldeas japonesas.

Operación Fantasia: el plan de Estados Unidos para combatir a Japón con zorrosFoto: Rrapidograph

Zorros radioactivos

Después de “resolver” todos los problemas de logística a los que se enfrentaba el plan, determinaron que debían utilizar una pintura que brillaba en la oscuridad, el problema era que contenía radio. A pesar de que ya se tenía noción de que el radio era peligroso para la salud, la OSS continuó con la Operación Fantasía.

Después de realizar algunas pruebas de pintura con mapaches y zorros, los científicos decidieron soltar a 30 zorros brillantes en el parque Rock Creek de Washington, D.C. para evaluar las reacciones de las personas. Según su lógica, si los zorros asustaban a los estadounidenses, ciertamente asustarían mucho más a los japoneses.

Más tarde, el equipo de la OSS se enfrentó a resolver el traslado de los zorros a Japón. Primero habían planeado arrojarlos al océano y dejarlos nadar hasta la orilla, pero no estaba claro si sobrevivirían. Para esto realizaron otro experimento en donde los zorros demostraron sus habilidades en natación, pero al llegar a la orilla su pintura se había deslavado por completo.Operación FantasiaFoto: Rabbit HoleFinalmente decidieron que los zorros tendrían que ser arrojados a tierra. Ahora el problema era pensar en como los zorros tendrían el deseo de invadir poblaciones japonesas, no había antecedentes que confirmaran que los zorros pudieran ser entrenados. Considerando que estos animales podrían fallar en esta misión, Salinger sugirió pintar visones, ratas almizcleras, mapaches y coyotes disponibles en su lugar.

  Relacionadomuneca-sexual-hitler-proyecto-borghildhistoriaLa muñeca sexual que Hitler convirtió en la mujer ideal de los soldados alemanes

  Relacionadocomportamientos-reproductivos-de-los-animalestecnologiaEl adulterio de los calamares y otras conductas reproductivas de los animales

Planes secundarios

Para ese entonces, Operación Fantasia se volvió aún más extraña. En un memorando de la OSS recién descubierto en el Centro de Educación y Herencia del Ejército en Pensilvania, se puede leer el plan final de Salinger: «Hemos hecho un zorro disecado con un cráneo humano adherido a su cabeza, equipado con un simple dispositivo mecánico para levantar y bajar la mandíbula para simular la apertura y el cierre de la boca del cráneo. Esta figura de peluche se pintará para dar el mismo efecto luminoso que en el caso de los zorros vivos». Salinger quería cubrir el cuerpo del zorro con taxidermia en una tela negra pintada con huesos brillantes y levantar este híbrido humano-zorro en el aire con globos o una cometa, como si estuviera levitando, para tener un efecto desmoralizador aún mayor en los japoneses. Desde el suelo, los japoneses mirarían hacia arriba y verían un cuerpo de zorro flotante y resplandeciente, cubierto de huesos brillantes, con un cráneo humano sobre su cabeza cuya mandíbula se abría y cerraba como si estuviera hablando.

Como si tener un plan de reserva completamente descabellado no fuera suficiente, Salinger incluyó un apéndice titulado "Seres humanos poseídos por zorros". En este esquema, los ciudadanos japoneses que simpatizan con la causa aliada «simularían a personas poseídas del espíritu de un zorro, pronunciando cánticos extraños».

Zorros operación fantasiaFoto: Japan TravelPor si estabas con el pendiente: no, ninguno de los proyectos de Operación Fantasía fue más allá de las etapas de planificación y experimentación.

Según la revista Smithsonian, el historiador y curador del International Spy Museum, Vince Houghton, escribió en su libro Nuking the Moon, que Operación Fantasía demostró «la amplitud del racismo, el etnocentrismo y el desprecio general por la cultura japonesa que tienen muchos, si no la mayoría, de los más importantes Liderazgo militar, de inteligencia y político estadounidense».

Un episodio más de la Segunda Guerra Mundial que demuestra que en muchas ocasiones, la realidad supera a la ficción. Esperemos que ningún zorro haya sido lastimado en aquellos experimentos, aunque pensando en los niveles de radiación a los que fueron expuestos, es difícil negarlo. 

También te puede interesar:

Síndrome K: la enfermedad inventada que deforma la cara y salvó a miles de judíos

Proyecto Libro Azul: el día que EEUU consideró como una amenaza a los extraterrestres

6 mujeres que afirman haber sido embarazadas por extraterrestres

Referencias: