La Patria Potestad: ¿justicia para los hijos o venganza hacia la pareja?

Sábado, 20 de enero de 2018 0:05

|Karla Herrera

"90% de los litigios de Patria Potestad los ganan las madres, aun cuando no estén aptas para cuidar a sus hijos..."

“Cuando se produce una separación o un divorcio y hay hijos en común, la guarda y custodia de éstos pues ser adjudicada a cualquiera de los dos progenitores. La decisión final depende de varios factores”.

 

O al menos eso dice la ley en México, ¿pero en realidad se lleva a cabo así?


 

A pesar de que las leyes también tienen la responsabilidad de irse adaptando a la sociedad, hay algunas circunstancias que están totalmente desatendidas o que no han sido actualizadas conforme a las exigencias de la población. Un claro ejemplo es la Patria Potestad y las circunstancias fuera de la balanza que le rodean a los padres para impedir que pasen más tiempo con sus hijos.

 

 


-

Patria Potestad

 

Este concepto se refiere al grupo de derechos y obligaciones que la ley otorga al padre o a la madre (según sea el caso) de algún menor, una vez que éstos hayan decidido separarse. La finalidad que se busca siempre es el bienestar de sus propios hijos.


Quién se queda con la Patria Potestad es una decisión que únicamente puede determinar el juez que lleva el caso, de acuerdo a las circunstancias especiales del supuesto. En pocas palabras: se puede tomar en cuenta infinidad de factores para decidir con quién se queda y por qué: no separar a los hermanos (en caso de que haya), las necesidades emocionales y afectivas de los niños, la cercanía con otros familiares y sobre todo, la disponibilidad de los padres para atender todas las necesidades que el o los menores requieran. Además de pasar algunas pruebas para comprobar que ninguno de los dos tenga algún tipo de adición, enfermedad mental o tipo de vida inestable.

 

Y algo sumamente importante y determinante que toma en cuenta el juez, es la dedicación que haya tenido cada progenitor hacia el hijo antes de producirse la separación, hecho que, en una cultura como la mexicana, pone en amplia desventaja al padre ya que siguen siendo comunes los roles de género: las mujeres atienden a los hijos y los padres salen a trabajar todo el día.


 

 


-



¿Qué pasa con las leyes?

 

Desde agosto del 2016 se publicó la LEY GENERAL PARA LA IGUALDAD ENTRE MUJERES Y HOMBRES, la cual tiene como objetivo regular y garantizar la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y hombres, proponiendo lineamientos y mecanismos institucionales que orienten a la Nación hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva en los ámbitos público y privado.


Sin embargo esta ley no se ve reflejada en la sociedad ni en otras leyes, sobre todo a la hora de hablar sobre las desventajas que tienen lo hombres antes, durante y después del juicio.


Un claro ejemplo es el Derecho de Paternidad en México. Mientras la Ley Federal del Trabajo establece la obligación de otorgar a los "nuevos padres" el permiso de cinco días laborales con goce de sueldo para disfrutar de su hijo, a las mujeres se les da tres meses también con goce de sueldo.


Custodia compartida se refiere a la igualdad de derechos y obligaciones con los hijos en caso de separación, donde ambos deben participar equitativamente para el bienestar del menor. Sin embargo, los tiempos son desiguales. ¿Y sabes qué? La distribución de días depende totalmente de la decisión del juez.

 

 

 

“90% de los litigios de Patria Potestad los ganan las madres, aun cuando no estén aptas para cuidar a sus hijos o inicien batalla legal por venganza a su ex pareja”.

 

 

 

“Aproximadamente el 70% de los juicios por guardia y custodia se llevan a cabo por motivos de venganza y el 60% de ellos son interpuestos por mujeres”

 

 


-

¿Cuál es la solución?

 

Indiscutiblemente éste es un rostro más donde la desigualdad de género se hace presente (por si creías que únicamente se ejercía contra las mujeres). Las alternativas pasa solucionarlas son diversas y se han intentado establecer en fallidas ocasiones, sin embargo, hay dos aspectos urgentes que deben transformarse:

 

1.        La capacitación de los jueces en cuanto a perspectiva de género.

2.        La presión que únicamente se puede ejercer como sociedad para lograr que ésta y más circunstancias se replanteen en cuanto a la ley.

 

 

 

¿Tú qué opinas? ¿Conoces a alguien que haya atravesado por este tema? Cuéntanos qué es lo que piensas al respecto.

 

TAGS: cdmx
REFERENCIAS:
Karla Herrera

Karla Herrera


  COMENTARIOS