Piratas, música y flores contra el régimen nazi

Piratas, música y flores contra el régimen nazi

Por: Alex Campos -


Son conocidos y documentados los casos en que militares o grupos de poder intentaron dar un golpe de estado al gobierno nazi, los casos de grupos de resistencia o de oposición civil a las doctrinas nacional socialistas merecen mucha más atención. Por esta razón te compartimos una investigación en la que honramos a grupos de las sociedad civil que se desafiaron las normas del Estado nazi e intentaron reivindicar los valores sociales de la sociedad alemana. Desde grupos de jóvenes amantes del montañismo o del swing, hasta intelectuales que publicaron panfletos antifascistas y mujeres que no abandonaron a sus esposos judíos. Si bien todos estos grupos fueron reprimidos o disueltos por el gobierno nazi, hoy son un referente de orgullo alemán en sus épocas más oscuras.  


Los Piratas Edelweiss

El Partido Nazi, con pleno control sobre todas las instituciones sociales de Alemania, construyó un sistema conocido como las Juventudes Hitlerianas que le permitió adoctrinar a los niños desde su nacimiento hasta los 17 años. A dicha edad, los hombres debían cumplir con su servicio militar. Con la vida de un joven completamente controlada, los Piratas Edelweiss se  opusieron  al control del régimen. El nombre proviene de una flor que crece al este de Alemania y era el distintivo de este grupo. 

4343_6347

Los Piratas no eran movimiento específico, sino la asociación de numerosos movimientos juveniles que aparecieron en Alemania del Este a partir de 1936. Al contrario del sistema casi militar de las Juventudes Hitlerianas, los jóvenes piratas eran libres de expresar lo que pensaban y, sobretodo, reunirse libremente en grupos de hombres y mujeres. El movimiento de contracultura surgió en distintas ciudades de Alemania, aunque quizá los más famosos fueron los "Navajos", en la ciudad de Colonia. Si bien algunos grupos no se autonombraban piratas, sí compartían algunas características con ellos, sobretodo el rechazo al control  de la vida de los jóvenes.

Las principales actividades de los piratas consistían en reunirse para conversar libremente, romper las leyes de tránsito y poder salir de las ciudades a escalar o acampar. Durante estas escapadas, los niños podían hablar de temas prohibidos y cantar canciones de jazz y blues que les llegaban de Francia. En ocasiones, los piratas acorralaban a las Juventudes Hitlerianas para golpear a sus miembros. 

4436_6512

De 1936 a 1939, el gobierno nazi consideró a los piratas sólo como unos "niños irritantes", pero con el inicio de la guerra, las autoridades les adjudicaron responsabilidades en actos subversivos y de traición, como la recolección y difusión de propaganda británica antinazi. Con el aumento de la subversión en Alemania, las acciones en contra de los piratas se centraron en romper su imagen bohemia, rapando a los jóvenes capturados.

Al final de la guerra, con el gobierno a punto de caer frente al avance aliado, Himmler ordenó la detención y ejecución de jóvenes involucrados en actividades subversivas. En noviembre de 1944, 30 jóvenes fueron colgados en la ciudad de Colonia, entre ellos cinco piratas. Con la caída del régimen nazi, los piratas quisieron incorporarse a las autoridades aliadas, pero estos prefirieron romper con todo el pasado alemán. Incluso, las autoridades soviéticas anunciaron que castigarían con 25 años de prisión a todo aquel que hubiera sido pirata.

T1BXTfS
Swing Kids

Con la instauración del régimen nazi en el poder, las Juventudes Hitlerianas intentaron atraer a más jóvenes a sus filas: intentaron incentivar la participación con danzas comunales. Sin embargo, en la década de los 30, el swing y el jazz era el ritmo que volvía loca a la juventud y lo bailaban en clubs privados o salones pequeños.

swing-kids

El jazz y el swing, al ser ritmos encumbrados por la raza negra y tocados por músicos judíos, era considerado como algo impuro por los nazis, así que comenzó la persecución de todo aquel que bailara o tocara jazz. A pesar de la prohibición, la negermusik (música de negros) o música degenerada terminó por unir a los jóvenes amantes de dichos ritmos, y contribuyó a la conformación de un grupo contracultura compuesto principalmente por jóvenes de 14 a 18 años, quienes eran amantes de la vida americana y británica. 

Los Swing Kids eran apolíticos y su oposición al sistema radicaba en la música y en la forma de vestir, además de mostrar un rechazo a la guerra, el trabajo forzado, las obligaciones de la masa  y el servicio militar.

Como primer medida para detener la proliferación de estos movimientos, los nazis impidieron la entrada a los bares antes de los 21 años. En respuesta, los jóvenes acudieron a la clandestinidad y  el 18 de agosto de 1941, 300 jóvenes fueron detenidos por las autoridades nazis. Los castigos iban desde cortes de cabello militar, su regreso forzado a la escuela o la deportación de los líderes a campos de concentración.


Finalmente, el régimen nazi asoció a los Swing Kids con el movimiento de la Rosa Blanca y se les acusó de sabotaje y propaganda anarquista. En consecuencia, fueron perseguidos, detenidos y ejecutados. 

Te puede interesar: 25 frases que reflejan el perfil psicológico de Hitler



La Rosa Blanca

En el verano de 1942, un grupo de estudiantes de la Universidad de Munich acudió al llamado forzado del ejército nazi para servir como médicos auxiliares en el frente ruso. Los estudiantes observaron los horrores de la guerra y la persecución judía, y al volver a las aulas, rechazaron toda muestra de fascismo y militarismo. Motivados por su sentido de ética y consideraciones morales, decidieron repartir folletos en los pasillos de la universidad, en los que criticaban y difundían los horrores del régimen nazi. Atacaron el militarismo y el control completo de la vida de los ciudadanos y comenzaron a realizar pintas en la universidad contra la figura de Hitler.

memorial-2bjuivv

Con la derrota del ejército nazi en Stalingrado, el aumento de la deportación de judíos en Alemania, las atrocidades alemanas en la guerra y el rumor confirmado del asesinato de enfermos mentales, el contenido de los folletos se radicalizó. Sin embargo, en 1943, los seis miembros del movimiento fueron detenidos por las autoridades alemanas, enjuiciados por traición y finalmente ejecutados.

El sexto y último folleto de la Rosa Blanca llegó a manos británicas gracias a Helmuth James Graf von Moltke, y en un acto de propaganda política, los aliados arrojaron el texto a las ciudades mediante bombarderos aliados. Hoy Alemania les rinde honor a algunos de sus más grandes héroes al haberse opuesto a un régimen con una rebeldía que sólo les aseguraba la muerte. 

whiterose021

Círculo Kreisau 

Este fue el nombre que la Gestapo le otorgó a un grupo de disidentes alemanes congregados a la figura de Helmuth James Graf von Moltke. El Círculo Kreisau es considerado como uno de los grupos de oposición más grandes de la Alemania nazi, aunque sus intenciones eran más de reunión y debate que de planeación de una estrategia para derrocar al régimen. 

helmuth-james-graf-von-moltke-540x304
La mayoría de los miembros pertenecía a la clase conservadora de la aristocracia alemana: padres jesuitas, pastores luteranos, monárquicos, terratenientes y diplomáticos. El grupo mantenía mucho contacto con otros grupos de resistencia y se encargaba de informar a los aliados de las actividades de estos, además de documentar las condiciones políticas del Tercer Reich y las posibles debilidades del régimen. 

El grupo trabajaba en la planeación de un gobierno de paz en Alemania, sin representar una verdadera amenaza para el régimen. Motke fue detenido el 19 de enero de 1944 y en consecuencia el grupo se debilitó, aunque algunos miembros participaron en el posterior intento de golpe de estado e intento de asesinato de Hitler, el 20 de julio de 1944. Los miembros del Círculo Kreisau fueron arrestados y ejecutados.



La protesta Rosenstrasse 

Tras la derrota en Stalingrado, y para el cumpleaños 54 de Hitler, Joseph Goebbels tenía planeado "limpiar" Berlín de al menos 8 mil judíos que aún vivían allí, así que ordenó la deportación de todos los judíos aún residentes en la capital. Sin embargo, alrededor de 2 mil hombres fueron detenidos en un edificio conocido como Rosenstrasse por ser judíos casados con mujeres alemanas (arias). Ante la emergencia y la posibilidad de que sus esposos fueran deportados, las mujeres y algunos familiares de los judíos salieron a la calle y protestaron frente al edificio donde sus esposos fueron detenidos.


Los soldados que custodiaban el edificio amenazaron con disparar en repetidas ocasiones al cúmulo de mujeres que protestaban; sin embargo, esto no aminoró las protestas. Finalmente, Goebbels consideró que la mejor opción para detener la protesta era la liberación de los judíos para que posteriormente fueran deportado, un hecho que no se logró, pues sobrevivieron a la guerra. 

La protesta, si bien no fue un movimiento opositor a los nazis, hoy representa una de las pocas acciones de resistencia civil no violenta que se tradujo en resultados claros, pues el régimen nazi cedió para evitar un conflicto interno mayor. 

972251499_d0b2e5f04f_z
Referencias: