El policía negro que logró infiltrarse al KKK para destruirlo y sobrevivió al racismo
Historia

El policía negro que logró infiltrarse al KKK para destruirlo y sobrevivió al racismo

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

24 de agosto, 2018

Historia El policía negro que logró infiltrarse al KKK para destruirlo y sobrevivió al racismo
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

24 de agosto, 2018

¿Sabías que en 1978, Ron Stallworth, un oficial de Colorado, pudo afiliarse al Ku Klux Klan con el objetivo de impedir ataques de este grupo?


Así como lo lees, en la década de los 70, Ron Stallworth logró unirse al Ku Klux Klan, —famoso por ser defensores de la supremacía blanca y evidentemente por ser grandes racistas, así como por su férreo rechazo y discriminación de extranjeros, católicos, judíos, homosexuales y por supuesto por su atavío blanco que brinda cierto anonimato a sus miembros—.


post-image

[Ron Stallworth]


La historia de Stallworth comienza cuando contestó a un anuncio en un periódico que ofrecía más información sobre el Ku Klux Klan. Seguro de que a sus manos tan sólo regresarían panfletos, decidió escribir relatando cosas falsas sobre sí mismo. En entrevista para el Washington Post, afirmó:


«Yo le dije que era un hombre blanco que odiaba a los negros, spics, Chinks [términos peyorativos para los latinos y los chinos], judíos, japoneses y cualquiera que no fuera un blanco ario puro como yo. Les dije que quería hacer algo para detener el abuso sobre la raza blanca». 

post-image


Esa simple declaración bastó para que semanas después fuera contactado por teléfono por el organizador del clan en Colorado Springs. Durante esa llamada, recordó todas las veces y formas denigrantes en que había sido llamado e inventó una historia para justificar por qué quería unirse al clan. 


«Le dije que mi hermana estaba saliendo con un negro y cada vez que ponía sus sucias manos negras en su cuerpo puro y blanco me hacía estremecer, y quería hacer algo al respecto para detener esas cosas». 

post-image

[David Duke y miembros del KKK.]


Esto fue suficiente para que Stallworth pudiera unirse al clan, aunque necesito que un compañero suyo —blanco— pretendiera ser él durante las reuniones en persona con algunos de los miembros del clan, mientras que el propio Ron realizaba las llamadas telefónicas, mismas que tiempo después lo llevarían a hablar con el mismo líder de la organización, David Duke. El cual es descrito como una persona carismática e interesante, pero que se vuelve realmente desagradable en el momento en el que comenzaba a hacer comentarios racistas o xenófobos.


post-image


Su historia y su labor investigativa dio un giro cuando los jefes de Ron lo asignaron para actuar como guarura del dicho líder, lo cual podría poner en riesgo la investigación. No obstante, Duke no reconoció su voz y según el policía hasta se tomó una foto con él, aunque con el tiempo la perdió. Su involucramiento en el clan fue tal que resultó capaz de detener distintos atentados en contra de bares gay, la quema de cruces e incluso reveló la identidad de distintos miembros del clan que se desempeñaban en el ejército y en la defensa aeroespacial —cuyo involucramiento facilitaba la obtención de armas para la supuesta guerra de razas—.


post-image

[En Charlottesville]


Sin embargo, su investigación se vio interrumpida cerca de 7 meses después, en 1979, cuando le pidieron actuar como líder del clan de Colorado Springs y razón por la cual su jefe le pidió que diera por terminada la investigación de inteligencia sobre cómo operaba el KKK en esta región de los Estados Unidos. La problemática alcanza hasta nuestros días: basta mirar los sucesos de años recientes del vecino del norte, en específico los disturbios de Charlottesville o el tiroteo de la iglesia de Charleston, donde fueron asesinadas hasta 9 personas por motivos estrictamente raciales.


[Tráiler de BkacKkKlansman, película inspirada en la novela de Stallworth y su historia de vida.]


Esta problemática de alguna forma también alcanza nuestro país, donde también surgió el Ku Klux Klan a principios del siglo XX, o de grupos nazis, aunque tampoco es estrictamente necesaria la presencia de este tipo de agrupaciones para enfrentarnos a la discriminación y el racismo latente en nuestra cultura.


*

También te podría interesar:


12 fotografías del día en que el racismo extremo hizo una fiesta nacional

El lado oscuro de Einstein que demuestra su racismo y xenofobia