¿Por qué la Luna y los ataques epilépticos nos hicieron creer en los hombres lobo?
Historia

¿Por qué la Luna y los ataques epilépticos nos hicieron creer en los hombres lobo?

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

3 de febrero, 2017

Historia ¿Por qué la Luna y los ataques epilépticos nos hicieron creer en los hombres lobo?
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

3 de febrero, 2017

 

La noche es oscura, el viento sopla de forma ominosa. Una calma tensa invade el ambiente. "Esta noche hay luna llena", alguien siempre dice en ese tipo de cuentos. Las puertas rechinan, los niños duermen y las parejas de amantes terminan de copular antes de caer en los brazos de Morfeo, pero un sonido perturba el ritual natural de la vida: un aullido insólito; no parecido a nada conocido previamente. Es claro que no es un lobo, sino lo que se conoce como un licántropo: un hombre lobo, listo para devorar a cualquiera que se interponga en su camino.

creer en los hombres lobo luna

Todos conocemos esas historias, pero pocos saben de dónde nació la mítica figura que ha atormentado a los crédulos durante generaciones y que le ha dado obras tan interesantes al cine y la literatura. Lo que resalta de este tema es que durante años, sólo unos pocos han mencionado que el origen de esta criatura puede rastrearse desde una condición médica: los ataques epilépticos.

creer en los hombres lobo personas

¿Cómo nacieron los hombres lobo?

Durante el siglo XV, en Alemania, el término ganó popularidad, pero a diferencia de lo que todos piensan, en ese tiempo se refería meramente a hombres que tomaban la figura del lobo como un estandarte, identificándose como lobos-hombres, para generar miedo y reputación. En cuanto al "licántropo", que se refiere a transformarse literalmente en el depredador, el término nació en la antigua Grecia para referirse a los individuos con condiciones psiquiátricas que les hacían creer que podían convertirse en un ser de otra especie. Con ese par de datos recordamos la importancia que tienen los lobos en la cultura general y cómo se comenzó a crear un mito alrededor de su conducta.

creer en los hombres lobo epilepsia

Existen registros de historias de Grecia Antigua que involucran la licantropía, como fábulas que narran lecciones y usan al canino como ejemplo de fortaleza y castigo. Durante la Edad Media se vivió un periodo de evangelización masiva por parte de los cristianos. Como forma un sincretismo de los distintos cultos europeos, se utilizó al figura del lobo para motivar a los futuros guerreros de la milicia. Se decía que pasaban de ser simples hombres a tomar la fuerza del animal de forma metafórica; a partir de esto, comenzaron a nacer historias sobre hombres lobo. 

Con la llegada difusión de la literatura, comenzó una fuerte creencia de que los licántropos eran figuras reales y tomaron forma todos los clichés que conocemos de ese tipo de historias. En Francia del siglo XVI, hubo reportes sobre ataques de hombres lobo vinculados con canibalismo, asesinato y demás elementos que se reducían a la intervención humana. Al igual que la persecución de brujas que hubo en Europa, se creó una caza de hombres lobo y –aunque se hable poco de ello– hubo personas con epilepsia que fueron confundidos con tal criatura

creer en los hombres lobo licantropos


¿Cuál es la conexión entre la epilepsia y los hombres lobo?

Es necesario recordar la historia del emperador romano, Caligula. No hablaremos sobre sus excesos sino sobre un comportamiento en particular: a pesar de ser un hombre entrenado, fuerte y valiente, jamás se atrevió a nadar. Su condición psicológica empeoró antes de su asesinato y existen registros de que hablaba constantemente con la Luna. Lo que podemos deducir es que el gobernante sufría de ataques de epilepsia, los cuales durante años han estado relacionados con los diferentes cambios de la esfera que rodea la Tierra. Los epilépticos no pueden nadar, presentan pánico inusual al agua y pueden desarrollar una fuerte frustración violenta si no entienden su condición; tal y como a Caligula.

creer en los hombres lobo

Supongamos que un día cualquiera, un individuo con epilepsia camina por la calle, a causa de la Luna sufre un ataque, comienza a morder su lengua sin control y comienza a desangrarse; finaliza el episodio y cuando regresa en sí, tiene la boca llena de sangre y para cualquier persona que no sepa lo que le sucede, parece un evento sobrenatural. Demuestra el poder de los mitos y el prejuicio hacia lo desconocido que existía en épocas antiguas y sirve como un reflejo de decenas de enfermedades que fueron confundidas por condiciones sobrenaturales, como personas "poseídas" que en realidad sufrían de esquizofrenia.  

La Luna llena no tiene un efecto mayor en las personas que sufren de epilepsia, el mito ha sido enriquecido de múltiples formas, revelando la facilidad con la que los individuos caen en cuentos de fantasía. Los hombres lobo nunca fueron reales y sólo son una concepción imaginaria que parte de una historia de una condición médica, mitología de la época y la misteriosa atracción del satélite natural de la Tierra.


-
Sería interesante que vivieran todos los seres mitológicos que han sido pensados, pero sería un mundo demasiado aburrido e irritante. Probablemente las personas caen en esos trucos literarios pues necesitan una forma para motivar su existencia o darle más emoción de la que puedan proveerla. Al mirar las consecuencias, como los juicios a las personas o la satanización de enfermedades, reducimos nuestro deseo a que las personas acepten la ciencia y la realidad y se alejen de los mundos de fantasía.


*
Referencias:
Science Daily
Science 20









Referencias: