PUBLICIDAD

HISTORIA

¿Por qué nos disfrazamos en Halloween? Conoce la leyenda

Conoce el curioso origen de la tradición de usar disfraces cada año en época de Halloween.

La época de Halloween probablemente es una de las favoritas de la mayoría, pues en esta temporada no sólo decoramos nuestras casas con elementos oscuros, sino también nos disfrazarnos de nuestros personajes favoritos más terroríficos o divertidos.

Pero así como cada año anhelamos (sobre todo los niños) la llegada de Halloween para elegir el disfraz más original, ir a una fiesta con los amigos y hasta comer muchos dulces, también existe una curiosa historia detrás de los disfraces que se remonta a una época antigua en Irlanda e Inglaterra.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El origen de los disfraces de Halloween

Para empezar, el nombre “Halloween” viene de la frase “All Hallows Eve”, que es el 1 de noviembre, el día anterior al Día de Todos los Santos. Por otro lado, de acuerdo con Lesley Bannatyne para CNN, como el 31 de octubre estaba vinculado a diversas supersticiones, los disfraces de Halloween de la primera mitad del siglo XX eran realmente terroríficos, pues surgieron con la finalidad de ahuyentar a los malos espíritus o reconciliarse con la muerte.

Algunos historiadores cuentan que el festival pagano celta de Samhain es el precursor de la festividad, pues en esta temporada oscura el mundo de los dioses era visible para los humanos y algunas personas les ofrecían dulces o comida para interactuar con ellos. Incluso había quienes en 1920 y 1930 empezaron a ponerse encima cabezas de animales como máscaras con la finalidad de confundir a otras personas y hacerles bromas, es decir, como los lugareños de las Islas Británicas empezaron a hacerse bromas entre ellos, después, con un disfraz puesto, culparon a dichos “espíritus” de realizar estas travesuras. A esta práctica de personificar a los espíritus a cambio de comida o golosinas se le conocía como “mumming”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En pocas palabras, los atuendos buscaban simbolizar las almas de los muertos que pasaban de casa en casa para recolectar golosinas, por lo que al inicio eran espeluznantes, pero a inicios de la década de los 60 los disfraces comenzaron a ser más relajados y divertidos y hasta las primeras grandes empresas de fabricación de disfraces comenzaron a crear vestuario de personajes ficticios como Popeye o Mickey Mouse.

La llegada de Halloween a Estados Unidos

Se dice que los inmigrantes irlandeses y escoceses que llegaron a Estados Unidos llevaron consigo sus supersticiones y tradiciones de disfraces de Halloween al país y desde entonces se popularizó la práctica.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“La gente en la América rural realmente abrazó sus raíces paganas y la idea de que era una ocasión oscura, centrada en la muerte. Llevaban atuendos espantosos que se hacían en casa con lo que había a mano: sábanas, maquillaje, máscaras improvisadas”, dijo a CNN Nancy Deihl, historiadora de moda de la Universidad de Nueva York.

De acuerdo con Slate, a medida que la televisión llevó la cultura pop a los hogares después de la Segunda Guerra Mundial, los disfraces estadounidenses de Halloween se parecían cada vez más a superhéroes o personajes de historietas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ya para la década de los 70′s y 80′s, los adultos comenzaron a hacer una moda el hecho de disfrazarse en esta temporada para divertirse con la familia o los amigos, e incluso la comunidad LGBT empezó a popularizar los vestuarios sexys (en lugar de aterradores) luego de que éstos se mostraran en pasarelas y desfiles.


Podría interesarte
Etiquetas:halloween
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD