PUBLICIDAD

HISTORIA

¿Por qué trabajamos 8 horas diarias, 5 días a la semana?

Esta manera en la que trabajamos actualmente no es tan antigua.

La pandemia modificó el estilo de vida de las personas y algo que se implementó en todo el mundo fue el Home Office, el cual permitió que las personas trabajaran de manera remota desde sus hogares para evitar que se contagiaran de COVID-19. A pesar de esta nueva forma de desempeñar las labores, el horario de ocho horas y cinco días a la semana sigue vigente en muchas partes del mundo.

Con motivo del Día del Trabajo que se celebra este primero de mayo, te contamos más acerca de cómo surgió el esquema laborar que se encuentra activo en la actualidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El origen de esta regla surgió en la Revolución Industrial de los siglos XVIII y XIX, cuando en Inglaterra los trabajadores se sometían a largas jornadas laborales que iban de 10 hasta 16 horas diarias, a lo cual se le sumaba situación precaria, trabajo infantil y bajos salarios.

De acuerdo con historiadores, un personaje importante para que se modificaran los horarios extenuantes, fue Robert Owen, uno de los referentes del socialismo utópico, quien proclamó que el día debía distribuirse en 8 horas para trabajar, 8 horas para descansar y otras 8 horas de ocio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En 1847 comenzó a establecerse este ritmo de trabajo en Gran Bretaña, Francia, Nueva Zelanda y otros países europeos.

En el caso de Estados Unidos, en 1886 sucedió la llamada Revuelta de Haymarket en Chicago, en donde las personas protestaron por sus horarios de casi 18 horas. Fue en recuerdo de aquellas movilizaciones y de la conquista de la jornada laboral de 8 horas, que cada primero de mayo se celebra el Día Internacional del Trabajo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cabe destacar que en México, el encargado de que este derecho se cumpliera, fue Ricardo Flores Magón, quien propuso a través del Programa del Partido Liberal Mexicano una jornada laboral del tiempo ya mencionado, pero también impulsó otras prácticas como el salario mínimo, el descanso dominical obligatorio o el pago de indemnizaciones en caso de accidentes surgidos en el lugar de trabajo.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD