Historia

¿Por qué Taylor Swift es la máxima representación del neofascismo del mundo?

Historia ¿Por qué Taylor Swift es la máxima representación del neofascismo del mundo?


Desde que Donald Trump se postuló candidato a la presidencia de Estados Unidos se evidenció que, bajo la superficie del discurso democrático inclusivo que dominaba desde hacía años la postura oficial de ese país, seguía latiendo un destello racista debajo. Este hecho tal vez haya sido la causa de su reciente victoria.

Los grupos radicales suelen tener un modelo fijo que es tanto objetivo como idea. En realidad, cada cultura tiene discursos ideológicos que la atraviesan y la unen. La manera más sencilla de percatarse del discurso ideológico es el contraste de dos elementos de producción semejantes, como comparar dos películas que se relacionen entre sí porque una sea el remake o el reboot de la otra.

De esta forma, entre las diferencias es posible entrever la postura ideológica de cada elemento respecto a la sociedad, al bienestar, la maldad y la belleza. Por ejemplo, "Godzilla" de 1998 y su versión de 2014: tratan de ‘lo mismo’ pero son diferentes, desde su paleta de colores hasta la idea de ‘monstruo’ en cada una.

Pero hablemos de modelos de belleza.

alt right saludo

Hablemos de Taylor Swift y los grupos neonazis estadounidenses.

Ojos azules, exitosa, piel blanca, perfeccionista y claro, guapa. Características que encajan perfectamente en lo que los grupos de ultraderecha, de ‘ascendencia’ aria buscan desde que Adolf Hitler inició su movimiento Nacionalsocialista a miles de kilómetros de distancia, en el país de Wagner y el joven y desgraciado Werther, en los lejanos años 30 del siglo pasado.

La polémica comenzó con una fotografía que la cantante se hizo al lado de un chico que llevaba puesta una camiseta con una esvástica pintada en ella.

alt right foto

La fotografía se viralizó, comenzaron los fotomontajes y los memes, que finalmente llegaron a la página de Facebook ‘Taylor Swift for Fascist Europe’, cuyo contenido está lejos de ser una broma.

Una de las persona detrás de este posicionamiento de Swift como ídola aria y reencarnación de Atenea, es Andre Anglin, un miembro del grupo de ultraderecha de los Alt Right. Esta organización está vinculada a Donald Trump, defensor del ultranacionalismo estadounidense, el antisemitismo y los discursos homofóbicos.

alt right swift

“Taylor Swift es secretamente nazi y está esperando el momento en que Donald Trump llegue a la presidencia para anunciar su agenda como Diosa Aria al mundo”, escribe Anglin en su web en la que, entre otras cosas, niega el holocausto judío. Trump ya ha llegado a la presidencia.

A pesar de que la cantante se ha desvinculado de este tipo de declaraciones, su figura es pública y por lo tanto puede ser usada por quién sea cómo se desee. Según Andre Anglin, Swift “se comprometerá con el hijo de Trump” y formará parte de “la realeza americana”. También cree que algunas de sus canciones de la originaria de Pennsylvania tienen mensajes cifrados a favor de la supremacía aria, como “Bad Blood”.

alt right taylor

Los modelos de belleza son las plataformas que más fácilmente traducen sistemas ideológicos de pensamiento y los vuelven tangibles en formas, colores, figuras, tallas; pero darse cuenta de ello es complicado porque aparentemente la belleza se relaciona con la perfección inherente a todo ser humano. Esto nos recuerda que vivimos en un mundo donde las tragedias regresan como farsas y de nuevo se encaminan secreta –o a veces abierta y democráticamente– a la tragedia.

*

Los grupos neonazi anhelan el regreso de una política de exterminio y dominación racial  y niegan hechos tan brutalmente inhumanos como el holocausto, a pesar de las cientos de historias de pérdidas, como la de 'La mujer que perdió a toda su familia en el más infame campo de exterminio nazi'; y aunque parezca distante, esta relación de música y nazismo no es nueva:  en los campos de concentración nazi sonaba música.


**
Referencia:

El País





Referencias: