La propaganda nazi y otras formas en las que hemos normalizado los discursos de odio

Miércoles, 22 de agosto de 2018 15:10

|Museo Memoria y Tolerancia
propaganda nazi

Los discursos de odio en la propaganda nazi fue un mecanismo para normalizar la violencia entre la población alemana de la época, y desafortunadamente este uso de los medios no es un caso único en esa etapa de la historia.



Desde tiempos remotos los medios audiovisuales han sido utilizados para perseguir ciertos fines. Actualmente, la publicidad los utiliza con fines comerciales, las escuelas los usan como estrategias pedagógicas; sin embargo, en la historia reciente se han usado con un objetivo perverso: adoctrinar o transmitir ideas de odio hacia ciertos grupos. En este sentido los medios audiovisuales han fundamentado la propaganda de los gobiernos totalitarios. Los nazis desarrollaron la campaña de propaganda más exitosa de la historia, tomaron el control absoluto de la literatura, la prensa, la radio, el teatro, el cine y la educación, inundándolas de mensajes, xenófobos, anticomunistas y antisemitas.



propaganda nazi 1



Todo lo enfocaron al hecho de que la población debía ver y escuchar sus mensajes para lograr la manipulación, el gobierno incluso subsidió la fabricación y posterior distribución de radios Volksempfänger, “radio del pueblo”, y llegaron a regalar un millón de artefactos radiofónicos de frecuencia limitada para que el alcance de sus discursos llegara a la mayor población posible, posicionando a Alemania como uno de los países de mayor audiencia radial en el mundo. El uso de carteles, películas, libros y discursos movieron el odio de todo un pueblo que fue testigo, y cómplice en muchos casos, de los más atroces crímenes contra la humanidad. Sin embargo, en cuestión de propaganda, la más efectiva consistía en los recursos orales: los discursos en mítines masivos, los mensajes radiofónicos. La masa bombardeada de propaganda que repetía una y mil veces la misma mentira, fue incapaz de comprender la catástrofe de violencia que presenciaba.



propaganda nazi 2



Finalmente se logró el objetivo, y las acciones del gobierno fueron permitidas por el pueblo, pues no debemos olvidar que ese partido político fue electo por la sociedad alemana que, a pesar de sus evidentes y agresivos principios, fue reconocido y votado; alemanes defraudados y desmoralizados de todas las capas sociales abandonan sus creencias en las prácticas políticas tradicionales y entregan su última esperanza al nacionalsocialismo y a su líder, Adolf Hitler. De suerte que el nuevo gobierno debía contagiar con su odio a todo un pueblo y la tarea de lograrlo fue encomendada al entonces Ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, cuyo lema más conocido reza: “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Por lo tanto, la estrategia propagandística consistía en llegar a las masas de seres desvirtuados, apáticos, acríticos y superfluos con mentiras para construir la imagen de un enemigo para la nación.



propaganda nazi 3



Con la propaganda se construye la idea de un enemigo que es el causante de los males de una sociedad, con carteles los nazis transmitían ideas de odio contra las personas con alguna discapacidad, contra los negros, los gitanos y especialmente contra los judíos, haciéndolos parecer hongos venenosos o seres infrahumanos. No hay un enemigo específicamente objetivo, sino que se construye dentro por medio del lenguaje de la propaganda, sin ninguna razón, sin ningún crimen de por medio, es enemigo per se. Dentro de los gobiernos violentos y represores, todos son sospechosos, todos son posibles enemigos. Por lo tanto, la propaganda es parte inevitable de la guerra sicológica y es un instrumento ideológico para conseguir un único fin, según los nazis existía una raza superior que tenía que dominar al mundo y seres despreciables que tenían que extirparse de la humanidad para encarnar en los seres humanos las supuestas leyes de la naturaleza de la raza aria.



propaganda nazi 4



Desgraciadamente la historia de la propaganda se repetiría en el caso de Ruanda en 1994, donde se ideo e implemento la campaña de propaganda por intelectuales, profesores universitarios y científicos para convencer a la población del peligro de vivir con sus

hermanos tutsis. En México, por ejemplo, durante la matanza de chinos en Torreón se desplegó una importante reproducción de estereotipos negativos y odio contra la población china en carteles difundiendo la ideología de que eran nocivos para la nación, esta ola de violencia tuvo como consecuencia el asesinato de este sector de la población.



propaganda nazi 5



La reflexión que debemos hacernos es sobre qué tan críticos somos con los contenidos que consumimos en los medios audiovisuales de comunicación y qué tan capaces somos de identificar discursos de odio, mentiras o ideas negativas sobre alguna

persona, colectivo o minoría en nuestra actualidad. La historia no está lejos de nosotros.


Bibliografía consultada

Hannah Arendt, Orígenes del Totalitarismo, Alianza Editorial, Madrid.

Edición Museo Memoria y Tolerancia, México, ISBN: 978-607-8226-00-9

Enciclopedia del Holocausto del Museo Memorial de Washington https://www.ushmm.org


Las fotografías fueron tomadas en la Sala Propaganda - Holocausto de la exposición permanente "Memoria" del Museo Memoria y Tolerancia.


**


El texto anterior fue escrito por el Licenciado Víctor Manuel Ramírez Sánchez. Guía, formador y evaluador de contenidos del Museo Memoria y Tolerancia.


**


Te invitamos a visitar la página y las redes sociales del Museo Memoria y Tolerancia:


Página oficial

Twitter

Facebook



REFERENCIAS:
Museo Memoria y Tolerancia

Museo Memoria y Tolerancia


  COMENTARIOS