Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad

Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad

Por: Beatriz Esquivel -

Conoce algunos de los rituales, tradiciones y pruebas de amor que solían utilizarse desde tiempos antiguos en fechas tan especiales como San Valentín.

Cuando se trata del amor, la humanidad no ha escatimado en imaginación o recursos para que Cupido otorgue su favor y podamos encontrar a esa persona que supone ser la indicada para nosotros.

En la actualidad el amor ha adquirido unas connotaciones especiales que van de la mano con la tecnología y un supuesto libertinaje que, de ser sinceros, palidece en comparación con las concepciones del amor en la Edad Media o en las libertades existentes en cuanto al matrimonio como un contrato y la búsqueda del amor como algo completamente distinto. Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad 1Foto: Literatura Medieval

No obstante, a pesar del paso del tiempo, los humanos nos hemos empecinado en crear todo tipo de ritos en torno a la búsqueda del amor o la comprobación de éste. Los siguientes que son propios de tiempos medievales: 

Sopa de insectos 

Parecido a una poción de amor o al famoso toloache mexicano, antes se creía que ciertas combinaciones de comidas influían en los humores del cuerpo y podían hacerte más atractivo para la persona que querías conquistar. Pero además de consumirlo, también podías dárselo a probar, como una sopa de gusanos de tierra y puerros, que prometía hacer tuyo a ese galán. 

Relacionadotoloache-menstruacion-y-pociones-de-amor-de-antiguedadMenstruación, toloache y otras pociones de amor que se utilizaban en la Antigüedad

Regalar huevos de codorniz

Antes de las flores, los chocolates o cualquier otro dulce hecho a mano, los huevos de codorniz eran un regalo ideal para un día como San Valentín. Esto provenía de dos creencias: la relación entre las aves y el amor —por ejemplo, la primera ave que una mujer veía en tal fecha describiría su situación amorosa por el resto del año— y en la comida afrodisíaca. Comer huevos de codorniz y otros alimentos harían a cada miembro de la posible pareja más fértil y bello.Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad 2Foto: Zenda

Casarse con la primera persona que vieras

Se trata de una tradición un tanto extrema, pero se creía que en un día como ese, cualquiera podía quedar totalmente enamorado de la primera persona que viera, conduciendo a su matrimonio y una vida en unión. Por esta razón algunas mujeres llegarían a ciertos extremos para no ver por accidente a hombres en las que no estaban interesadas. 

Relacionadopruebas-de-embarazo-en-antiguedad-historia-de-testsOrinar sobre trigo y otras extrañas pruebas de embarazo de la Antigüedad

Hacer linternas de nabo

Si se trata de reutilización y aprovechamiento de los recursos, seguro nos llevaban la delantera. Anteriormente creaban linternas con la corteza nabo colocando una linterna en el interior de ésta para establecer un ambiente romántico. A esta decoración se sumaban otros accesorios que la gente colocaba sobre su ropa a manera de amuletos. Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad 3Foto: Prisma a la Vista

Escribir cartas en seda

Por supuesto que las cartas tenían motivo amoroso y hacerlo sobre una tela tan fina, así como con encaje demostraba un gran nivel de dedicación y por supuesto de amor, de otra forma ¿quién se tomaría la molestia de escribir con el mayor de los cuidados para no manchar la tinta o cometer un error? 

Relacionadocartas-de-amor-para-dedicar-e-inspirarteCartas de amor perfectas para dedicar si no encuentras inspiración

Elegir a tu pareja en un sorteo

Cuenta la historia que esto proviene de la antigua Roma. El sorteo se realizaba juntando los nombres de todos los hombres y las mujeres en jarrones distintos, después cada persona tomaba un papel y sabía quién sería su cita por la velada y tal vez el resto de su vida. Sopa de insectos y otras pruebas de amor de la antigüedad 4Evelyn de Morgan, The Love Potion. / Foto: Wikimedia Commons. 

O se realizaban justas

Las justas eran el deporte por excelencia y los torneos solían jugarse para ganar el favor de alguna dama. Al inicio del torneo ellas solían entregarle a los caballeros algún objeto de importancia que ellos debían regresar al finalizar. 

¿Conoces algún otro?

Te podría interesar: 

Libertad, rebeldía y sexualidad: 20 fotos de la vida secreta de los travestis nazis
La historia de la emperatriz purépecha que luchó contra los conquistadores
El antiguo ritual egipcio para enamorar a alguien perdidamente de ti

Suscríbete a CC News a través de Google News dando clic aquí.

Referencias: