Historia

Pruebas de la evolución humana que puedes observar en tu cuerpo

Historia Pruebas de la evolución humana que puedes observar en tu cuerpo


Hace millones de años el primer homo sapiens caminó por la tierra, se irguió para evolucionar a ese ser que vemos  al mirarnos al espejo, y aunque muchos de los rasgos que nos identifican como descendientes de animales han desaparecido, hay ciertos músculos o piezas óseas que tiene nuestro cuerpo y ya no son útiles. Estos músculos o huesos eran parte de la vida diaria de nuestros antepasados, y a pesar del tiempo que ha transcurrido, aún hay parte de la población humana que nace con ellos.

evolución

El apéndice es uno de los órganos de nuestros antepasados vegetarianos que hemos conservado. Mientras la apendicitis puede ser una enfermedad fatal, y removerla no tiene ningún efecto adverso, algunos investigadores creen que puede tener funciones auxiliares al sistema inmunológico.

El vello corporal es también uno de los remanentes de nuestros antepasados necesario para proteger y dar calor, pero en la actualidad -a excepción de las cejas y del vello púbico- el vello corporal apenas tiene sentido, por lo que paulatinamente desaparecerá de la especie humana.

vellocorporal


Una manera muy entretenida de saber si tienes un músculo que no es útil es poniendo tu mano con la palma hacia arriba y une tu meñique al pulgar. 
Si ves algo sobresaliendo en tu muñeca es que eres parte de la mayoría que aún tiene el palmaris longus, un músculo que existe en animales que usan sus antebrazos para moverse; sin embargo, este músculo ha ido desapareciendo, pero sólo entre el 10% y 15% de la población no lo tiene.





Te podría interesar
*
El origen del cambio climático acelerado estuvo en la Segunda Guerra Mundial
*
11 terribles hechos históricos que inspiraron Game of Thrones





Referencias: