¿Qué hay detrás de la industria de la moda?

Martes, 29 de septiembre de 2015 8:41

|Julieta Sanguino

¿Qué hay detrás de la multimillonaria industria de la moda? Es una pregunta que respondemos entre secretos, entre lo no dicho, lo que permanece oculto y no se revela a simple vista. Lo sabemos pero no queremos aceptarlo, nos gusta pensar que esas hermosas zapatillas o el vestido que escogemos llegan ahí gracias a una mágica producción multimillonaria de los grandes corporativos textiles, pero ¿acaso no intuimos qué hay detrás del glamour de los atuendos de marca que portamos?

detrás

Desde los años 90, más ONG dejan entrever el mundo que se oculta y que las grandes marcas de ropa no quieren que veamos. Países como Camboya o Bangladesh tienen su principal ingreso en la industria textil, por lo que las empresas se aprovechan para otorgar casi nulos derechos a los trabajadores. Muchos sucesos han desatado controversia en el mundo de la moda, como el polémico cierre de una empresa sin pagar el salario de sus trabajadores por varios meses o el despido de 300 trabajadores camboyanos por participar en protestas para mejores condiciones laborales.

Sin embargo, todo salió a la luz cuando en abril de 2013, ocurrió una de las tragedias mundiales más grandes: El Plaza Rana, que albergaba a muchas marcas de indumentaria, colapsó. Dejó más de mil cien muertos y dos mil heridos que significó una de los episodios más trágicos en la historia de Bangladesh. Este hecho dio a conocer lo que muchos pensábamos que eran mitos para desprestigiar a las compañías más grandes del mundo: las condiciones infrahumanas a las que empleados del tercer mundo deben enfrentarse para llevar dinero a sus hogares.

detrás

Muchas marcas con renombre mundial tenían su sede manufacturera en el que, junto Haití, es considerado el país más pobre del mundo. La marca inglesa Primark, por ejemplo, confirmó que en el segundo piso del edificio había un taller de confección de su propiedad y aseguró que ha evaluado los estándares de Bangladesh por años, aunque sin resultados claros. Lowblaw también declaró que una de las fábricas del edificio producía un número pequeño de sus productos, pero otras marcas, de las que han encontrado etiquetas en el piso, permanecen hasta la fecha calladas ante la tragedia del país en el que la industria textil es una pieza angular de su economía

Desde la ignominia que ocurrió en este país, se han hecho distintos esfuerzos para lograr que las personas abran los ojos y eviten consumir ropa de empresas multinacionales que utilizan un tipo de esclavitud moderna en la manufactura de su ropa. Y es esclavitud moderna porque los trabajadores no tienen un salario digno, seguro médico ni mucho menos condiciones de trabajo estables. Los trabajadores de China, Marruecos, Bangladesh, Honduras, Rumania, Camboya, India y otros países trabajan más de 12 horas diarias por un sueldo que cubre limitadamente sus necesidades básicas. Aquellos que murieron en esta tragedia, no dejaron nada a sus familias, quienes ahora pelean por una indemnización justa por parte de las marcas para las que trabajaban.

bangladesh moda textil

Cada vez más personas voltean a ver detrás de las hermosas prendas que anuncian las plazas y tiendas departamentales para lograr buscar un reconocimiento de las normas de seguridad y un trato justo del trabajador.  Ismail Ferdous, un fotógrafo que nació en Dhaka en 1989, decidió realizar una protesta a través de sus fotografías. Según dictan las tradiciones de Bangladesh, sus padres querían verlo como un gran contador o banquero, pero Ismail decidió la fotografía. De niño jugaba con una vieja cámara rusa de su padre. Fue hasta los veinte, cuando estaba estudiando negocios en la universidad, que se compró una cámara y comenzó a mostrar su verdadero talento. Se ha convertido en un fotógrafo documental, con problemáticas sociales que aquejan a las personas. 

Él, junto al gobierno de Holanda, busca captar a las personas detrás de esta tragedia, pues considera que no deben ser olvidadas. Llevan las historias de estas personas para responsabilizar a los grandes productores; para que sus voces no queden sepultadas entre los escombros y su tragedia sirva de recuerdo en un mundo donde el consumismo queda cada vez más marcado por las desigualdades mundiales. Un mundo en el que aún en una sociedad tan avanzada, existen diferencias claras entre los que consumen y quienes deben generar lo que los otros no ven.

campana moda ropa limpia

El proyecto After rana plaza es un esfuerzo fotográfico para llevar a la luz la vida de aquellos que sufrieron el derrumbe de Bangladesh que continúa teniendo un impacto profundo en la vida de muchos pobladores del país. En este proyecto, conjuga fotografías y audios que plasman el testimonio de lo que ocurrió con las familias después del accidente, pues sabe que sólo ellos podrán impactar en la vida del resto del mundo.


Aunque han pasado más de dos años de la tragedia, la industria de la moda ha olvidado lo que ocurrió en el Rana Plaza. Todos menos Ismail Ferdous, un joven que se preocupa por la seguridad de los trabajadores de Bangladesh y el gobierno holandés, quienes siguen nutriendo su cuenta de Instagram con videos de las familias que sufrieron el derrumbe del edificio. Lo que hace pensar que esta red social no sólo sirve para tomar lindas fotos, sino para democratizar y dar a conocer acontecimientos de interés mundial a través de otras vías de comunicación, en las que el bloqueo de los medios y la poca libertad de prensa no interesen.

Después de su proyecto After Rana plaza, Ismail ha hecho otros esfuerzos por mostrar el impacto de la moda en los países pobres. Lo anterior debido a que busca que la sociedad se indigne igual que él, en aras de lograr una compensación justa y digna a aquellos que sufrieron muertes y terribles accidentes en Rana Plaza, antes del proyecto After Rana plaza, realizó otro llamado The cost of fashion, el que se acompaña de crudas fotos del incidente. 

rana plaza effects
Ismail busca cambiar la manera en la que los trabajadores son contratados, a través de su Acuerdo de incendios y seguridad de las construcciones de Bangladesh, el que con su proyecto fotográfico busca que más compañías firmen. A través de las fotografías, Ismail quiere hacer una diferencia para que todos sepan que Bangladesh no es el único país y que conozcan la realidad que diario viven y diario temen.

bangladesh rana
Su proyecto más famoso ha sido el de los trabajadores de la industria de la moda pero también realiza proyectos contra el SIDA,  cambio climático y violencia contra la mujer. Ganó el premio Alexia en 2012, el Premio Nacional de Fotografía 2014 en Estados Unidos, el World Bank Young Artist, el WHO award entre otros.

detrás de la industria de la moda***
Conoce más del trabajo del artista aquí

***

Quizá te pueda interesar: Documentales que muestran el lado oscuro de la moda
REFERENCIAS:
Julieta Sanguino

Julieta Sanguino


Subeditora General
  COMENTARIOS