Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

HISTORIA

La historia nada romántica detrás de los ramos de novia

Por: Shantal Romero1 de septiembre de 2022

Los ramos de novia son el accesorio que no debe faltar en una novia próxima a casarse, pero, ¿sabías que su origen se remonta a una época antigua?

Desde épocas muy remotas a la actualidad las bodas son un evento muy importante, pues marca el futuro para la pareja al mismo tiempo que ambos se comprometen a amarse por el resto de su vida. Es por eso que al organizar una celebración de este tipo la o el wedding planner no debe perderse de ningún detalle como la decoración, el menú o hasta el vestuario de los novios. Eso incluye el ramo de novia, uno de los accesorios que no deben faltar, ya que éste se usa de forma tradicional desde la antigüedad.

Los sucios secretos del Palacio de Versalles

En el siglo XVII, la nobleza solía usar costosos vestidos con la finalidad de reflejar su estatus, sin embargo, había algo muy curioso relacionado con la higiene y es que no existían en aquel entonces ni los desodorantes ni los cepillos de dientes o incluso el papel de baño. Encima de ello casi no había agua para bañarse y todo era igual para las personas tanto de la alta sociedad como los que no tenían recursos.

Se dice que por ello el lujoso Palacio de Versalles guardaba un oloroso secreto, pues además de la carencia de higiene, no tenía baños y por esta razón los desechos se solían aventar por los ventanales que eran enormes justo para poder ventilar mejor los espacios. También, su extenso jardín solía funcionar como baño, ya que sus hermosas flores podían ahuyentar los olores desagradables.

El origen del ramo de novia

Debido a que no existía una cultura de higiene ni tampoco recursos para bañarse, las mujeres de aquella época usaba vestidos anchos con la finalidad de esconder cualquier tipo de mal olor. De hecho, la historiadora del palacio de Versalles, Hélène Delalex, contó en el documental de Toute L’Histoire que los aristócratas cubrían sus olores con bolsitas perfumadas que colocaban en pequeñas bolsas de sus elegantes vestidos.

Y cuando se celebraba una boda, en especial en verano cuando el calor era muy intenso y por lo tanto los olores eran extremadamente fuertes, empezaron a usar el recurso de llevar flores y plantas aromáticas para esconder olores incómodos.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: