El ridículo día en que los parisinos se comieron a los animales del zoológico
Historia

El ridículo día en que los parisinos se comieron a los animales del zoológico

Avatar of Alex Campos

Por: Alex Campos

17 de diciembre, 2015

Historia El ridículo día en que los parisinos se comieron a los animales del zoológico
Avatar of Alex Campos

Por: Alex Campos

17 de diciembre, 2015


En el marco de la Guerra Franco-Prusiana, de 1870 a 1871, existió un episodio oscuro en la vida cotidiana de los parisinos. Con una ciudad sitiada por las fuerzas prusianas, el alimento comenzó a escasear, un hecho que llevó a la gente al borde de la desesperación y el hambre, por lo que ante la falta de alimentos, los parisinos buscaron sustento en otro lugar.

Corría el cuarto mes del asedio de París, un conflicto que se había originado, como tantos en Europa, por asegurarse el control total del continente. La monarquía francesa quería evitar a toda costa el constante empuje político y diplomático prusiano en la región, pues múltiples estados germánicos se habían unido a sus intereses. Los prusianos, por su parte, querían ampliar su zona de dominio, y en un caso ideal, unir a todos los estados germanos bajo la bandera alemana a través de la creación de un patriotismo alemán. España jugaba un papel clave, pues ambos bandos querían instaurar en el gobierno a una persona a fin a sus intereses, y a través de una artimaña de Otto von Bismarck, Napoleón III le declaró la guerra a Prusia.

guerra franco prusiana

Bismarck tenía firmes intenciones de arrasar a sus oponentes franceses y emplear las fuerzas y estrategias necesarias para lograrlo. Su plan consistió en movilizar al poderoso ejército "germano", penetrar las fronteras francesas y bombardear la capital: un golpe que aseguraría la victoria absoluta. Sin embargo, el Rey de Prusia, padre de quien años después enfrentaría la Primera Guerra Mundial, se negó al plan de Bismarck y evocó a la estrategia del asedio; cercar París para llevarla a la hambruna y obligar al gobierno monárquico a rendirse. 

carniceria paris

Los prusianos acamparon y centraron sus fuerzas en Versalles, viviendo bajo la comodidad de la campiña francesa y los regalos que ésta le generaba. Mientras tanto, los parisinos se enfrentaban a uno de los asedios más férreos de su historia, pues aunque no había combates que amenazaran la vida de los ciudadanos, el alimento escaseó rápidamente. El instinto de supervivencia del ser humano llevó a los parisinos a perseguir, capturar y matar a perros, gatos, palomas y ratas, por lo que las carnicerías tenían largas filas para que la gente comprara retazos de gatos o perro. Algunas estimaciones aseguran que alrededor de 65 mil caballos fueron sacrificados entre septiembre de 1870 y enero de 1871; incluyendo dos sementales de Napoleón.

siege of paris elephants

Cuando los caballos se agotaron y los animales fueron insuficientes, el zoológico de Jardines des Plantes tomó la decisión de vender los animales a múltiples carniceros, incluidos los dos elefantes más populares del zoológico. Los únicos animales perdonados fueron los monos, los tigres, los leones y los hipopótamos. Sin embargo, algunos animales que fueron comprados por externos terminaron servidos en finos platillos en los mejores restaurantes de París. Tal fue el caso del chef parisino Alexandre Étienne Choron, quien en protesta contra la guerra, sirvió uno de los menús más peculiares de la época. Con cabeza de burro estofado como aperitivo, los comensales del elegante restaurante Voisin, ubicado en la Rue Saint Honoré, degustaron lo siguiente:

- Consomé de elefante
- Nuggets de camello frito
- Guisado de canguro
- Chuletas de oso con salsa de pimienta
- Pierna de lobo con salsa de carne de venado
- Gato flanqueado de ratos
- Terrina de antílope con trufas

-
Así como Voisin, otros restaurantes hicieron uso de la carne de múltiples animales para contrarrestar la escasez de alimentos. Sin embargo, este hecho se considera un acto de protesta contra una guerra absurda, demostrando el absurdo de los límites humanos.  

Al final del conflicto bélico, Bismarck tuvo la oportunidad de bombardear París, disparando más de 12 mil rondas de artillería durante 23 noches. La captura de la ciudad de la luz resultó en el fin de la guerra, el nacimiento del Imperio Alemán y la reconfiguración del mapa geopolítico europeo; cambios que más tarde llevarían al continente a la Primera Guerra Mundial.

bombardeo paris

-
Referencia: Messy Nessy Chic

-
Te puede interesar: Tatuajes de animales y sus diversos significados


Referencias: