PUBLICIDAD

HISTORIA

Sonderkommandos: los judíos que ayudaron a los alemanes durante el Holocausto

Existió un grupo de judíos que eran conocidos como colaboradores del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

Se les conocía como Sonderkommandos, a aquellos prisioneros judíos que eran obligados a cooperar en el Holocausto y así acelerar el ritmo de asesinatos en los campos de concentración.

Estos prisioneros fueron deportados de 16 distintos países a Auschwitz, durante muchos años se les catalogó como colaboradores y asesinos, cuando en realidad también eran víctimas del régimen nazi, incluso, los Sonderkommandos han sido considerados como "el crimen más satánico del nazismo".

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Se piensa que la idea de que los mismos judíos fuesen utilizados en labores propias de los nazis fue una estrategia para compartir la culpa de los horrores que cometían, borrar la diferencia entre criminal y víctima. Los Sonderkommandos eran forzados a auxiliar en los procesos de asesinato, tenían que arrancar el cabello largo de mujeres, buscar implantes dentales de oro y objetos de valor ocultos en los cadáveres antes de deshacerse de ellos. Si algún guardia de la SS encontraba algún implante o pertenencia de valor, el judío responsable podía ser castigado con su inmediata incineración en vida.

Foto: T-On LineObviamente la mínima señal de desobediencia por parte de esos judíoscolaboradores” era severamente castigada por los mandos nazis, incluso la ineficiencia o lentitud eran castigadas brutalmente. Los Sonderkommando eran exhibidos públicamente para el escarmiento de sus compañeros con disparos, golpes o humillaciones como rodar desnudos en la grava. Los guardias de la SS acostumbraban matar azarosamente a miembros de esos comandos cada seis meses y seleccionar nuevos reclutas, los sobrevivientes estaban en un periodo de shock constante, tanto por inhumanas condiciones de vida, por la crueldad con la que eran obligados a realizar bajezas, por todos los hechos traumáticos que presenciaron o por temer por sus vidas constantemente.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los Sonderkommando gozaban de algunos incentivos o privilegios marginales; se les alimentaba con comida de mayor calidad, vivían en alojamientos separados, estaban constantemente monitoreados y podían vestir con mejores ropas (podían usar la ropa rescatada de los cadáveres si así lo deseaban).

Foto: FolkedrabUn episodio de la historia recuerda con decoro el valor que tuvieron los integrantes de este comando el 7 de octubre de 1944, cuando protagonizaron una revuelta judía, "la rebelión del Sonderkommando", cuando un par de hermanos planificaron un levantamiento, atacaron a sus guardias de las SS con piedras y prendieron fuego a un crematorio. Lamentablemente 451 Sonderkommando fueron asesinados a tiros.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, tras el fin de la guerra, menos de 100 Sonderkommando sobrevivieron, algunos de ellos fueron quienes ayudaron a conocer el funcionamiento de aquellas cámaras de gas venenoso que desprendían Zyklon B, un pesticida usado para exterminar masivamente a comunidades judías enteras en Auschwitz. Los Sonderkommandos eran los responsables de sacar los cuerpos de los muertos de la cámara de gas y llevarlos a los crematorios. De manera muy discreta, los comandos judíos intentaban no arrastrar los cuerpos sobre la tierra para darle un poco de dignidad a su muerte, así como completar los rezos estipulados por el judaísmo, la mayoría de ellos eran judíos ortodoxos.

Foto: El comercio PerúAlgunos miembros del Sonderkommando se enfrentaron a sus antiguos guardias en los tribunales, pero la mayoría no fueron juzgados o castigados. Según una serie documental de la BBC / PBS, llamada Auschwitz, de aproximadamente 7 mil empleados en Auschwitz, sólo 800 fueron juzgados. Se calcula que 1.1 millones de personas fueron asesinadas en Auschwitz, de las cuales más del 90 % eran judíos. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los Sonderkommandos no deben considerarse como cómplices, traidores o colaboradores, se deben recordar como víctimas del oscuro y lamentable episodio en la historia de la humanidad, el Holocausto.

En portada: Wikimedia Commons

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD