PUBLICIDAD

HISTORIA

Stuckie: la triste historia del perro momificado en un árbol

Nadie se imaginaba que se encontraría a un perro al talar un árbol...

Entre los madereros es común encontrar “sorpresas” en los troncos de árboles: ardillas, nidos, cadáveres de animales, basura, entre otros. Sin embargo, hubo una ocasión en que un grupo de madereros encontraron algo completamente insólito al interior de un árbol: el cadáver de un perro completamente momificado.

La historia de Stuckie

Esto le sucedió a un equipo de madereros de Georgia Kraft Corporation en la década de 1980. Los trabajadores se encontraban en un bosque de robles castaños en el sur de Georgia cuando encontraron el cuerpo del perro. Después de cortar la copa del árbol y cargarlo en un camión para transportarlo, un miembro del equipo miró por casualidad el tronco hueco. En el interior, encontró los restos perfectamente momificados de un perro, con una expresión que denota su última lucha por sobrevivir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: NewsweekDespués de algunos estudios, los expertos determinaron que lo más probable es que el cachorro fuera un perro de caza de la década de 1960, que había perseguido algo como una ardilla a través de un agujero en las raíces hasta el centro del árbol hueco. Sin embargo, cuanto más alto llegaba el perro, más estrecho se volvía el tronco. Desde la posición de las patas del perro, los expertos creen que continuó trepando hasta que efectivamente se encajó. Incapaz de darse la vuelta, el perro murió. Sin embargo, debido a un conjunto perfecto de circunstancias, aunque estaba muerto, su cuerpo no se descompuso.

Por qué se momificó su cuerpo

Normalmente, un perro que hubiera muerto en esas condiciones se hubiera descompuesto y hubiera sido devorado por animales carroñeros. Sin embargo, como el perro había muerto dentro de un árbol, era poco probable que otros animales pudieran alcanzarlo y, debido a la altura del cuerpo, tampoco era probable que otros animales pudieran olerlo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: SteemilAdemás, el tipo de árbol en el que el perro se había alojado contaba con todas las características para el proceso de momificación natural. Los robles castaños contienen tanino, que se utiliza en taxidermia y curtido para tratar las pieles de animales para que no se pudran. El tanino es un desecante natural o material que absorbe la humedad y seca su entorno. El tanino del interior del árbol se filtró al perro y evitó que se pudriera por dentro. El ambiente seco dentro también proporcionó un buen refugio y aislamiento y absorbió la humedad de la carcasa. El aire que fue aspirado por el árbol a través de la base creó una especie de efecto de vacío, contribuyendo aún más al proceso de secado.

Después de encontrar al perro momificado, los leñadores decidieron llevarlo a un museo de árboles Southern Forest World para mostrar su extraño descubrimiento al mundo. El nombre de Stuckie (atascado) fue elegido por votación popular en un concurso organizado por el museo en 2002, casi 20 años después de la llegada de la momia al museo. Stuckie es una rareza de clase mundial que ha atraído a muchos curiosos que de otro modo no habrían visitado un museo de árboles.

Foto: The Sun

Te podría interesar: 

Las teorías más absurdas que circulan en Internet y que intentan engañar al mundo

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De la calle a la fama, el indigente que se convirtió en autor de un best seller

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué pasa cuando una mosca se para en tu comida?

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD