El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar

El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar

Por: Beatriz Esquivel -

Religión, secta, autoayuda, abusos y mucho dinero: la cienciología no es ajena a la controversia ni el secretismo. ¿Qué hay al interior de sus puertas en la CDMX?

Ubicado en la esquina de Av. Juárez y Av. Balderas, el edificio de la cienciología en México se erige como un gigante que de no prestar mucha atención, puede perderse entre los puestos ambulantes de uno de sus costados, la estación del metrobús Hidalgo y los árboles que la rodean.

Pero de mirar con atención, detrás del panorama usual del centro de la Ciudad de México, en la esquina que antes ocupaba el edificio Steele (hogar de una empresa de relojes que contaba con un enorme reloj en su exterior y que tras el sismo de 1985 tuvo que ser demolido por los daños estructurales que sufrió), se encuentra la sede oficial de Scientology México.El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 1Foto: Proceso.

Lee más: El misterioso templo mormón en Aragón al que sólo pueden entrar los elegidos de Dios

La historia del templo y sus interiores

Ante la demolición del edificio Steele, en el 2010 se erigió lo que hoy conocemos como el macrotemplo de la Cienciología, uno de los 12 centros de este culto en todo el país y el primero en toda Latinoamérica, de acuerdo con los datos de Proceso y la página del culto. Así, este edificio rápidamente pasó a convertirse en el equivalente de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, pero para los cienciólogos.

Conoce más de la cienciología: El escritor fracasado que inventó una religión para engañar al mundo y hacerse millonarioEl misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 2Al fondo el edificio Steele y su icónico reloj que se detuvo a las 7:19am, minuto en el que el sismo del 85 azotó a la Ciudad de México. / Foto: Life.

A su entrada, una vez se declaran las intenciones de saber más sobre la cienciología y la oportunidad de unirse, el Centro de información pública recibe a todos los visitantes. De acuerdo con el sitio del lugar, allí se pueden encontrar pantallas que muestran videos sobre la historia del culto, los principios básicos de la Dianética, así como otros programas que se llevan a cabo para el mejoramiento de la comunidad y la sociedad. Del mismo modo, pueden verse fotografías y libros, todos en torno al culto. Para visitar este Centro no es necesario ser parte de la cienciología ni renunciar a cualquier otra religión; no obstante, es una de las pocas áreas de libre acceso en el inmenso complejo frente a la Alameda Central de la Ciudad de México.

Sin embargo, en el resto del edificio se encuentran las zonas exclusivas para los miembros. Para acceder a este punto –y según los testigos de periodistas como Lilian López y disidentes– los creyentes debieron haber desembolsado dinero en todo tipo de cursos. 

Entre esas zonas, el sitio de la cienciología en México destaca la “Academia ideal de Scientology”: se trata de salas comunes donde los miembros dan sus primeros pasos hacia la claridad. Al ocupar todo un piso, es una de las zonas más importantes para la actividad del culto. Por otro lado también se encuentra el “Centro de Guía Hubbard” que consta de salas para la auditación de los miembros más avanzados y entrenados, aquellos que “tienen una mayor claridad”; además, existen lugares como la “Capilla” donde se congregan para ver los avances de sus miembros y por supuesto, una cafetería que tiene acceso a una terraza con vista hacia la Alameda y los alrededores del Centro Histórico.El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 3Ron Hubbard, 1950. / Foto: Wikimedia Commons.

De religión a secta: dinero, abusos y controversia

Como muchos otros templos sectarios, si bien uno puede ingresar a sus instalaciones si está interesado en unirse, en realidad el grueso de sus pasillos y pisos está reservado para aquellos que se inician en el culto y pagan por los cursos impartidos. Y es que a diferencia de otro tipo de cultos y religiones, si algo queda bastante claro en la cienciología es que para poder llegar a la claridad y ascender de nivel al interior, es necesario tomar toda una serie de cursos que parten de la autoayuda y que contribuirán a hacer de cada miembro una mejor persona. Evidentemente, cada curso representa un gasto considerable de dinero.El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 4Foto: © 1996-2019 Church of Scientology International

Lee más: 5 oscuros secretos que no conoces de la cienciología

De acuerdo con los datos de la propia Lilian, así como la investigadora Myrna García, la cienciología en realidad se configura como un negocio, una secta enfocada a lucrar con la creencia de las personas; García, que se desempeña como coordinadora general de la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas declara:

«Es –dice– un negocio claramente sectario; estamos hablando de una empresa que se dedica a vender cursos… extorsiona a las personas». Proceso

El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 5Leah Remini y Mike Rinder en Leah Remini: Scientology and the Aftermath. Mike Rinder en su momento fungió como el Director Ejecutivo de la Oficina de Asuntos Especiales de la cienciología, la cual estaba a cargo de los asuntos legales, corporativos y las relaciones públicas del culto a nivel internacional. / Foto: IMDbLa cienciología ha intentado tres veces registrarse ante la Secretaría de Gobernación como una religión, demostrando en el proceso papeleo como evidencia de que amasan un gran número de seguidores en el país; sin embargo, la controversia los ha perseguido a nivel mundial. Ya sea por la avaricia y el costo que implica permanecer allí o por los testimonios de las personas de bajo y alto perfil que han escapado del culto —basta un episodio de la afamada serie Leah Remini: Scientology and the aftermath para empaparse del tema— que denuncian torturas, secuestros, trata, abusos sexuales, pero sobre todo la persecución y hostigamiento de aquellos que son detractores del culto y deciden escapar de él.

Lee más: El día en que el fundador de la Cienciología quiso comenzar una guerra contra México

El poder económico y las influencias políticas

Sin embargo, la cienciología sigue operando en México sin penalizaciones, a diferencia de otros lugares como en Francia, Grecia, Inglaterra y Rusia en la que el culto ha sido multado y hasta prohibido, ya sea por tratarse de una estafa o porque los libros de ciencia ficción que la inspiran son considerados extremistas. 

El misterioso templo de la cienciología en la Alameda al que muy pocos pueden entrar 6Foto: © 1996-2019 Church of Scientology International

Basta una mirada al sitio de la cienciología en México para encontrar declaraciones de funcionarios públicos que condonan y dan señales de apoyo al culto, que en sus palabras podría tener un impacto significativo en la comunidad mexicana o que es la respuesta, a pesar de todas las evidencias claras de los abusos a sus miembros.

Te podría interesar: 

Infidelidad, esclavitud sexual y engaños: 12 secretos de la obsesión de Tom Cruise con la Cienciología
13 secretos de los músicos que no sabías ahora son parte de la Cienciología
La secta que convenció a 910 adultos y niños de quitarse la vida al mismo tiempo