Razones por las que no hemos podido llegar a un acuerdo sobre el origen de los seres humanos

Martes, 12 de junio de 2018 16:08

|Janeth Vásquez Vargas
teorias de la evolucion

¿Somos producto de un destino divino o de actos aleatorios en la naturaleza?



El interés que hemos tenido desde siempre por conocer el origen de nuestra existencia y dar respuesta a cuestionamientos tales como si nuestra presencia en este planeta se debe a un evento aleatorio o algo divino nos ha llevado a la observación y análisis de todo lo que nos rodea. Lo que a su vez ha permitido nuestra apertura hacia teorías que han sido desarrolladas para dar explicación a estos enigmas, todo con el fin de hallar en ellas la clarificación que necesitamos ante nuestras interrogantes. ¿Pero cuáles son las teorías que tratan de explicar esta temática?


Las concepciones que se tienen sobre el origen de las especies son dos: la teoría de la evolución y la del creacionismo. La teoría evolucionista se suscitó en el siglo XIX, en el que la mayor actividad de los biólogos se desarrolló en el campo de la sistemática en un intento de clasificar las especies procedentes del Nuevo Mundo. Ésta se dio como una interpretación, basada en la razón, tanto de la aparición de las diferentes especies como de su distribución y parentesco.



teorias de la evolucion 1



Uno de sus primeros defensores fue el francés Jean Baptiste Lamarck, que explicaba su hipótesis basándose en dos principios: la necesidad crea al órgano y su función lo desarrolla, y los caracteres adquiridos se heredan.



teorias de la evolucion 2



Posteriormente, en 1859, el naturalista inglés Charles Darwin publicó El origen de las especies. La teoría de Darwin se apoyaba en dos puntos: la variabilidad de la descendencia y la selección natural; o, dicho de otro modo, la supervivencia del más apto. Darwin logró reunir suficiente evidencia para demostrar que las especies cambian, e imaginó un posible proceso de modificación. Su teoría de la evolución de las especies establecía que el mundo natural no es estático sino que cambia, las especies de seres vivos evolucionan y están compuestas de individuos que no son idénticos entre sí, la población de cada especie desciende de un ancestro en común.

 

Actualmente, la teoría de la evolución combina las propuestas de Darwin, Wallace, las leyes de Mendel y otros avances genéticos posteriores. Por eso es llamada Síntesis Moderna o Teoría Sintética. En el seno de esta teoría, la evolución se define como un cambio en la frecuencia de los alelos —cada una de las versiones, o variantes, que tiene un gen— en una población a lo largo de las generaciones. Este cambio puede ser causado por una cantidad de mecanismos diferentes: selección natural, deriva genética, mutación, migración (flujo genético).



teorias de la evolucion 3



En cuanto a la teoría del creacionismo, chocaba por un lado con la crítica de quienes pedían datos, experiencias, etcétera, que la confirmaran; y, por otro lado, con la opinión del francés Georges Cuvier, considerado como el padre de la Paleontología y de la anatomía comparada. Cuvier era fijista; es decir, creía en la inmutabilidad de las especies. Para explicar la desaparición de las especies que sólo existieron en el pasado y de las cuales sólo quedan restos fosilizados, suponía que hubo una serie de catástrofes sucesivas que produjeron su extinción, esto apoyaba de alguna manera la teoría del creacionismo.



teorias de la evolucion 4


 

Esta teoría, por su parte, se inspira en dogmas religiosos, y establece que la Tierra y cada ser vivo que existe actualmente proviene de un acto de creación de un ser omnipotente, habiendo sido creados de acuerdo con un propósito divino. Surge a partir del deseo del hombre por conocer sus orígenes, por lo que desde épocas remotas y entre las diversas culturas, formó una serie de teorías místicas que tienen en común una idea de que el ser humano ha sido creado por un ser superior, a partir de una materia determinada, con una forma inmutable y para servir y obedecer a su creador.



teorias de la evolucion 5


 

El adjetivo creacionista se ha empezado a aplicar a cualquier opinión o doctrina filosófica o religiosa que defienda una explicación del origen del mundo basada en uno o más actos de creación por un Dios personal. A estas dos teorías les rodea una serie de controversias en las que los creacionistas clásicos niegan la teoría de la evolución biológica y, especialmente, lo referido a la evolución humana; además de las explicaciones científicas sobre el origen de la vida. Este tipo de argumentos se mantienen hasta la actualidad con la diferencia de que en el creacionismo contemporáneo se trata de utilizar igualmente fundamentos de carácter no religioso, a partir de descubrimientos o conocimientos de disciplinas pertenecientes a las Ciencias Naturales, que se tratan de presentar como si fueran pruebas científicas contra la Teoría de la evolución. Sin embargo, no ha logrado reunir totalmente en ninguna de sus formas las características de una teoría científica y, por ello, ha sido rechazado por la comunidad científica.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Jimeno A., et.al., 1998, Biología, Editorial Santillana, Madrid, España.

CORETH, Emerich. (1982) ¿Qué es el Hombre?, Editorial Herder, Barcelona, España.

IBAÑEZ, José. (1978) Introducción a la Antropología Filosófica. Editorial EUNSA, Pamplona, España.


**


La historiografía y las investigaciones arrojan que la mayor parte de lo que dice la Biblia es tanto histórica como científicamente incierto; algunas personas existieron, pero todo el contexto y los hechos sobrenaturales, son producto de la imaginación y de la participación de más personas de las que pensamos.



REFERENCIAS:
Janeth Vásquez Vargas

Janeth Vásquez Vargas


Colaborador
  COMENTARIOS