5 historias de extraterrestres por personas que dicen haberlos visto

5 historias de extraterrestres por personas que dicen haberlos visto

Por: Abril Palomino -

Un mundo nos vigila… o peor aún, ¿viven entre nosotros? Estas personas aseguran haber tenido contacto extraterrestre.

¿Estamos solos en el universo? La ciencia ha respondido mil veces que no, pero aún existen mucho escépticos del tema, pese a todas las teorías científicas o incluso los propios testimonios de personas que aseguran haber tenido contacto con extraterrestres.

Claro que ante el fenómeno ovni existen muchos charlatanes que buscan fama y dinero o fanáticos cegados por su convicción. Pero en esta ocasión hablaremos de personas cercanas a Cultura Colectiva, testimonios verídicos e inexplicables de personas que aseguran haber tenido contacto extraterrestre del tercer tipo, sigue leyendo y saca tus propias conclusiones.

"El doctor y el extraterrestre"

Edmundo, 65

«Yo soy un doctor respetable, ahora estoy jubilado. Pero mucho tiempo trabajé para el sector público de salud. Me considero un hombre de ciencia y bastante razonable, no creo en fantasmas, ni en brujería. Ni siquiera creo en Dios y tampoco creía en los OVNIS o extraterrestres. Si bien sabia que podían existir, me parecía una patraña pensar que había quien aseguraba haberlos visto, hasta que fui testigo de una extraña presencia que todavía no me puedo explicar. Yo acostumbraba jugar frontón después de dar consulta y antes de llegar a casa. Una noche que no llevaba carro por alguna avería, después del frontón decidí regresarme caminando, mi casa estaba cerca de la cancha, a menos de medio kilómetro. 

  Artículos Relacionadoslos-extraterrestres-que-quieren-conquistar-la-tierrahistoriaLa teoría de las 3 razas alienígenas que nos conquistaron y nunca nos dimos cuenta

  Artículos Relacionadosculturas-antiguas-confundieron-a-extraterrestres-con-diosestecnologiaLa teoría que afirma que las culturas antiguas confundieron a los extraterrestres con dioses

Era una noche particularmente oscura, note que no todos los faros de luz estaban prendidos, decidí acelerar el paso, pensé en que los maleantes podían aprovechar la oscuridad para asaltar. Al llegar a una glorieta, pude observar lo que parecía un cuerpo desnudo, de piel oscura y estructura muy delgada, con la cabeza fuera de toda proporción, sin cabello, incluso puedo decir que le vi las nalgas, este cuerpo flotó delicadamente y desapareció en el cielo, a la par de que vi un OVNI, una nave dirigirse rápidamente pero sin producir ningún silencio [sic] hacia donde él estaba. Al llegar a casa, debo reconocer que sentía que algo o alguien me perseguía, decidí no contarle nada a mi esposa, al llegar a casa me di cuenta de que no había luz. Al otro día la electricidad corrió con naturalidad y algunos vecinos comentaron que vieron un OVNI, una nave silenciosa volando muy cerca de sus casas. Coincidía con la descripción de lo que yo había visto. Pocos me creyeron».

Testimonios de encuentros del tercer tipoFoto: Supercurioso

“Campamento en Tepoztlán”

Fernando, 24

«Un fin de semana salimos a acampar cerca de Tepoztlán, en el estado de Morelos, dicen que por allá hay mucho avistamiento OVNI. Nosotros solo queríamos un lugar lejos de la ciudad para pasarla entre amigos. Íbamos en 4 semestre y festejábamos que nos había ido bien, estábamos tomando y oyendo música por la noche cuando el perro (que era muy tranquilo) de un amigo comenzó a ladrar y a ladrar bien fuerte hacia el bosque. Tontamente andábamos envalentonados, ya que éramos varios que teníamos buena condición física, pensábamos que era un ladrón o algún mal viviente que se iba aprovechar de nosotros cuando nos durmiéramos. Así que nos levantamos con chela en mano y fuimos hacia dónde ladraba el perro. 

No avanzamos mucho pero sí vimos una sombra, como de un niño, digo sombra porque se veía oscuro, pero clarito que era la figura de una persona de pie, pero pequeña además de que se escuchaba y se veía cuando movía las ramas de los árboles. De repente, quién sabe cómo pero se subió a un árbol, yo le vi un pie, tenía la piel muy oscura y no tenía dedos, como si fuera un tronco. Sabíamos que subía porque las ramas se iban moviendo bruscamente. De repente ya no se vio ni se escucho nada. Pasamos las linternas por las ramas y no se veía ya nada. Decidimos levantar el campamento y rentar un cuarto en Tepoz, no nos daba confianza dormir ahí. Ya luego platicando unos dicen que le vieron las manos pero sólo tençia dos dedos. Lo que todos recordamos es que era de piel oscura y que olía como a jabón de trastes. Les contamos a unas personas que vivían ahí en Tepoz y nos dijeron que cosas así ya le habían pasado a otras personas, que luego los perros amanecían muertos».

  Artículos Relacionadosextraterrestres-visitaron-la-ciudad-de-mexico-nos-dejaron-plantadoshistoriaEl día que los extraterrestres visitaron la Ciudad de México y nos dejaron plantados

  Artículos Relacionadoslas-pinturas-inspiradas-en-abuducciones-alienigenas-de-david-hugginsarteLas terribles pinceladas del artista que fue abducido por extraterrestres

“No se si fue un sueño”

Xanat, 31

«Siempre he tenido miedo a los extraterrestres, desde que soy pequeña. Cuando era niña no podía ni siquiera ver la película de Steven Spielberg, E.T. , incluso algunos personajes como C3PO, Yoda o los Ewoks, me causaban ansiedad, sé que sonara exagerado o cómico, pero era algo fuerte para mí. Inclusive fui a terapia porque deje de dormir algunas noches. Conforme crecí fui superando esta fobia, a los 19 años pude ver por primera vez una película sobre extraterrestres y me seguía causando ansiedad. 

Una noche calurosa decidí dormir en el estudio de la casa, ahí era más cómodo ya que había un gran ventanal que ayudaba a que el sitio estuviera más fresco. Era verano y el calor era insufrible. Me recosté sobre el diván y soñé algo que no me pareció un sueño, no a los sueños que yo acostumbraba. Era un lugar sumamente oscuro, pero del techo se veía una potente fuente de luz que me deslumbraba y no me dejaba ver casi nada. Sabía que había más “personas” en la sala, no recuerdo ningún sonido, figura o rostro. Recuerdo que sentía mucho frio, estaba acostada en una enorme y lisa cama de metal, en posición fetal. Intentaba mantener mi mente en blanco aunque estaba muy asustada. Algo en mí sabía que “ellos podían leer mi mente” y que era mejor que no supieran lo aterrada que estaba. Recuerdo que también pensé que de nada serviría pedir que no me tocaran ya que “ellos no conocían la misericordia”. Desperté y no estaba sudando. 

Testimonios de encuentros extraterrestresFoto:Código OcultoPensé que sólo fue un sueño extraño, no estaba asustada. Pasaron un par de años y cuando realizábamos un viaje a carretera una amiga contó sobre un libro que estaba leyendo de Carl Sagan, sin que yo le hubiera contado nada antes, ella relato mi experiencia al pie de la letra, diciendo que algunos experimentos genéticos extraterrestres los hacen de esa manera. Creo que tengo hijos en las estrellas».

  Artículos Relacionadospor-que-creemos-en-extraterrestrestecnologiaRazones por las que sigues creyendo que los extraterrestres están entre nosotros

  Artículos Relacionadosdioses-inspirados-en-extraterrestreshistoria5 dioses que pudieron ser inspirados por extraterrestres

“En el puesto de barbacoa”

Raul, 27 años

«Cuando me paso esto estudiaba en la Escuela Nacional de Artes Plásticas, ubicaba al sur de la ciudad. Una noche de sábado fui a una fiesta cerca de la escuela, en Xochimilco, me quedé a dormir para irme al otro día en transporte público. A la mañana siguiente me desperté al mismo tiempo que un amigo y nos fuimos rumbo a Coapa, al salir vimos un cuerpo decapitado, esta situación nos impresionó de sobremanera, no se de donde llegaron un par de policías y nos pidieron que siguiéramos caminando y que no volteáramos. No hablamos más hasta agarrar el tren ligero, decidimos pasar a comer barbacoa antes de llegar a casa así que pasamos a un mercado a comer.

Nos percatamos de la presencia de una “persona” extremadamente rara que además expedía un olor muy peculiar, un olor como a químicos o artículos de limpieza industrial. Físicamente no se le podía ver mucho, ya que vestía una gabardina hasta el suelo de color negro, estaba mal vestido. La poca piel que se le veía era de color verdosa, con pliegues raros en la piel y se movía como si no tuviera articulaciones. El sujeto se acercó al puesto de barbacoa y preguntó con una voz muy neutral y mecánica que qué era eso, todos en el puesto le miraron extrañados, la señora le explicó qué era todo. Al final el tipo contesto "deme eso que llaman barbacoa". Todos en el puesto ya estábamos muy incómodos y un poco asustados pero no lograban entender por qué. Cuando el tipo termino de comer, la señora lo despachó, el tipo sacó un fajo enorme de billetes y se lo dio a la señora, la señora le cobro lo que era y le devolvió el fajo y su cambio pero eso al parecer lo confundió mucho, cuando la señora se despidió el tipo dijo "hola" y salió caminando muy apresurado. Estoy seguro que de era uno de ellos».

El encuentro con los hombres de negro es considerado un encuentro del tercer tipoFoto: Ciudad Paranormal

  Artículos Relacionadosjohn-reed-y-el-extraterrestre-de-otro-rollohistoriaJonathan Reed y el traumático video del extraterrestre que viste en Otro Rollo

  Artículos Relacionadoshibridos-de-humanos-con-extraterrestrestecnologiaLa mujer que dice ser un híbrido entre humanos y extraterrestres

“Extraterrestres subacuáticos”

Pablo, 36

«Cuando mi hija cumplió 15 años le pagué un curso de buceo con certificación. A ella siempre le ha gustado mucho todo eso, nadar en el mar, sumergirse a lo más profundo. Me pareció una buena idea, más que hacerle una fiesta o comprarle un viaje. Total que se hizo costumbre que pidiéramos una lancha los sábados por la mañana, yo manejaba y la esperaba en la lancha, nunca íbamos a lugares peligrosos y yo estaba atento si algo pasaba. En una de esas que fuimos un poco más tarde le dije a mi hija que se apurara porque ya mero si iba a meter el Sol. Así que tan pronto se sumergió mi hija yo vi que una esfera metálica como de dos metros emergió del mar, hacia ruidos extraños, agudos y electrónicos y se fue muy rápido sobre el mar hacia Playa del Carmen, cuando iba muy lejos vi que se fue para arriba con mayor velocidad. Mi hija no tardó mucho en salir porque dijo que extrañamente no encontró nada. Como si los peces hubieran desaparecido, yo no le dije nada. Hemos vuelto a bucear ahí pero nunca tan tarde y no ha vuelto a pasar nada similar».

¿Crees en estos relatos? ¿Te ha pasado algo similar que no puedas explicar?

En portada: Nowescape

También te puede interesar:

Qué es un encuentro cercano OVNI y cuáles son sus tipos

No: no existe ninguna base ovni que controle al Popocatépetl

6 secretos que el área 51 esconde según Jaime Maussan

Referencias: