NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Todo lo que quisiste saber sobre la historia del origen de los museos

16 de febrero de 2018

Montserrat Cruz

En México, el primer museo se fundó en 1790. Este recinto, mejor conocido como el Primer Gabinete de Historia Natural, está ubicado en la antigua calle de Plateros 89.

Bien lo expuso el escritor turco Orhan Pamuk: “Los museos son lugares donde el tiempo se transforma en espacio”. Ya sea que prefieras asistir solo a una sala o que el museo esté en tu casa, es ciertamente fascinante como esos lugares han conservado bienes invaluables para la cultura, el arte y la historia. Pero ¿de dónde salió la idea de los museos?


Museo Nacional de Antropología, Ciudad de México


Desde 1977, el mes de mayo ha sido denominado como el Día Internacional de los Museos. Cada año, el día 18 del quinto mes, el Consejo Internacional de los Museos, en conjunto con 30 mil museos de todo el mundo, coordina esta celebración, cuyo objetivo es reflexionar sobre la importancia que estos recintos tienen en la sociedad. De forma temática, cada año la ICOM promueve la organización de programas que incluyen actividades gratuitas como conferencias, exposiciones, conciertos y talleres. En México, el 2017 fue el primer año que se llevó a cabo este festejo con la participación de aproximadamente 150 recintos culturales. De acuerdo con la definición de la ICOM del 2007:


“Un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su ambiente con fines de estudio, educación y recreo”.


Grabado de 1876 que recrea el incendio que quizá destruyó parte de la Biblioteca en el año 47 a. C


Los museos comenzaron a existir debido a que algunas personas, a las cuales hoy denominamos como coleccionistas, comenzaron a resguardar y conservar objetos que fueron resultado de la creación humana o que reflejan el paso del hombre por el tiempo. Los primeros museos, aunque no propiamente entendidos bajo el concepto que la ICOM ofrece, fueron los palacios antiguos que albergaban los más grandes tesoros de las culturas más representativas, como el Palacio de Nabucodonosor II, la gran Biblioteca de Alejandría, los palacios griegos y los romanos, sólo por mencionar algunos. Desde entonces, estos objetos representaron la riqueza y el prestigio que una cultura podía tener y, a la vista de los enemigos, formaban parte de los botines de guerra más buscados.



Ya entrada la Edad Media e incluso hasta la época Renacentista, la concepción que se tiene del resguardo de este tipo de objetos cambió. Las edificaciones que albergaban aquello que era denominado como valioso comenzaron a ponerse al servicio de la enseñanza, tanto eclesiástica como intelectual, cuya función principal era revalorar el sentido histórico y artístico de las piezas. Durante este periodo se otorgó la denominación de museos a los recintos dedicados a la conservación de objetos valiosos. La concepción más común del museo se concreta en la época moderna, en la cual también se trazan los tres ejes museísticos: el Museo de Arte, el Museo de Ciencias Naturales y el Museo Arqueológico.


Museo del Prado, Madrid


En México, el primer museo se fundó en 1790. Este recinto, mejor conocido como el Primer Gabinete de Historia Natural, ubicado en la antigua calle de Plateros 89, estaba destinado a exponer la biodiversidad de la entonces Nueva España. Para 1825, la Real y Pontifica Universidad de México, por mandato de Guadalupe Vitoria, crea el Museo Nacional Mexicano que es considerado el origen del actual Museo Nacional de Antropología e Historia.



Con el paso del tiempo, las necesidades humanas, especialmente en las ciudades, ocasionaron el origen de nuevos recintos que pudieran exponer y abordar diferentes temáticas. Durante mucho tiempo se pensó que los museos debían tener una función que cumplieran con el desarrollo social; es decir, recuperar y reflexionar sobre el pasado, y con ello, propiciar la autorreflexión y la contextualización propia. Sin embargo, estos recintos han tenido que enfrentar nuevas problemáticas. Una de ellas son el mercado y la comercialización del arte, que en gran medida se conciben como la desviación de los museos en un centro de diversión o de turismo cultural.


Museo Nacional de Arte, Ciudad de México


Actualmente, la Ciudad de México es una de las capitales que cuenta con más museos en todo el mundo. De acuerdo con la Secretaría de Turismo, aproximadamente se tienen 170 museos con 43 galerías, entre los cuales, sin duda los más representativos son el ya mencionado Museo Nacional de Antropología e Historia, el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Arte, el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec y el Museo de Arte Moderno.

***

Podría decirse que las temáticas y los enfoques de las curadurías en los museos de todo el mundo se han diversificado e incluso hecho más complejas. De hecho en Londres puedes echarle un vistazo a los oscuros días de la época victoriana en los que Jack El Destripador aterrorizó a la población gracias a un museo dedicado enteramente a ello.

TAGS: Historia del arte Museos Arte
REFERENCIAS: Secretaría de Turismo Eve Museografía

Montserrat Cruz


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 formas naturales de hacer crecer tus cejas si las depilaste demasiado 8 trucos de maquillaje que puedes intentar para que tus senos se vean más grandes Cómo viven los niños en el barrio más violento del Salvador en 15 fotografías de Donna DeCesare 8 señales de que tu columna se está deformando y necesitas tratamiento Por qué el Twerk es el mejor ejercicio para aumentar el tamaño de tus glúteos y piernas Secretos que mantienen a una pareja enamorada en 15 ilustraciones

  TE RECOMENDAMOS