La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud

La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud

Por: Alejandro I. López -


Tom Seidmann nació en Austria en 1892, en la misma familia judía acomodada que vio crecer a su tío, Sigmund Freud, y que ahora disfrutaba de una posición aún más acomodada entre la clase alta de Europa. Durante su adolescencia, la joven desarrolló un gusto particular por el dibujo, que años más tarde habría de consolidarse en Londres, donde estudió arte.


A pesar de su talento para ilustrar, Martha Gertrude (su verdadero nombre) cargaba con dos estigmas que amenazaban con llevar al traste su sueño de trascender como artista: en primer lugar, se trataba de una mujer, sexo despreciado –especialmente en lo referente a las artes– en el seno de la misma sociedad conservadora y reticente al cambio que horrorizada, asistió a la popularización de las teorías de Sigmund algunos años antes.


La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud 1


Su apellido y la carga que traía consigo suponían el otro gran obstáculo que tenía frente a sí. Después de sufrir discriminación y ver cómo sus oportunidades se agotaban ante sus ojos, Gertrude resolvió con valentía una decisión que habría de transformar su vida por entero: decidió amarrar su cabello, comprar ropa masculina y cambiar su nombre oficial por el de Tom Seidmann para convertirse en un hombre.


Entonces se insertó a los círculos más vanguardistas de la época, donde rápidamente demostró su talento para ilustrar cuentos infantiles con trazos y colores que aún hoy lucen modernos, siempre con un toque de oscuridad y misterio, mismo que habría de acompañar el ocaso de su vida.


La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud 2


A la edad de 28 años, Gertrude se enamoró perdidamente de un joven periodista, Jacob Seidmann, quien habría de ser algo más que su compañero de vida. Ambos quedaron perdidamente enamorados y a los dos años de casados nació Angela, su única hija. Para ganarse la vida, juntos decidieron guiarse por sus pasiones e inauguraron una pequeña editorial, donde Gertrude podría enfocarse en su trabajo y desarrollarse profesionalmente. Al poco tiempo de obtener un éxito superior a lo esperado, ambos decidieron iniciar una empresa aún más grande: después de conocer al poeta hebreo Nahman Bialik, la pareja aceptó la iniciativa del literato para fundar una editorial cuya misión radicaba en publicar libros para niños judíos.


Entusiasmados, Seidmann y Gertrude invirtieron los ahorros de toda su vida en Ophir, además de contraer deudas que serían pagadas después de que la compañía ascendiera en números y ventas; sin embargo, Bialik no cumplió su promesa y huyó a Tel Aviv sin su aportación, dejando los compromisos de la editorial en manos de la pareja, que perdió todo intentando pagar sus deudas.


La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud 3


Desesperados, Jacob decidió escribir al poeta, recriminándole su falta de honor y cobardía. Meses después y en la miseria total, Gertrude encontró a Seidmann ahorcado, colgado del techo del que solía ser su hogar. La ilustradora entró en una depresión severa y dejó de comer voluntariamente. A pesar de los cuantiosos intentos de su familia para reanimarla, Martha no pudo más y falleció sietes meses después de inanición.


La trágica vida de la sobrina más talentosa de Freud 4


Durante el resto del siglo XX, el nombre de Tom Seidmann desapareció de todas las tiendas de libros y editoriales tras la llegada del régimen nacionalsocialista y su obra se desvaneció por el hecho de pertenecer a una familia judía, hasta hace poco tiempo, cuando su obra se redescubrió y comenzó a ser objeto de culto entre los especialistas del tema.


-

Conoce más sobre la vida del padre del psicoanálisis luego de leer "El oscuro secreto de Freud que llevó a uno de sus mejores amigos a la muerte". Descubre la influencia del psicoanálisis en las manifestaciones artísticas en "Obras de arte inspiradas en Sigmund Freud para superar el miedo y los traumas de tu vida".


Referencias: