Qué pasó el día que murió el muralista José Clemente Orozco

Qué pasó el día que murió el muralista José Clemente Orozco

Por: Alicia López -

En este artículo, te compartimos un poco sobre la muerte y velorio del artista mexicano José Clemente Orozco, pues hubo controversia cuando éste falleció y le otorgaron funerales nunca antes visto.

Un fotógrafo de Excélsior detuvo para siempre el momento en que Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros entraron en la casa de José Clemente Orozco. Acababa de morir el sacerdote mayor del muralismo mexicano. Fotógrafos, artistas, funcionarios, "todo mundo" se apelmazaba en Ignacio Mariscal 132. Siqueiros avanzó alzando la barbilla, con un gesto maravilloso que era al mismo tiempo resignado, doliente, retador- Rivera, en cambio, bajó los ojos apesadumbrado, sosteniendo el ala del sombrero con ambas manos. 

En el primer piso había un féretro gris. Era la hora de las declaraciones ante las libretas de los reporteros: Diego ponderó la independencia feroz de un artista que "jamás se doblegó ni a las dificultades materiales ni a los ataques a su obra". Luego recordó -en una clara alusión al atentado que poco antes había sufrido su propio mural en el Hotel del Prado- cómo "la primera flor del genio de Orozco" había sido "semidestruida por bandoleros inconscientes y estúpidos, solapados bajo el amplio manto de Vasconcelos y escondidos tras la Iglesia, a la que ofendían con sus bajos manejos". 


Relacionado
jose-clemente-orozco-biografia-corta

Siqueiros también traía ganas de pelear. Lo menos que dijo fue que Orozco era "el más portentoso ejemplo de lo que significaba un arte destinado a la entera ciudadanía y no sólo a un sector minoritario de pseudo oligarcas"; lo menos que dijo fue que la obra de José Clemente Orozco sólo sería apreciada cuando el mundo se decidiera a adoptar "las normas públicas que él tanto amó". 

Afuera, la ciudad hervía. Desde el episcopado hasta Los Pinos se desataba una feroz guerra contra el comunismo. En sus columnas de Excélsior, Carlos Denegri acusaba diariamente a Lombardo Toledano de querer resucitar la Internacional Comunista. Al expresidente Lázaro Cárdenas se le criticaba desde los diarios por haber enviado al Congreso Americano por la Paz un mensaje que revelaba "una actitud contraria a los intereses de México, una traición al régimen del licenciado Miguel Alemán y un intento de frustrar las medidas de elemental defensa común contra la amenazadora máquina guerrera de Rusia". 

¿Qué hacer con Orozco, "el Goya Mexicano"? Nadie lo sabía. El Congreso se encerró a discutirlo. Cuando el presidente Alemán giró instrucciones para que el cuerpo fuera depositado en la Rotonda de los Hombres Ilustres, un diputado contestó horrorizado que, según las leyes vigentes, las inhumaciones en ese sitio sólo podían hacerse "después de cinco años de que haya fallecido el candidato a ocupar un puesto en ella", y sugirió que "debía respetarse la voluntad del pintor y su familia para que le sepulte en su estado natal".

obras de jose clemente orozco

La diputación jaliscience se trasladó a Los Pinos para informar al Presidente que en Guadalajara se había preparado ya una gran recepción a los restos del pintor y solicitar que un carro especial fuera puesto a disposición de los deudos. "Orozco -dijo uno de ellos- había expresado sus deseos de que sus restos fueran sepultados en una cripta del Hospicio Cabañas". La diputación ignoraba que, después de emitir sus declaraciones incendiarias ante los reporteros, Rivera y Siqueiros habían ido a Los Pinos a decirle al presidente que "la propiedad de los restos no era privativa de una entidad, ni siquiera de una nación, sino del mundo entero", por lo que el único lugar posible para José Clemente Orozco era la Rotonda.

Relacionado
jose-clemente-orozco-15-frases-para-conocerlo-mejor

Un diario anotó, a "título informativo", que "algunos diputados dijeron que no creían en la sinceridad de los dos pintores antes mencionados, y que su actitud obedecía al muy humano propósito de asegurar para el futuro un lugar como al que ahora se da a su desaparecido colega. Añadieron que como Diego ha anunciado que pronto habrá de morir, él es el más urgido de un sitio en la Rotonda". La postura oficial fue que el Congreso quedaría encargado de dirimir el destino de los restos. Extraoficialmente se operó para que Orozco tuviera funerales nunca antes visto.

obras de jose clemente orozco

El 8 de septiembre de 1949, antes de ser trasladado al Panteón Civil de Dolores, los restos de José Clemente Orozco permanecieron por unas horas en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes. Era la primera vez, desde la inauguración del edificio en 1934, que sucedía algo así. A ningún otro personaje se le había rendido culto en ese sitio. Al llegar la tarde, el féretro gris fue conducido a Dolores. Diego Rivera y Pablo Neruda despidieron al artista. Rivera fue breve, las lágrimas interrumpieron su discurso: "En adelante vivirás en la conciencia de los mexicanos para guiarlos con tu vigor con buen camino"

Neruda cerró su discurso con esta frase: "Orozco es materia ciclópea de la estructura americana". A las 18:30, la última paletada de tierra cayó silenciosamente sobre el sepulcro. 

Relacionado
jose-clemente-orozco-el-manifiesto-historico-mexicano

quien fue jose clemente orozco

Este texto se tomó del libro La ciudad oculta vol. 2, escrito por Héctor Mauleón, y editado por Planeta. En él encontrarás historias magnificas como: La novela del metróbus, Breve historia de Tepito, Chapultepec a la una de la tarde, El terremoto con el que entró Madero y La virreina fallida.

Si te gustó este artículo sobre la muerte  y velorio de José Clemente Orozco, además te agrada escribir y conoces de datos y acontecimientos históricos, envía un texto de prueba con mínimo 400 palabras y no en primera persona a nuestra plataforma digital: culturacolectiva.com/colaboradores y logra que más de 60 millones de personas te lean. 

Te puede interesar:
Obras de José Clemente Orozco
Hospicio Cabañas, el asilo que se convirtió en centro cultural

Referencias: