La oscura teoría que afirma que vivimos en el Apocalipsis y el fin está cerca
Historia

La oscura teoría que afirma que vivimos en el Apocalipsis y el fin está cerca

Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

6 de abril, 2017

Historia La oscura teoría que afirma que vivimos en el Apocalipsis y el fin está cerca
Avatar of Alonso Martínez

Por: Alonso Martínez

6 de abril, 2017

 

Te damos gracias,
Señor Dios, Todopoderoso,
el que eres y que eras
porque has empezado a reinar,
valiéndote de tu poder invencible.
Las naciones se habrán enfurecido,
pero tu enojo las sorprendió:
ha llegado el momento de juzgar a los muertos,
de premiar a tus siervos los profetas,
a tus santos y a cuantos honran tu nombre,
ya sean grandes o pequeños,
y de destruir a los que destruyen la tierra.

—Apocalipsis 11:17 - Juan de Patmos


Durante cientos de años la caída del Imperio Romano ha servido como ejemplo de que cualquier sociedad –por más desarrollada que sea– puede llegar a su declive. La que alguna vez fue la civilización más poderosa del mundo llegó al punto límite. La ineficiencia de los emperadores, el aumento incontrolable de la corrupción junto con la alteración de las comunidades y los cambios religiosos destruyeron cualquier idea de prosperidad para las personas. El suceso fue paulatino y se desarrolló a lo largo de más de 400 años. Los libros de historia hacen recuentos detallados para comprender cómo sucedió, pero existe otra pieza literaria que –algunos afirman– profundizó en el tema de manera más compleja y surreal: El libro del Apocalipsis de la Biblia Católica.

¿Vivimos en el Apocalipsis?

Expertos afirman que el relato de la revelación es recuento de la pesadilla y el avance de la sociedad de la caída de Roma, otros cuantos señalan que en realidad está vinculado con los sucesos posteriores a la muerte de Jesucristo; aseguran que la descripción del narrador no es más que una metáfora oscura para hablar sobre fe y la victoria del bien sobre el mal.

Sin embargo, existe la visión de los futuristas, quienes piensan que el día del juicio aún está por llegar, o peor, que ya está sucediendo.

vivimos en el apocalipsis biblia

¿En qué consiste el Apocalipsis?

El libro escrito por Juan de Patmos (contrario a la creencia de que era el apóstol original) comienza con la Revelación de Jesucristo, quien le dice al narrador que preste atención y envíe sus mensajes a las Siete Iglesias de Asia, lugares que han sido interpretados como importantes para la difusión del credo cristiano. El hijo de Dios halaga y advierte a aquellos que lo siguen. Asimismo, hace promesas sobre conocimiento, vida eterna y prosperidad sugiriendo que nada de eso llegará si ignoran su palabra. Algunos creen que esa sugerencia y amenaza estaba destinada a múltiples generaciones por venir. Se habla sobre prosperidad y tolerancia al pecado, sin embargo, se insinúa que si se continúa por caminos destructivos, el final llegará.

vivimos en el apocalipsis religion

Posterior al mensaje, "una voz" le indica subir a Juan hacia el cielo. El hombre narra su visión del Trono de Dios, cuatro criaturas guardianes del Antiguo Testamento (también conocidas como los cuatro jinetes) y un pergamino con siete sellos. El cordero (figura bíblica constante) comienza a abrir los sellos, dando instrucciones. Al primero le indica que sea vencedor y conquiste, el segundo está destinado a desterrar la paz de la Tierra con la espada que haría a los hombres matarse entre ellos; al tercero se le asignó la balanza que simbolizaba el declive económico y el cuarto era la muerte, a quien se le dio el derecho de eliminar la cuarta parte de las personas del planeta a través de la peste, peleas, hambruna y los animales.

Esa base ha sido usada por cientos de estudiosos para señalar el fin de la humanidad. En el contexto preterista, las figuras han sido vistas como los males que acogieron Roma y la llevaron a la destrucción. Los ambiciosos gobernantes, las constantes peleas, la hambruna con complicaciones económicas y posteriormente las muertes. No obstante, dichos elementos han sido una constante en cualquier civilización de la historia. Aunque algunos países vivan en prosperidad, aún existen dichos problemas en la sociedad contemporánea, principalmente a causa de los hombres, no de alguna figura divina. 

vivimos en el apocalipsis jinetes

Después de darle órdenes a las criaturas, prosigue con el resto de los sellos, los cuales hacen que el Sol deje de brillar, que todas las personas se oculten y que comience el día del juicio.

144 mil israelitas son protegidos con la marca de Dios mientras que el resto espera. Siete ángeles aparecen frente a Dios y se les asigna el mismo número de trompetas. Cada nota del instrumento marca los sufrimientos que vivió Roma, que las personas han vivido y que posiblemente existen ahora más que nunca.

La primerz trompeta hace que caiga granizo con fuego mezclado con sangre. Un tercio de los árboles y del verde pasto desaparece. ¿Suena familiar? El segundo hace que un cerro caiga al mar causando que la tercera parte de los animales que viven ahí mueran. El siguiente causa que los ríos y manantiales fueran contaminados por la caída de la estrella llamada Ajenjo –posiblemente vinculada con el alcohol–. El cuarto hace que las estrellas pierdan su brillo, al igual que el Sol y la Luna. El próximo abrió el abismo; su sucesor libera a los jinetes.
El séptimo marca el regreso del dominio de Dios sobre la Tierra.

vivimos en el apocalipsis fin del mundo

¿Qué significa lo anterior?

No hace falta profundizar para notar que vivimos en los tiempos que narra Juan de Patmos. La humanidad es responsable de dañar la naturaleza tanto en la tierra como en el mar. Gran parte de la población vive bajo diferentes vicios que no fueron permitidos y el cambio climático con la contaminación podrían hacer que el abismo finalmente aparezca. Son tiempos apocalípticos, sin embargo, sabemos que Dios no es la deidad física de la cual hablan los textos bíblicos, así que el único que causó dichas tragedias ha sido el mismo hombre. 

vivimos en el apocalipsis religiones

Aunque se dice que la historia habla sobre el pasado, es inevitable pensar que se sitúa en el presente y que posiblemente el fin esté cerca. La diferencia es que en esta realidad no aparecerá Dios, ni su hijo y no habrá sobrevivientes marcados con algún sello sagrado. El fin no llegará con trompetas y visiones maravillosas de los encargados del mundo, sino con interminable dolor, sangre y sufrimiento hasta que no quede nada más que el vacío en este lugar del cosmos.


-



Referencias: