INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La hermana olvidada de Vincent van Gogh que también tuvo una vida de locura y miseria

16 de febrero de 2018

Alonso Martínez

Wilhelmina van Gogh fue una mujer dedicada al cuidado de las personas y la educación, pero pasó la mitad de su vida en un hospital psiquiátrico antes de morir.



Solemos estar tristes y nos quedamos sin palabras cuando, frustrados en nuestro desarrollo natural,

hallamos que la germinación se ha visto detenida y nos vemos situados en circunstancias tan desesperanzadoras

que parecemos una semilla entre las piedras de molino.


—Carta de Vincent van Gogh a su hermana Wilhelmina



Dolor, angustia y pensamientos suicidas. ¿Cómo imaginar lo que sintió Vincent van Gogh los días, semanas y meses previos a su suicidio? A pesar de que continuaba pintando y sus ánimos parecían mejorar, su salud mental eventualmente fue empeorando, posiblemente como consecuencia de un trastorno psicológico que en ese tiempo no había sido identificado. Se sentía paranoico, aturdido, triste y desesperanzado.



Sin embargo, en los momentos en los que se sentía más tranquilo decidió escribirle a sus hermanos: Theo, cuya correspondencia ha sido editada y publicada en un libro, y Wilhelmina, su pequeña hermana que, igual a Vincent y Theo, tuvo un final trágico provocado por la locura y por una posible enfermedad mental compartida genéticamente.


«Durante las últimas semanas en el (hospital) St. Remy, trabajé como un hombre en un frenesí, especialmente en un montón de flores, rosas e iris violetas», le escribió en una carta a su hermana a quien, como a Theo, le describía a detalle sus pinturas y sus distintos estados de ánimo.



Wilhelmina van Gogh nació 9 años después del pintor, el 16 de marzo de 1862, y aunque Vincent tenía otras dos hermanas y otro hermano, ella y Theo fueron los que tuvieron una amplia comunicación y un fuerte vínculo con él.



A diferencia de Vincent, Wil (como era apodada por su familia) no era una artista, pero tenía su mismo espíritu solitario. Desde que murió su padre (hecho que le afecto gravemente al pintor), la mujer también se deprimió pero trataba de salir adelante para ayudarle a su madre, con quien vivía.


La mujer mostró un fuerte interés por la educación y se convirtió en institutriz, enfermera privada, trabajadora social, maestra de religión (instruida por sus padres) y soñaba con convertirse en escritora, además de que actualmente es reconocida como una pionera feminista por algunas de sus propuestas para exhibir el trabajo creado por mujeres de todos los tipos de arte, lo cual se lo platicaba a Vincent en sus cartas mientras el pintor le contaba sobre sus relaciones, su situación psicológica y su trabajo.




Por su parte, Vincent la usó como inspiración para algunas de sus pinturas. Recuerdo del jardín del Etten es considerada una pintura de "fantasía" en la que sitúa como protagonistas a Wil y a su madre, Anna.



De igual forma, su pintura La lectora de novelas se cree que es un homenaje a ella, ya que se la describe en una carta y parece evocar el amor por la literatura que Wil mantuvo toda la vida. Asimismo, el personaje tiene todos los rasgos de la mujer, al igual que su característico peinado. Su relación con ella siempre fue cercana e incluso en una carta señala la similitud que tenían ambos como seres sensibles que padecían de depresión en algunos momentos. De igual forma, Van Gogh le envió varias pinturas como regalos de cumpleaños: Naturaleza muerta con novelas francesas y una rosa, Campos de trigo con cipreses y Almendro en flor fueron unos de ellos.



«Las enfermedades de las que más sufrimos las personas civilizadas son la melancolía y el pesimismo», le escribió Vincent tres años antes de su muerte, y continuó escribiéndole hasta que decidió dispararse en el pecho para acabar con su vida. Al poco tiempo, Theo, con quien Wil también tenía una buena relación, fue internado en un hospital psiquiátrico con dementia paralytica, posiblemente provocada por una infección de sífilis y falleció tan solo un año después que su hermano.


Por su parte, Wil vivió hasta la vejez. Sin embargo, la segunda mitad de su vida tuvo un destino similar al de sus hermanos. No existe un registro claro, pero en 1902, cuando tenía alrededor de 40 años, la mujer fue internada en un hospital psiquiátrico. El diagnóstico decía que la mujer tenía dementia praecox, lo que hoy se conoce como esquizofrenia, la enfermedad que posiblemente sufría Van Gogh. Wilhelmina dejó de hablar y comía poco.



Los registros del hospital decían:


«No ha habido un cambio significativo en la condición de este paciente que ha estado aquí mucho tiempo. Se mantiene solitaria y retirada, habla muy rara vez y generalmente evita responder cualquier tipo de preguntas. Pasa todo el día en el mismo lugar de la sala mirando sin atención a sus alrededores. Se ha negado a comer y tenemos que alimentarla de manera artificial».


Murió 40 años después, a la edad de 79 años. No se sabe cuál fue el detonante para su colapso mental, pero posiblemente tenía episodios similares a los de Vincent. Se cree que la misma condición empeoró la enfermedad de Theo provocándole una muerte más rápida.


-

Poco después de la muerte de Vincent y 10 años antes de sufrir el colapso que la mantuvo encerrada en un hospital el resto de su vida, Wil organizó la "Exhibición nacional del trabajo de las mujeres" en el que logró recaudar 20 mil florines holandeses para promocionar el trabajo femenino de la nación, un esfuerzo considerado pionero de la ola feminista que vendría en los siguientes años. Esa acción hizo que Wilhelmina fuera recordada no sólo por ser la hermana del pintor más grande de la historia, sino por su determinación, amor a la literatura y al arte en general.


TAGS: Vincent van gogh Datos curiosos Mujeres
REFERENCIAS: Web Exhibits Van Gogh Letters

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Qué pasa en el episodio 10 de Luis Miguel: Mentiras dramáticas, sensacionalismo y la pérdida de una oportunidad ¡Ehhh Puto!, la limpieza en los estadios rusos y otras cosas sobre el comportamiento mexicano en el Mundial 14 fotografías de Kit Harringon y Rose Leslie que demuestran que el amor de cine puede hacerse realidad El virus que el hombre decidió guardar dentro de un congelador y podría exterminar la raza humana Mutaciones genéticas que no sabías son producto del incesto Hoy tuvimos otra sorpresa y hay que celebrarlo con estos cocteles

  TE RECOMENDAMOS