Historia

Ya me cayó el veinte y otras frases relacionadas con el dinero

Historia Ya me cayó el veinte y otras frases relacionadas con el dinero




“Cuando te caiga el veinte” quiere decir que algo ya quedó claro o entendiste. Este dicho y otros coloquiales tienen una historia bastante peculiar que se remonta varias décadas atrás, sin embargo, hoy los escuchamos todos los días y sin ninguna idea de lo que significan.  

Antes de los celulares, los teléfonos públicos que se encontraban en las calles de la Ciudad de México funcionaban con monedas de 20 centavos. Aquéllas que en una cara tenían al águila devorando una serpiente –símbolo que aún conservan–  y en la otra tenían una pirámide y el gorro frigio que era un referente de la libertad a nivel mundial.

dinero


Sin entrar en detalles fue hasta inicios de los años ochenta que estas monedas eran la única forma de conexión entre familias. Cuando alguien se disponía a hacer una llamada, descolgaba el auricular, escuchaba el tono de línea y metía la moneda por una ranura que la conducía hasta una caja, marcaba el número y los 20 centavos eran devorados por el teléfono cuando alguien respondía al otro lado. Así que cuando atendían la llamada “había caído el veinte”, todo estaba claro y la comunicación era exitosa.

La anterior es sólo una de las tantas historias que el dinero nos ha dejado, dichos, palabras y oraciones completas que utilizamos para hablar sobre él.



-

"No soy monedita de oro"

Esta frase es recordada por diversas interpretaciones de canciones regionales mexicanas, sin embargo, también se utiliza de manera coloquial para decir que no siempre le podremos caer bien a todo el mundo. Cuco Sánchez lo dijo más o menos así:

"No soy monedita de oro 
pa' caerle bien a todos; 
así nací y así soy, 
si no me quieren, ni modo". 

dinero3



-

"No traigo ni un quinto"

 Se le denomina "quinto" a una moneda con un valor aproximado de cinco centavos, entonces, si no tienes ni un quinto, es que de verdad no tienes dinero en absoluto. Esta frase no sólo se utiliza en México, sino también en ciertos países de Sudamérica.

quinto


-

"De a tostón"

Su historia es más vieja que cualquiera, resulta que en Italia se hicieron unas monedas con la cabeza (testa) del Rey. Entonces, es una palabra que proviene del italiano testone – que significa alcornoque– y que más adelante en España se le otorgó el nombre de tostón para referirse a ciertas monedas de plata acuñadas en aquel país. Sin embargo, en México se le adjudicó el nombre a las monedas de 50 centavos y posteriormente se le quedó a los billetes de 50 pesos.

toston



-

Feria, varo, marmaja, lana

Muchas de estas palabras ni siquiera tienen significado, como varo, pero lana refiere a una época donde ciertas personas de la nobleza cuantificaban su fortuna y competían por ver quién tenía a los mejores borregos y por ende, mejor calidad en la lana; por ello, se le denominó así al dinero. Mientras que feria y marmaja son dichos populares para referirse al dinero.

lana


Y qué, ¿tú cuánto varo traes?



-

Te doy una milpa, una milanesa

Hay juegos de palabras que los extranjeros no comprenden la primera vez que los escuchan, así como algunas personas que viven en el interior de la República que no los utilizan, ya que son originarios del centro del país. Ahora, si te dicen que algo cuesta una milpa o una milanesa, lo que significa es que su precio es de 1,000 pesos. No sabemos a ciencia cierta por qué, pero esta denominación viene de aquellos tiempos donde todo se pagaba en miles antes de la devaluación.

varo



-

Un ciego, una Sor Juana

¿Un ciego y una Sor Juana?, lo cual quiere decir 100 y 200 pesos respectivamente. El primero por el juego de palabras y el segundo es debido a la imagen de Juana Inés de Asbaje, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz que se encuentra en los billetes de tal denominación.

dinero 1


-

Estas frases, palabras y dichos se hicieron populares en los barrios y las calles de la Ciudad de México durante los años 70 y 80, la mayoría de ellas siguen vigentes. Esto se puede deber a diferentes factores; por un lado, se quedan grabadas en el inconsciente colectivo y pasan de una generación a otra y por el otro, el dinero y la moneda son cosas que no dejarán de existir. 

Las monedas jamás dejarán de tener un valor como tal gracias a que el proceso de fabricación utiliza metales preciados como el oro y la plata y se convierten en centenarios u onzas.

Así como éstas, hay personas que sí son monedita de oro y se han dispuesto a coleccionar cada una de las monedas que salen, ya que una tras otra han variado y mejorado diseños convirtiéndose en un varo que jamás perderá su valor, al contrario, aumentará. Por eso, la Casa de Moneda de México dispone de una enorme variedad de monedas que puedes coleccionar para que siempre traigas muchos quintos en la bolsa. 


::




Referencias: