Historia

De salvajes a civilizados: la mujer que cambió el estereotipo de los aztecas

Historia De salvajes a civilizados: la mujer que cambió el estereotipo de los aztecas

Su nombre es Zelia Nuttall y aunque muchos la consideraron una amateur, redefinió la identidad de los mexicas que dominaron el Valle de México.

México ha tenido una relación difícil con su pasado prehispánico. Ha sido utilizado en muchas ocasiones para definir una identidad y probar que el país tiene una riqueza cultural comparable con la de otras naciones antiguas, pero al mismo tiempo, en otros momentos ese pasado es negado para estar en consonancia con la modernidad y las ideas de civilización


Zelia Nuttall, una arqueóloga de finales del siglo XIX y principios del XX fue de las pocas en su campo que notó que el trabajo arqueológico llevado a cabo en México impactaba directamente en la política de formación de identidad nacional. La narrativa de los grupos indígenas mesoamericanos salvajes, que sacrificaban a los suyos a diestra y siniestra impedía que durante el “México moderno” los mexicanos reconocieran sus antepasados prehispánicos, por lo que su labor arqueológica estuvo ligada a la desmitificación del indígena sanguinario.

zelia nuttall arqueologa cambio estereotipo azteca Zelia Nuttall.

Durante el siglo XIX, la arqueología era una disciplina en ciernes dominada por los hombres, por lo que mujeres como Nutall eran consideradas como amateurs, dado que no habían tenido la posibilidad de educarse en ambientes universitarios. Sin embargo, a pesar de ser considerada como tal, Zelia fue capaz de brindar una nueva perspectiva a los estudios mesoamericanos.


A través de su comprensión del náhuatl, así como sus contactos mexicanos, Nutall fue capaz de realizar estudios totalmente originales, como el artículo “The Terracotta Heads of Teotihuacan” —“Las cabezas de terracota de Teotihuacán”—, publicado en 1886 en el American Journal of Archaeology and the History of the Fine Arts, en el que analizó una serie de artefactos que obtuvo dos años antes en Teotihuacán que si bien ya habían sido estudiados, nadie había sido capaz de fecharlos y darles una razón de ser. 


zelia nuttall arqueologa cambio estereotipo azteca lamina de codice nuttall Lámina del Códice Nuttall.


Su hipótesis sobre las cabezas resultó ser el estudio que definió el resto de su carrera: era la prueba irrefutable de su conocimiento y habilidades, por lo que en ese mismo año, Frederic W. Putman la nombró asistente especial honoraria en el departamento de arqueología mexicana en el Peabody Museum de Harvard. Esto a su vez le permitió ser independiente, sin un nexo forzoso con ninguna institución, por lo que pudo viajar por Europa. 

Durante su estadía en Europa —vivió hasta 13 años en Alemania— tuvo acceso a distintos códices y textos prehispánicos que habían sido extraídos de México. De su estudio se originó The Fundamental Principles of New and Old World Civilizations —Los principios fundamentales de las civilizaciones del Nuevo y Viejo Mundo—, así como el que hoy es conocido como el Códice Nutall, mismo que ella recuperó, tradujo y publicó íntegro junto a su estudio. 


zelia nuttall arqueologa cambio estereotipo azteca codice nuttall foto Códice Nuttall. Museo Nacional De Antropología.


«Ella abrió una lectura de los aztecas y los pueblos prehispánicos antiguos de México para verlos en el mismo nivel y a través del mismo lente con el que eran vistas otras grandes civilizaciones del mundo. No se trataba de increíbles descubrimientos, más bien era cambiar la discusión». Declaró Apen Ruiz para Smithsonian Magazine, resumiendo de una gran manera la aportación de Zelia Nutell a nuestro legado prehispánico.


*

Ahora lee: 


Yóllotl: los significados del corazón para los mexicas en el México prehispánico

Acolhuas, los aliados mexicas que sacrificaban y comían conquistadores