Letras

Libros censurados que toda mujer debe leer

Letras Libros censurados que toda mujer debe leer

“Se nos impuso la idea de que la cultura es un proceso particular que abarca a la humanidad toda en su transcurrir... sería un proceso al servicio de Eros, que quiere reunir a los individuos aislados [...] Esas multitudes de seres humanos deben ser ligados libidinosamente entre sí; la necesidad sola, las ventajas de la comunidad de trabajo, no los mantendría cohesionados. Ahora bien, a este programa de la cultura se opone la pulsión agresiva natural de los seres humanos, la hostilidad de uno contra todos y de todos contra uno"

-Sigmund Freud

La censura acompaña la vida del ser humano como una imposición social que inhibe nuestros instintos y nos hace ser políticamente correctos. La necesitamos para, como asegura Freud, dejar de lado la pulsión agresiva natural de los seres humanos y la hostilidad natural e instintiva. Así transcurrieron los primeros años de existencia del individuo; formó sociedades y en la edad medieval comenzó a imponerse el principio eclesiástico ante los placeres del hombre.  Desde ese momento la visión del mundo cambió; se prohibía leer, expresar con el cuerpo y hasta tener relaciones sexuales, lo que, en ocasiones, sólo era permitido con permiso del rey, de ahí el origen de la palabra FUCK "Fornicating Under Consent of King".

Así pues, en el oscurantismo comenzaron a prohibirse muchos libros con contenido sexual explícito. Desde ese momento, la sociedad comenzó a seguir las normas religiosas y morales para encajar en la sociedad, ser buenos y poder ir al cielo. Poco a poco, esta práctica comenzó a llevarse a cabo de forma recurrente en la sociedad y, hasta nuestros días, podemos ver resquicios de lo moral y lo correcto. En escuelas, ciudades y hasta países, muchos libros han sido censurados.

woman reading

Según la American Library Association, muchos libros se ponen en duda con mayor frecuencia si son “sexualmente explícitos” o si contienen “lenguaje ofensivo”. Pero algunos de los libros que son puestos en duda son también clásicos literarios con contenido enriquecedor. Hablan acerca de la libertad sexual y de mujeres luchando contra roles prescritos, la opresión de las mujeres y personas de color.

 

Amada, 1987, Toni Morrison

Beloved Toni Morrison
Esta novela habla de la realidad afroamericana y la victimización femenina en ella. Una mujer es torturada por la muerte de su hijo. Contiene contenido sexual, violencia y torturas bestiales que han hecho que en 2013 padres de muchos colegios intentaron prohibir su análisis en las escuelas. Esta novela ganó el premio Frederic G. Melcher y el premio Pulitzer.

 

El cuento de la criada, 1985, Margaret Atwood

El cuento de la criada

Cuenta la historia de una joven que es la criada del comandante de la República de Gilead, quien quiere tener un hijo a toda costa en una sociedad donde la fertilidad es mucho más difícil y casi inalcanzable. No tiene escenas sexuales o de violencia explícitas; sin embargo la temática se ha convertido en una crítica a la represión que sufren las mujeres y el machismo que viven todos los días. Una secundaria de Texas lo consideró un libro muy “explícito” y antirreligioso, por lo que fue prohibido.

 

El color púrpura, 1982, Alice Walker

color purple

Este libro cuenta la historia de disitintas mujeres afroamericanas durante los años 30 en el sur de Estados Unidos. La American Library Association (ALA, por sus siglas en inglés) comenzó a registrar las obras censuradas, según denuncias de la ciudadanía, y a publicar una lista anual de ellas. Este libro entró en la lista por sus escenas de racismo y sexismo a pesar de ganar el Pulitzer en 1983.

 

Desde mi cielo, 2002, Alice Sebold

Desde mi cielo
Este libro adaptado a la pantalla grande fue censurado en Massachusetts y Connecticut por los padres de las secundarias. Una niña es violada y asesinada y ella puede verlos desde el cielo. Observa cómo su familia y amigos han lidiado con la tragedia y los momentos difíciles que pasan. Desde 1929 hasta 1959 estuvo prohibido en la aduana de Estados Unidos y en Inglaterra sólo estuvo disponible hasta 1960. Relata la historia de una relación carnal y pasional entre una mujer de clase alta y un hombre de clase obrera.

 

Sus ojos miraban a Dios, 1937, Zora Neale Hurston

eyes

El personaje principal y narrador de esta obra es Janie Crawford, una mujer de unos 40 años, afroamericana que cuenta la historia de su vida y sus viajes mediante flashbacks. El libro se ha censurado por su sexualidad explícita por la ALA, aunque la enfermedad mental, problemas de la mujer, el sexo, el dinero, el racismo, la igualdad de derechos, sea, hasta la fecha, algo cotidiano.

 

El despertar, 1899, Kate Chopin

El despertar kate chopin El libro cuenta la historia de una mujer que busca salirse de los roles establecidos y dejar de ser la esposa y madre perfecta para explorar su feminidad y su sexualidad. Desencadenó una cascada de críticas negativas que mostraban los condicionantes y prejuicios morales de los críticos norteamericanos de fin de siglo. La llamaron “veneno” e “inmoral”.

 

Trópico de Capricornio, Henry Miller, 1934

Tropico de capricornio henry miller
Cuenta las hazañas sexuales de un joven escritor; se trata de una novela semiautobiográfica. Se escribió en Francia en 1934 y fue hasta 1961 cuando comenzó a distribuirse en Estados Unidos. Más de 60 vendedores en 21 estados tuvieron que enfrentar demandas por obscenidad. Cuando la Corte Suprema dictó en 1966 que el libro no era obsceno, el juez en la Corte Suprema del estado de Pennsylvania, Michael Musmanno, no estuvo de acuerdo y escribió: “Es una fosa séptica, un alcantarillado abierto, un pozo de putrefacción, una concurrencia asquerosa de todo lo que está podrido en las ruinas de la depravación humana”.

 

Habla, 1999, Laurie Halse Anderson

Speak Laurie Halse Anderson
La protagonista, con 14 años de edad ha sufrido un terrible incidente ese verano, una violación, no deja de pensar en esto y poco a poco se aísla del mundo con la decisión de no hablar más. Esta novela está en la lista de libros más vendidos del New York Times. Sin embargo, en las escuelas de Missouri fue prohibida y criticada por “glorificar la ingesta de alcohol, las groserías y el sexo premarital”.

 

 

El pozo de la soledad, 1928, Radclyffe Hall

El pozo de la soledad, Marguerite Radclyffe Hall

La protagonista de la historia, Stephen Gordon, nació con el estigma de la masculinidad. Sus padres querían un varón y tuvieron una niña, por lo que la llamaron Stephen, nunca le gustó usar ropa de mujer y es lesbiana.  El juez Charles Biron la juzgó obscena y prohibió su venta en Inglaterra por contener “prácticas no naturales entre mujeres”. La intelligentsia literaria británica la defendió de la censura judicial, pero cuestionó su valor artístico. Algunas feministas lesbianas –no todas– la rechazan por reaccionaria. Se sienten más a gusto, por ejemplo, con Orlando, de Virginia Woolf, también publicada en 1928.


***

Referencia:
huffingtonpost.com


Referencias: