10 poemas de América latina que te harán volver a creer en el amor
Letras

10 poemas de América latina que te harán volver a creer en el amor

Avatar of Annie Herrera

Por: Annie Herrera

28 de noviembre, 2018

Letras 10 poemas de América latina que te harán volver a creer en el amor
Avatar of Annie Herrera

Por: Annie Herrera

28 de noviembre, 2018

En América Latina hay escritores prolíficos que nos enseñaron sobre aventuras, romance, desdicha y hasta terror, pero sin duda, algunos de los más rescatables son aquellos que con sus poemas de amor nos demostraron que el amor es el sentimiento que puede alegrarte el alma o desgarrarte el corazón hasta dejarte hecho pedazos. Estos son algunos de los poemas de amor de libros famosos de América Latina.


1.- Ausente de César Vallejo 

Ausente! La mañana en que me vaya 

más lejos de lo lejos, al Misterio, 

como siguiendo inevitable raya, 

tus pies resbalarán al cementerio. 


Ausente! La mañana en que a la playa 

del mar de sombra y del callado imperio, 

como un pájaro lúgubre me vaya, 

será el blanco panteón tu cautiverio. 


Se habrá hecho de noche en tus miradas; 

y sufrirás, y tomarás entonces 

penitentes blancuras laceradas. 


Ausente! Y en tus propios sufrimientos 

ha de cruzar entre un llorar de bronces 

una jauría de remordimientos!


2.- No es que muera de amor de Jaime Sabines

No es que muera de amor, muero de ti. 

Muero de ti, amor, de amor de ti, 

de urgencia mía de mi piel de ti, 

de mi alma, de ti y de mi boca 

y del insoportable que yo soy sin ti. 


Muero de ti y de mi, muero de ambos, 

de nosotros, de ese, 

desgarrado, partido, 

me muero, te muero, lo morimos. 


Morimos en mi cuarto en que estoy solo, 

en mi cama en que faltas, 

en la calle donde mi brazo va vacío, 

en el cine y los parques, los tranvías, 

los lugares donde mi hombro 

acostumbra tu cabeza 

y mi mano tu mano 

y todo yo te sé como yo mismo. 


Morimos en el sitio que le he prestado al aire 

para que estés fuera de mí, 

y en el lugar en que el aire se acaba 

cuando te echo mi piel encima 

y nos conocemos en nosotros, 

separados del mundo, dichosa, penetrada, 

y cierto , interminable. 


Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimos 

entre los dos, ahora, separados, 

del uno al otro, diariamente, 

cayéndonos en múltiples estatuas, 

en gestos que no vemos, 

en nuestras manos que nos necesitan. 


Nos morimos, amor, muero en tu vientre 

que no muerdo ni beso, 

en tus muslos dulcísimos y vivos, 

en tu carne sin fin, muero de máscaras, 

de triángulos oscuros e incesantes. 


Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo, 

de nuestra muerte ,amor, muero, morimos. 


En el pozo de amor a todas horas, 

inconsolable, a gritos, 

dentro de mi, quiero decir, te llamo, 

te llaman los que nacen, los que vienen 

de atrás, de ti, los que a ti llegan. 


Nos morimos, amor, y nada hacemos 

sino morirnos más, hora tras hora, 

y escribirnos y hablarnos y morirnos.


Te puede interesar: Estos poemas te harán ver el Alzheimer con otros ojos

Poemas de amor de libros famosos de América Latina

3.-Aquí de Octavio Paz

“Mis pasos en esta calle

Resuenan

En otra calle

Donde

Oigo mis pasos

Pasar en esta calle

Donde

Sólo es real la niebla”.

4.-Soneto XVII de Pablo Neruda

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio 

o flecha de claveles que propagan el fuego: 

te amo como se aman ciertas cosas oscuras, 

secretamente, entre la sombra y el alma.


Te amo como la planta que no florece y lleva 

dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores, 

y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo 

el apretado aroma que ascendió de la tierra.


Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde, 

te amo directamente sin problemas ni orgullo: 

así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres, 

tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, 

tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

5.- Bellísima de Eduardo Lizalde

“Y si uno de esos ángeles

me estrechara de pronto sobre su corazón,

yo sucumbiría ahogado por su existencia

más poderosa

Rilke, de nuevo”, encuentra el poema completo aquí.

Te puede interesar: 20 poemas latinoamericanos para dedicarle al amor de tu vida


Poemas de amor de libros famosos de América Latina

6.-Poema XV de Pablo Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.


Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.


Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.


Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.


Me gustas cuando callas y estás como distante.


Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.


Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.


Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.


Eres como la noche, callada y constelada.


Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.


Me gustas cuando callas porque estás como ausente.


Distante y dolorosa como si hubieras muerto.


Una palabra entonces, una sonrisa bastan.


Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

7.- A un general de Julio Cortázar

Región de manos sucias de pinceles sin pelo

de niños boca abajo de cepillos de dientes

 

Zona donde la rata se ennoblece

y hay banderas innúmeras y cantan himnos

y alguien te prende, hijo de puta,

una medalla sobre el pecho

 

Y te pudres lo mismo.

8.- Despedida de Jorge Luis Borges

Entre mi amor y yo han de levantarse 

trescientas noches como trescientas paredes 

y el mar será una magia entre nosotros. 


No habrá sino recuerdos. 


Oh tardes merecidas por la pena, 

noches esperanzadas de mirarte, 

campos de mi camino, firmamento 

que estoy viendo y perdiendo... 


Definitiva como un mármol 

entristecerá tu ausencia otras tardes.


Te puede interesar: 5 poemas latinoamericanos para dedicar cuando se sufre de desamor

Poemas de amor de libros famosos de América Latina

9.- Poema del amor lejano de José Ángel Buesa

Puedes irte y no me importa, pues te quedas conmigo

como queda un perfume donde nace una flor,

tu sabes que te quiero pero no te lo digo

y yo sé que eres mía, sin ser mío tu amor.


La vida nos acerca y a la vez nos separa,

como el día y la noche en el amanecer…

mi corazón sediento ansía tu agua clara,

pero es un agua ajena que no debo beber.


Por eso puedes irte, Pues te quedas muy hondo,

como se queda un ancla cuando un buque se va,

tu amor llama en la sombra, pero yo no respondo,

pues tu amor y la muerte tienen un más allá.


Parece un deseo así toda la vida es poca,

toda la vida es poca para un ensueño así,

pensando en ti, esta noche, yo besaré otra boca,

tu estarás con otro… pero pensando en mí.

10.- Síndrome de Mario Benedetti


“Todavía tengo casi todos mis dientes 

casi todos mis cabellos y poquísimas canas 

puedo hacer y deshacer el amor 

trepar una escalera de dos en dos 

y correr cuarenta metros detrás del ómnibus 

o sea que no debería sentirme viejo 

pero el grave problema es que antes 

no me fijaba en estos detalles”.


Te puede interesar: Los mejores poemas cortos que serán perfectos para tu próximo tatuaje

10 poemas de América latina que te harán volver a creer en el amor 0


Referencias: