12 cosas que debes saber si crees que eres un adicto a los libros
Letras

12 cosas que debes saber si crees que eres un adicto a los libros

Avatar of Alex R. Myrt

Por: Alex R. Myrt

14 de enero, 2016

Letras 12 cosas que debes saber si crees que eres un adicto a los libros
Avatar of Alex R. Myrt

Por: Alex R. Myrt

14 de enero, 2016

¿Alguna vez, en el andar de la vida, te has cruzado con personas que no habitúan a hacer, lo que tú haces? Como cuando la gente comienza a hablar de comida y escucharemos a algunos comedores compulsivos decir que su único talento es saborear; en otras ocasiones podremos tocar el tema de las películas y habrá quienes confiesen que son  los fans más fieles de Adam Sandler y, respeto a los gustos de cada quien, siempre encontraremos a personas que se reservan su comentario ante tal confesión.

Lo mismo sucede con los libros, en ocasiones a la gente no le gusta admitir que no lee cuando la conversación lo amerita; podría pasarnos cuando estamos en la primera cita o en una conversación casual con un profesor o con quien sea. Cuando eres un adicto a los libros te identifican generalmente en una conversación cuando hace su aparición la pregunta -¿Te gusta leer?- posteriormente, seguirán los autores, géneros y demás.


adicto a los libros

Un lector frecuente alargará la conversación lo más que pueda, pero un excelente lector frecuente jamás alardeará de las páginas leídas, sino de las lecciones aprendidas y las vivencias que le trajo experiencia.

Es por eso que te damos 12 tips para darte cuenta de que eres un adicto a los libros y alargar una conversación,  esperando retroalimentar con opiniones y quizá en alguna coincidencia letrada, se encuentre a un amigo o algo más. 

1.- No abandonan un libro…

Cada vez que adquieres un libro es porque dedicarás una considerable parte de tu tiempo y  atención a ello. Es poco probable que abandones un libro–por días, semanas o meses- si éste cumple con tus expectativas y el tema te interesa o te ha tomado simplemente.

Leyendo adicto a los libros

Leyendo

2.-  Nunca esperarás la película

Hoy, las filtraciones de la infinita información o los graduales avances de lo que viene en la escena cinematográfica a través de la web, nos permite ubicar personas que dirán: -espero que sea mejor que el libro- ahí se verán los primeros exploradores que se aventuran a leer para después retroalimentar el fanatismo con la recreación cinematográfica. Tú jamás esperarás a que salga la película.

3.- La lectura nocturna jamás te ayudará a dormir

Puede que en tu travesía a través de la lectura los problemas de insomnio ajenos a este excelente pasatiempo te asedien, o podría existir la posibilidad de que mueras por saber qué pasa en el capítulo siguiente; pero pase lo que pase, nunca, jamás, utilizaras a la lectura como una cura para el insomnio.

Nunca dormirás leyendo

Nunca dormirás leyendo

4.- El grosor no te asusta –obviamente del libro-…

La adquisición de algún título en específico será tu única razón para entrar a la tienda y posiblemente hayas visto sólo la portada, si eres de estos tenaces lectores compulsivos, el número de páginas o grosor de tu libro no te harán dar ni un paso atrás.  

5.- Te alejas de tu género favorito

Serás un explorador al estilo Alexander Supertramp (Ver In To the Wild). De haber visto el film, encarnarás al personaje en el ámbito de la exploración literaria, serás tan intrépido en el mundo de la literatura como tu disposición para devorar páginas lo permita.

adicto a los libros

6.- Eres un inconformista con muchas de tus lecturas

En el amor pasa, en las lecturas también; hay lecturas que son una pérdida de tiempo, ya que no superan la expectativa que tenías acerca del contenido, tendrás más ganas de terminar el libro para terminar con tu propio sufrimiento y posiblemente lo abandones unas horas, pero volverás de cualquier forma y ambas situaciones serán gratas experiencias.

7.- Jamás buscarás Spoliers

Si evitas lo anterior seguro jamás recurrirás a un spolier por muy aburrida que te sea la historia. No cambiarías el gusto de terminar un libro por una satisfacción que google te otorgó en cinco minutos, sería como elegir googlear porno frente a tu laptop, en vez de aceptar la invitación de tu pareja a su casa cuando nadie está en el recinto. 

8.-No puedes ir a ninguna parte sin un libro

Leerás en tu tiempo libre, en el baño, en tu cuarto, en el metro o puedes experimentar leer para otros mientras te la pases leyendo.

Dean Moriarty

Dean Moriarty

9.- Recomiendas libros como un doctor medicinas

Como en todo camino siempre habrá exploradores novatos y te pedirán que los lleves por el lado bueno de la fuerza, pidiéndote una recomendación literaria, es ahí donde tu concepción de cultura regirá la apertura que tengas acerca de lo que lees y lo que evitas recomendar por sentirte muy pro. Un buen lector tendrá la certeza de que siempre será viable hacer las preguntas suficientes para acercarse a la recomendación correcta. 

10.-Cuando te preguntan por tu libro favorito podrías proporcionar una lista

La pregunta favorita y precursora de fabulosas conversaciones siempre estará conformada por una serie de géneros literarios que componen tu gusto personal.

11.- Lees siempre y en todas partes

En ocasiones puedes estar en lugares o situaciones que te requieran una espera sin herramientas de entretenimiento, es ahí cuando algún lector frecuente sacará de su bolsillo, mochila o morral un libro que acompañe su espera.

Librería

Librería

12.- Los personajes de tu mente son como maestros después de haber leído un libro

La devoción hacia los personajes puede ser extrema como un alumno a su maestro, algo así como leer “On the Road” de Jack Kerouac y querer aventurarte a una travesía recorriendo tu país, o buscar a un maestro y encarnar a Carlos Castañeda siguiendo a ese sabio Don Juan.


Referencias: