PUBLICIDAD

LETRAS

7 consejos que debes seguir si quieres ser un escritor, según Antón Chéjov

Hace mucho tiempo que publico, he dado ya a la imprenta un quintal de cuentos y aún no sé dónde está mi punto fuerte y dónde mi punto débil.

Antón Chéjov

¿Escribir para quién? ¿Por qué? ¿Y para qué? No por fama, ni por dinero y tampoco para complacer a la crítica o por placer, eso recomendaba el escritor ruso Antón Chéjov. Escribe para tus lectores. Tú, bórrate. La escritura es un ejercicio tan ambiguo que quienes lo hacen desconocen el porqué y cuestionan que sea un ejercicio meramente intelectual, por lo que dudan si existe alguna especie de intervención metafísica, chispa, musa o duende que dirija el baile de las letras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Escribir duele, cuesta. No es fácil y aún así está el aspirante a escritor escribiendo y rescribiendo una línea hasta dar con la palabra precisa. Hay quienes los ven como sabios, quienes sacralizan el oficio y hay otros que los miran de soslayo, con tufo en la nariz porque es el zagaletón dedicado a las artes.

“Escribir duele, es un ejercicio aburrido y fastidiosísimo, ¿no creen?”, afirmó y preguntó el escritor venezolano Salvador Fleján, durante un taller de literatura. “Y porque duele y es aburridísimo cobro por ello, porque nadie como uno sabe lo que le costaron esos cinco mil caracteres”, remató. Pero “no acaba uno con la nariz rota por escribir mal; al contrario, escribimos porque nos hemos roto la nariz y no tenemos ningún lugar al que ir”, afirmaba Chéjov en una serie de intercambios epistolares con sus amigos, en los que sin proponérselo esbozaba consejos sobre el escribir como oficio.  

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Soledad y dolor. Esos grandes paréntesis que separan un momento de dicha de otro, parecen ser la gasolina de la literatura. De allí que Chéjov se excusa porque sus personajes tengan un tono melancólico o sean seres tristes o fracasados. Y refiere que mientras él es más feliz, más miseria y tristeza habita en sus personajes e historias, como una forma de exorcizar en la ficción los dramas para que no nos alcancen en la realidad.



“No tengo ganas de escribir; por lo demás, es difícil unir las ganas de vivir con las ganas de escribir”,
 una buena excusa de Chéjov, por esta razón te presentamos siete consejos que todo aspirante a escritor debe seguir para convertirse en un genio.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

1. Escribir sin prejuicios


La escritura de ficción no es un editorial. El prejuicio y la altivez moral de quien escribe únicamente empañan la fluidez de la historia. Los escritores son testigos y deben admitir con humildad que no entienden nada de este mundo. “El artista no debe convertirse en juez de sus personajes ni de sus palabras, sino en un testigo desapasionado (…) Lo único que necesito es tener el talento necesario para distinguir las opiniones importantes de las que no lo son, saber presentar a los personajes y hablar con sus propias palabras”.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

2. La belleza de la brevedad


El lenguaje sin adornos, la eliminación de adjetivos y adverbios, el uso moderado de datos. En definitiva, la belleza de lo breve. Sin artificios. “Acortar tú mismo hasta el nec plus ultra y reelaborar. Cuanto más breves sean tus relatos, más a menudo los publicarán. Pero lo esencial es esto: ten los ojos bien abiertos, vigila y suda, reescribe cinco veces el mismo relato, acórtalo, etc”.



PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

3. La importancia de la edición


Escribir-borrar-tachar-rescribir-desechar son parte del proceso. Alejarse del texto, reposarlo como los vinos y volver a éste cuando ya la intoxicación haya pasado. Chéjov aconsejaba guardar un relato en un baúl un año entero y al cabo de ese tiempo volver a leerlo. “Un escritor, más que escribir, debe bordar sobre el papel; que el trabajo sea minucioso, elaborado”.


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

4. Rumiar la idea, obsesionarse


Si vas caminando y escuchas una frase que te engancha, una frase que te hace desarrollar un relato entero en tu cabeza: no la tragues, rúmiala hasta que tenga el cuerpo y el color preciso. Hasta que se materialicen, sientas el olor, te obsesiones. Antes de ponerla en papel, cada frase debe permanecer en la cabeza un par de días para adquirir cuerpo”. Más breves que Chéjov, no te apresures.


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

5. Dios te guarde de los lugares comunes, hay que mostrar no afirmar



Si uno de tus personajes es malo. No lo digas. Muéstralo. Describe la maldad, pero… “Dios te guarde de los lugares comunes. Lo mejor de todo es no describir el estado de ánimo de los personajes; hay que tratar de que se desprenda de sus propias acciones…”.


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

6. No tener miedo de parecer tonto


Escribir sin miedo, con atrevimiento y originalidad. Llevar la imaginación al límite, permitirse un poco de libertad. “No tengas miedo de escribir tonterías”.


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

7. Leer y viajar



Quien lee y viaja tiene ventaja al momento de escribir, pues es la forma en la que se llenará de experiencias y de nuevas historias para contar. “Es posible que no consiga escribir, pero ni siquiera en ese caso el viaje pierde su fascinación: leyendo, mirando y escuchando, descubrirá y aprenderá muchas cosas”.




**

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Chéjov, quien trató a la medicina como a un cerdo, incursionó en la literatura de forma casual, pero ésta se convirtió en su principal sustento, por lo que en la actualidad sus relatos y concepciones sobre el oficio son referencias principales. De hecho, puedes disfrutar de muchos de sus relatos en línea, así como descubrir por qué se volvió un escritor fantasma en la literatura rusa.

Y para leer más de sus recomendaciones, consulta el libro: 

 "Sin trama y sin final. 99 consejos para escritores" (2002), de Antón Chéjov.






Podría interesarte
Etiquetas:consejos
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD