Letras

8 libros que te enseñarán todo sobre el mundo del BDSM

Letras 8 libros que te enseñarán todo sobre el mundo del BDSM



Nuestra relación era totalmente normal hasta ese momento en el que me pidió abofetear su rostro mientras teníamos sexo. Creo que exageré un poco, pero nunca pareció molestarle e incluso daba la impresión de estar esperando un poco más. En realidad, llevábamos poco tiempo saliendo cuando esto ocurrió; no me lo esperaba y no supe cómo enfrentarme a ello. La verdad es que nuestro noviazgo no duró; cabe aclarar que ninguna culpa estuvo ligada con las fijaciones en la cama. Sin embargo, sus enseñanzas quedaron tatuadas en mi piel (literalmente) y no he podido renunciar a ciertas prácticas.

Sadomasoquismo y libros


Me reconozco totalmente un analfabeta en estos lenguajes amatorios de la doblegación y el mandato, pero eso no omite aquel cosquilleo que me invade al saber que entre las sábanas no fluyen solamente líquidos de nuestros cuerpos, sino relaciones de poder. Esa oportunidad de hallar el sometimiento en circunstancias medianamente controladas lo puede solucionar todo en días extremadamente difíciles.

Como todo buen lego en una nueva materia, pensé inmediatamente que la respuesta se encontraría, quizá, en algún libro; mucha gente que conozco se opuso a mi idea de seguir con este hábito o se mofó ante mi búsqueda bibliófila, como si esta información no se documentara en ningún lugar y perteneciera al underground de hace dos siglos o más. Pero yo seguí, aunque poco ejercite las cosas que leo (no cualquiera está dispuesto a seguir la corriente durante el acto y unirme a un grupo de bondage no es mi máximo cometido).


Sadomasoquismo y libros


Para mi suerte, hallo constantemente títulos que explican a fondo todas mis dudas y aclaran uno que otro miedo –en disminución o incremento, da lo mismo– y elevan mi imaginación a niveles exponenciales. Entre mis últimas adquisiciones se encuentra, previamente diseñado así, un buen balance de novelas y manuales reales que cruzan cualquier acepción de la fantasía.

*Aviso: Aunque también existe material en español, lamentablemente los títulos más importantes para el estudio de estos ejercicios permanecen en inglés. Caso contrario a la literatura erótica.


Sadomasoquismo y libros


-
Ficticios

Una de las cosas más interesantes en la literatura erótica o que expone a la sexualidad en sus más rabiosos ámbitos de desempeño, es que cuentan, en algunos casos, con cientos de años en su haber y fueron juzgados en su época de impuros, escandalosos e inclusive heréticos. Ahora, en caso opuesto, son utilizados como fuente de inspiración o entretenimiento que no ofuscan a nadie mas que en el plano del deseo, de la experimentación. Algunas de estas obras son ya clásicos de la biblioteca sexual del mundo y no hay razón por la cual omitir su lectura.


“Historia del ojo” (1928) de George Bataille

"Acariciándose las piernas, deslizó por ellas el ojo. La caricia del ojo sobre la piel es de una suavidad excesiva... acompañada de una espeluznante sensación de horror".


“Trópico de Cáncer” (1934) de Henry Miller

“La subo sobre mí, mientras las cuerdas me resuenan en los oídos; la habitación está obscura y la alfombra pegajosa con el kümmel derramado por todas partes. De pronto, parece como si se acercara la autora: es como agua arremolinándose sobre el hielo y el hielo está azul con la bruma que se alza (…)”


Sadomasoquismo y libros

“Delta de Venus” (1977) de Anaïs Nin

“El placer que experimentaba Mathilde acariciando a los hombres era inmenso, y las manos de estos se deslizaban sobre su cuerpo y lo arrullaban de tal manera, tan regularmente, que raras veces la acometía un orgasmo. Sólo adquiría consciencia de ello una vez se habían marchado los hombres. Despertaba de sus sueños causados por el opio, con el cuerpo aún no descansado”.


“Los 120 días de Sodoma” (1904) de El Marqués de Sade

“Pasiones simples:

4. Un cuarto cura atrae a una niña hasta su cuarto y le chupa los mocos de la nariz.

5. Un quinto sacerdote enseña a una niña de ocho años a masturbarlo mientras él hace lo mismo con ella.

8. Un hombre se masturba solamente cuando ha envuelto la verga en la cabellera de una puta, y se viene sobre la cabeza de ella.

9. Un hombre alquila una ramera para que le rasque el culo con las uñas.

14. Un hombre contrata a una prostituta únicamente para que escupa en su boca; no hace nada más con ella.

16. Un cura se jacta de su capacidad para convencer a las muchachas de que lleven una vida pecadora, pero aun cuando durante treinta años ha convencido por lo menos a diez mil de ellas de que abandonen la virtud, jamás ha jodido (ni ha gozado en otra forma) con ninguna de ellas”.


Sadomasoquismo y libros


-
No ficticios

Creo, principalmente, que cualquier persona para nada versada en los terrenos del BDSM (Bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo, por un juego de siglas) podría tomar alguno de estos títulos al azar y explorar poco a poco ese lado verdadero que a veces se omite de la práctica salvajemente estilizada del sexo. Con una mezcla de consejos, estudios psicológicos e investigaciones sociológicas, estos trabajos advierten y acompañan un camino lleno de agujas y látigos.


Domination & Submission: The BDSM Relationship Handbook” (2013) de Michael Makai 

Prácticamente un libro de cabecera: consejos, herramientas, consideraciones y explicaciones son lo que encontrarás en este título cuando tu pareja (o parejas) y tú están dispuestos a seguir una sexualidad demasiado criticada por el resto.

 


Screw the Roses, Send Me the Thorns: The Romance and Sexual Sorcery of Sadomasochism” (1995) de Philip Miller

Retomando aspectos que pocas veces recordamos en el sado y sus afines, Miller centró su trabajo en el estudio del romance, las alianzas, las conexiones e incluso las espiritualidades que se es capaz de encontrar en una noche llena de leather y fuetes.

“Lo importante es que el sexo no haya sido únicamente una cuestión de sensación y de placer, de ley o de interdicción, sino también de verdad y de falsedad, que la verdad del sexo haya llegado a ser algo esencial, útil o peligroso, precioso o temible; en suma, que el sexo haya sido constituido como una apuesta en el juego de la verdad”.

 
Sadomasoquismo y libros


SM 101: A Realistic Introduction (1992) de Jay Wiseman 

Con el propósito de desmitificar estas prácticas, Wiseman ideó este libro que retrata a la perfección todas esas cosas que debes tener en mente al momento de atar a alguien en la cama.

 


The Loving Dominant (1994) de John Warren

Más allá de buscar encuentros sexuales o de caer en la casualidad de los encuentros, este libro aborda el tema como otra posibilidad de relacionarse.



“En todos los tiempos, y probablemente en todas las culturas, la sexualidad ha sido integrada a un sistema de coacción; pero sólo en la nuestra, y desde una fecha relativamente reciente, ha sido repartida de manera así de rigurosa entre la Razón y la Sinrazón, y, bien pronto, por vía de consecuencia y de degradación, entre la salud y la enfermedad, entre lo normal y lo anormal”.


Sadomasoquismo y libros


Aunque pocas cosas haya escritas en los terrenos del deseo capaces de una verdadera cercanía con el sexo, por lo menos estoy convencido de que el convencionalismo amatorio y las imágenes románticas de la entrega no son las propicias para mí. Por lo menos no a partir de ahora.


***
Te puede interesar:

Placer carnal de una noche de verano

El placer no tiene límites. Las mejores novelas eróticas de los últimos años






Referencias: