A veces no sé qué decirte porque haces que mi cuerpo tiemble
Letras

A veces no sé qué decirte porque haces que mi cuerpo tiemble

Avatar of Ivonne Mend

Por: Ivonne Mend

5 de junio, 2017

Letras A veces no sé qué decirte porque haces que mi cuerpo tiemble
Avatar of Ivonne Mend

Por: Ivonne Mend

5 de junio, 2017



Lo único que necesitas es el siguiente poema para confesar todo el amor que sientes:



A veces no sé qué decirte para que tengas un panorama simple, una percepción del fuego que quema mi pecho cuando estás cerca, y de toda la transformación que tu presencia en mi vida me ha dado.

A veces no sé qué decirte para que concibas lo que yo cuando tus ojos brillan frente a los míos, o cuando el silencio de pensarte allá lejos se me clava por todo mi cuerpo como espinas llenas de escozor y me doblan poco a poco. Quisiera que fuera posibles que advirtieras con mis ojos cómo toda la naturaleza se transforma si te pienso, si apareces, el mismo arcoíris reluce en cada insignificancia de la vigilia de esta vida.

A veces no sé qué decirte para que comprendas que mi amor no duerme, que vive soñando y descifrando su eternidad, porque si he de creer en inmortalidades, sólo creo en la del amor que pulsa imparable transfigurando vida y seduciendo el laberinto de la existencia.


poemas mujeres enamoradas

A veces no sé qué decirte, entonces con mis dos manos bajo el cuello en acto más violento o más sublime, voy arrancándome la piel que, obediente como un mar otoñal, se desprende de mí y me arrebata con furia todas las máscaras, las poses, las imágenes. Quedo a la espesa calidez de mi espíritu puro.

Ahora puedes distinguir mi corazón que es tuyo, las cicatrices que llevo conmigo y que me golpean rabiosas cada que olvido las lecciones aprendidas. Ahora puedes estudiar mi esencia y ver las sombras que me cobijan, los sueños que provocas, y la luz de tus ojos que le dan mejor forma a la mujer que soy. Y tus miedos que también son mi penitencia, y tus anhelos que inventan nuestra historia, que a ratos me ciegan, pero que a muchos otros ratos me hacen florecer.

Cuando tu cuerpo se estrella con el mío palidecen mis sentidos, revuelven cada una de mis fibras y me elevan al horizonte más pleno, anulan toda hambre en mí. Tu compañía me hace heredera de cada uno de tus gestos de ternura que procuras esconder, pero que para mí, a solas, son el más grande sacramento de tu amor.

poemas parejas palya

Te darás cuenta entonces que mi sangre corre por todas partes, puedes escudriñarla y descubrir en ella como una antigua música cada una de tus palabras que se mezclan con mi sombra, y en una especie de tónico mágico me empujan cada día a perseguir nuestros sueños y los míos; me impulsan hacerlo suceder con la cadencia más armoniosa, con la certeza de llevarte en mis venas. También distingue cómo tus caricias, tus besos, se trasmutan dentro de mí en colibríes secretos que entran y salen, que suben y bajan de un lado a otro creando toda una detonación de emociones, incendiando con mil matices todo mi ser.   

Ahora percibirás cómo cada que te pienso nacen en mi vientre extraños animales que revolotean por todo mi espacio, provocan un millón de agudezas, que se duplican una a una hasta traspasar mi piel y volverme un completo mural de placidez.

Creo que ahora, aunque no sepa qué decirte, podrás entender un poco todo el resultado que provocas en mi al compartir contigo mi cielo.


poemas parejas enamoradas


**

¿Sabías que eres la pieza perfecta que encaja con tu pareja?: "Nuestros cuerpos crearon la constelación perfecta".





Referencias: