INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Quiero que sepas que desde que te dije adiós me va muy bien

2 de noviembre de 2017

Fernanda Bribiesca



Todo lo que callamos se guarda en nosotros, se acumula hasta que el peso nos impide movernos hacia adelante. Cada discusión de la que salimos derrotados, cada tristeza que no lloramos, cada sueño que se queda sólo en la memoria, nos llena de ansiedad y arrepentimiento. Pero soltar las palabras, aunque no encuentren oídos, nos libera; y sólo con esa libertad podemos retomar el camino y seguir avanzando.


En el siguiente texto, Fernanda Bribiesca nos enseña a soltar todo aquello que vive dentro de nosotros y nos envenena.





AMOR PRETÉRITO


Se dice que los amores que nos suceden nos van enseñando lo que debemos saber y nos guían en el camino para poder decidir en algún momento, y tener muy en claro cuáles son las características que queremos que tenga la persona que vamos a escoger para caminar de la mano. 


Ésta es una carta para agradecerte y despedirme; aunque siga pensando que nuestro amor no merecía acabarse, el tiempo pasó y nos cambió, como pasa con todo y con todos, nos llevó con él y hoy no nos encontramos.


Voy a empezar contándote que mi corazón te conoció en el momento más débil. Llegaste cuando pensaba que no había razones para creer. Apareciste cuando me había desenamorado de todo, hasta de mí. Fuiste la luz más brillante.


Nunca conocí una manera de enamorar como la tuya; con tus libros y tus canciones, con tu ropa formal y tu intelecto. Me enseñaste a cambiar, a crecer, a tomar oportunidades que se presentan una sola vez, a besar, a vestir y a desvestir, a dormir y a saber qué hacer con mi insomnio.


Quiero que sepas que desde que te dije adiós me va muy bien, que me muero de tristeza cuando pienso que ya no puedo compartir contigo, que se me escapan las lágrimas cuando me acuerdo de ti, y que estoy convencida de haberte dejado ir.


Déjame contarte que me enseñaste a querer, a quererme. Me enseñaste tan bien este arte que el día de hoy te digo adiós para sentirme mejor, para sentirme libre y para sentirme amada.


Me despido de ti, rompiendo tu corazón acostumbrado que dejó de estar enamorado hace ya un tiempo. Me despido de ti decepcionándote por no ser lo que pensaste; y lo más importante de todo, me despido de ti pidiéndote perdón por ponerme a mí antes que a ti después de todo este tiempo.


Hoy estoy de acuerdo con la idea de que el amor nos transforma y de que él mismo se transforma, porque hoy te escribo con ese amor en forma de agradecimiento, de tristeza y de recuerdo; convencida de que la manera en la que me enseñaste a amarte, es y será para siempre mi forma favorita de amar la vida.


Le escribo a tu corazón roto, porque cuando pienso en él quiero cantar todas las canciones tristes. Le escribo a tu corazón roto que me mata de ganas por repararlo. Te escribo con mi corazón roto que ya no puede ser.


Termino estas palabras afirmando que ya conocí al amor de mi vida; contando que lo dejé ir por todo lo que me enseñó, por todo lo que me amó y por todo lo que dejó de ser.


Lo hiciste todo bien, no tengo a quien culpar.


**


Si no has superado a tu amor, tienes dos opciones: leer estos poemas para los que no quieren olvidar o tratar de seguir adelante leyendo estos 5 poemas para superar una despedida.



TAGS: Poemas Nuevos escritores escritoras
REFERENCIAS:

Fernanda Bribiesca


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS