Ateneo de la Juventud. Jóvenes con ideales de cambio

jueves, 4 de octubre de 2012 12:19

|jorgedvillar

"Volved los ojos al suelo de México, a los recursos de México, a los hombres de México... A los que somos en verdad".
Antonio Caso.

 

 

Las personas o grupos que buscan generar un cambio en la historia cultural son por lo general desconocidos y poco se sabe de sus aportaciones en el plano intelectual y artístico de un país.

El Ateneo de la Juventud mexicana fue una asociación civil que tenía como propósito erradicar la vieja forma de ver y pensar la cultura para verla como esencia de la educación y el desarrollo del país tomando como semillas de cambio a personajes como Antonio Caso, José Vasconcelos, Alfonso Reyes y Diego Rivera, por mencionar algunos.

 

 

Integrado principalmente por estudiantes o egresados del nivel superior, hartos del viejo régimen porfirista y del grupo de intelectuales que le daba ideología a su gobierno (Los científicos), esta asociación hacía presencia en diferentes ámbitos de la vida cultural y como Alfonso Reyes menciona: “El porfiriato daba síntomas de caducidad y la paz proclamada por el régimen también envejecía”

Jóvenes con apenas un número reducido de publicaciones de artículos, poemas o escritos, toman la batuta intelectual de un país y comienzan a sembrar nuevos ideales en temas como la educación, las artes y lo más importante, la cultura; esto, a partir de la creación de centros y universidades dedicadas a impartir y darle importancia a los temas culturales y artísticos.

 

 

La desesperación de los nuevos jóvenes mexicanos dio frutos en 1909, año en el que como menciona Susana Quintanilla, autora del libro: “Nosotros. La juventud del Ateneo de México”, "La historia intelectual mexicana del siglo XX comienza". 

Los integrantes del movimiento llamaban al gobierno a "dotar" a la educación en México de una visión más amplia que rechazara el determinismo biológico, el racismo y que encontrará una solución a los problemas causados por los ajustes sociales generados por los grandes procesos de cambio que en México se estaban generando, como la industrialización y la urbanización.

 

 

La creación del Ateneo de la Juventud marcó la ruptura entre la nueva generación y la tradición literaria del siglo XX; iba en contra de una educación oficial científica y positiva nacida de la Reforma y establecida en el porfiriato, la cual había alejado de las aulas el cultivo de las humanidades.

Además de la creación de universidades (Universidad Popular Mexicana) y centros dedicados al arte, El Ateneo de la Juventud mexicana logró introducir a México nuevas prácticas para la producción y la difusión de las humanidades, principalmente de la literatura, la filosofía y la filología.

 

 

Es así que la llamada generación del Ateneo, propuso la libertad de cátedra y de pensamiento pero su objetivo principal era la reafirmación de los valores culturales, éticos y estéticos en los que México y América Latina lograron emerger como una nueva realidad social y política, dejando a un lado el desdén del porfiriato por el nacionalismo mexicano que se vio reflejado en una afición por otras culturas como la francesa, alemana y norteamericana;así con el objetivo del ateneo, se dio un carácter latino y nuevo a las ideas y pensamientos mexicanos.

 

 

El Ateneo de la Juventud llegó a tener cerca de cien miembros y vivió hasta 1914. 

¿Qué sigue?

TAGS:
REFERENCIAS:
jorgedvillar

jorgedvillar


  COMENTARIOS