Nuestro error más grande fue amarnos sin miedo

Nuestro error más grande fue amarnos sin miedo

Por: Cultura Colectiva -

Te compartimos Barquitos de papel, cuento de amor sobre entregarse sin miedos ni reservas.


A veces el error es amar con todo, sin reservas, ¿pero cómo se puede poner freno a algo que brota de los poros? Te compartimos Barquitos de papel, cuento de amor sobre entregarse sin miedos.

El siguiente texto fue escrito por La Maga.

Nuestro error más grande fue amarnos sin miedo 1

BARQUITOS DE PAPEL (FRAGMENTO)

Nuestra relación fue un barquito de papel en un charco inmenso. Los primeros instantes todo parece muy bien, hasta que se va mojando y absorbe toda el agua posible y simplemente llega un momento en el que deja de flotar hasta hundirse. Quizás ese fue nuestro error más grande, el amarnos, el amarnos sin cuantificar y darnos todo en una pequeña ración, pero... ¿el amor no se trata de eso? ¿No nos han enseñado por años que de eso se trata el amar? ¿El amor se trata de darlo todo sin pensarlo? ¿Cómo es posible cuantificar algo que brota por los poros? 

Siempre he pensado que el amor no se puede ocultar, y que si se siente se demiestra, muchos han criticado esa forma de pensar, de darlo todo sin temer y de no ocultar lo que se siente, pero si nos ponemos a pensar no tenemos la certeza de cuánto tiempo podremos estar aquí. ¿Cuántas cosas nos callamos por temor al rechazo? Algo que tengo muy claro es que nunca me arrepentiré de amarle a él, de elegirlo a él y demostrar ese amor que sentí por él. En su momento él fue lo más bonito que me pudo ocurrir, llegó en un momento que no se esperaba, aunque suene a cliché, llegó en el momento justo, justo para él, justo para mí, justo para encontrarnos y ser mejores juntos, hasta destruirnos. 

Existen amores que son antídoto y veneno, él era una de esos, era mi todo y a la vez nada. No sé si era mi alma gemela, mi hilo rojo, mi alma cósmica, no hay forma de averiguar eso. Pero es claro que si el destino hubiese querido, nos hubiera puesto antes el uno frente al otro. ¿Qué pudo cambiar?, si siempre estuvimos tan cerca, desde pequeñas casualidades, hasta las más estúpidas coincidencias. 

Pudimos ser amigos o simplemente saber de la existencia uno del otro desde mucho tiempo antes, pudimos conocernos en alguna fiesta, vernos quizás en alguna plaza comercial, pero no. El destino conspiró para que nos conociéramos cuando mi mundo empezaría a derrumbarse. 

Todos hemos cargado con algo tan trágico que nos va matando por dentro, en algún punto de nuestra vida tiene que ocurrir para así saber que estamos vivos, los dos habíamos pasado por eso, no sé, quizá fue eso lo que nos unió. Él me quiso, él me abrazó cuando nadie más lo hacía. Era un episodio donde algunos me querían sólo como objeto y no como esencia. Como dije antes, él llegó en el momento justo, él me quiso, él me amó de una manera distinta, de la forma más bonita en la que alguien me ha amado. No fue mi primer amor, eso lo tengo muy claro, pero él fue y es un amor que me marcó y lo seguirá haciendo.

Nuestro error más grande fue amarnos sin miedo 2

Te compartimos estos poemas de tristeza, dolor y decepción. También puedes leer este poema triste para cuando extrañas a un amor.

Tú también puedes compartir tus poemas con el mundo. Envía un texto de prueba a [email protected] y conviértete en colaborador de la sección de Letras.

Referencias: