PUBLICIDAD

LETRAS

Labios rozados por la eternidad bendicen nuestra dulce y triste historia

A continuación se comparte otro breve pero incisivo texto escrito por la joven autora cumanense Margarita Liendo Osuna, cuya poesía desborda los límites de los universos poblados por el erotismo, el amor y el desamor.

Brillo esencial de una vida nocturna

Incandescente e inoportuno descalabraste mis ágiles movimientos

recordando el pasado más próximo en un vaso de agua

su reflejo espurio, su calidad diamantina.

Enredado en el llanto, se secaron los ríos de tus venas

bebiste insaciable de mis pechos, de mi cuerpo entero

rendido ante tus caballos y tus huestes de bárbaros fonemas.

Luz de la aurora bañó tus cabellos y le dio nombre a tu sombra de espaldas al firmamento

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

luz de la aurora, detenida como perla, en lo más alto del cielo

creaste este vacío en mí, la distancia entre tu cuerpo y aquel árbol

donde reposan como frutas las cenizas

de los pétalos quemados con mi inútil esperanza.

En el día perecen las posibilidades, pero en la noche, en el camino de tu almohada, renacen

prendados en esa mirada, en el calor fortuito que generas cuando me tocas

labios rozados por la eternidad bendicen nuestra dulce y triste historia

contando las esferas y el aliciente exterminio de cosas que no se cuentan.

Dejémonos llevar una vez más por la buena estrella

permítete entenderme, no me retes, sigue a la luna en el espejo de la corriente

contrae tus patrimonios, persígnate ante mi cadera y abre la boca

recibe el regalo divino y húmedo

es la vida en movimiento.

*

Las imágenes que acompañan al texto pertenecen a Sophiea Nots.

Puedes apreciar más de su trabajo fotográfico aquí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

***

La vida es demasiado corta para vivirla pensando en el pasado. El tiempo es un estado mental y los días pasan por algo.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD