Poema para los que nunca dejarán de perseguir su sueño de ser ellos mismos

Jueves, 11 de enero de 2018 18:11

|Cultura Colectiva



La poesía ayuda al escritor a lidiar con los dolores de su condición humana y de la sociedad. Esos dolores no siempre son una experiencia íntima, porque a veces el entorno en el que crecemos también resulta doloroso y difícil de entender. En el siguiente poema de Lidia Martínez, el Yo poético cuestiona los mecanismos a través de los cuales cada individuo se conecta con los otros.





CADENAS DE LA SOCIEDAD


Somos tus más y tus menos junto a los míos,

somos lo que quisimos ser dentro de nuestra baraja,

pero aun así, somos y queremos ser.


Queremos seguir siendo,

queremos más colores con los que pintar

y más cartas con las que jugar.


Perseguimos sueños y por el camino vamos siendo.

Aprendiendo a ser, a buscarte y a encontrarte.

Buscarte a ti entre un millón de matices,

buscarte entre todo lo que hoy sabes y lo que sabrás mañana.

Buscar y encontrarte.


No hoy ni mañana, ni nunca quizás.

Buscar piezas del puzzle y montarlo.

También gracias a otros soy.

Intercambiar piezas del puzzle para encontrar las correctas.

Soy y somos.


Somos gracias a todos aquellos ojos que nos ayudaron a ver.

A todos aquellos que nos dieron una buena pieza,

de esas que encajan a la perfección.

Durante toda una vida estamos en construcción,

así que sé cada día un poco mas tú.


**


El texto anterior fue escrito por Lidia Martínez.


**


Desde la poesía también se puede hacer la revolución. Aquí te compartimos un poema que demuestra por qué la sociedad está condenada a destruirse.



Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS